Carrera verde, una iniciativa a favor de los bosques

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Abril 2018
compartir
carrera verde, carrera verde colombia, carrera por los bosques, árboles, protección de los árboles, cuidado de los árboles, ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero
Más de 2.000 personas participaron en la carrera que se disputó este domingo en Medellín. Foto: CarreraVerdeCol.
El domingo se llevó a cabo en Medellín una edición más del certamen atlético que previamente se había realizado en Bogotá. La siembra de árboles y darle un respiro al ambiente, son sus objetivos.
 
La Carrera Verde, busca hacer conciencia entre la ciudadanía sobre la importancia de los bosques y su biodiversidad, es la primera competencia a nivel latinoamericano que tiene la certificación Gold Green Race, otorgada a los deportes responsables con el medio ambiente. También es la primera carrera en el mundo certificada como ‘Carbono Neutro’.
 
Además, busca contribuir con la restauración de los bosques del país, teniendo en cuenta que estos cumplen un rol vital para los seres humanos y todas las especies del planeta, es por eso que todos deberían involucrarse en su restauración y conservación. Según la ONU, Colombia es uno de los 11 países con mayor pérdida de superficie forestal en los últimos 25 años. Solo en el 2016 fueron taladas más de 178 mil hectáreas de árboles. (Lea: Los bosques, sistemas vitales y adaptables a la innovación)
 
Para lograr cumplir con estos objetivos, por cada participante inscrito en la Carrera Verde se sembrarán tres árboles bajo el esquema de restauración ecológica, el cual permite la recuperación de un ecosistema con respeto a su salud, integridad y sostenibilidad. Los participantes mismos pueden asistir a las jornadas de siembra, en las reservas y zonas priorizadas por las entidades gubernamentales de Medellín y Bogotá.
 
Importancia de los bosques
 
Los bosques nativos cumplen un papel fundamental. La deforestación no solo acaba con las especies vegetales, también afecta el suelo, ya que este queda expuesto a los cambios del clima; pero aunque estos demoran cientos de años en regenerarse, la plantación de especies, propias de esos ecosistemas, facilita el proceso.
 
Son muchos los servicios ambientales que estos prestan, por ejemplo son hábitat de diferentes especies que necesitan de ellos para sobrevivir; mitigan los impactos de las sequias y las lluvias extremas, infiltran el agua de manera más eficiente, lo que los convierte en protectores de los suministros del agua que consumen los seres humanos. (Lea: Cómo hacer que la ganadería sea amiga de selvas y bosques)
 
Son excelentes sumideros de carbono (es decir que lo absorbe), libera oxígeno y es un símbolo cultural muy importante para comunidades indígenas y campesinas. La madera, por ejemplo, es una importante fuente energética que representa aproximadamente el 45 % del suministro de energía renovable del mundo.
 
De hecho, la dendroenergía (energía obtenida de combustibles derivados de la madera) es mucho más sostenible que el uso de combustibles fósiles y, por tanto, impulsa el desarrollo económico y mitiga los efectos del cambio climático.
 
Los bosques cumplen un rol vital para los seres humanos y todas las especies del planeta, es por eso que todos deberían involucrarse en su restauración y conservación. Según la ONU, Colombia es uno de los 11 países con mayor pérdida de superficie forestal en los últimos 25 años. Solo en el 2016 fueron taladas más de 178 mil hectáreas de árboles. (Lea: Los bosques en Guaviare tienden a desaparecer)
 
Es por eso que nacen iniciativas como la Carrera Verde, que busca restaurar esos ecosistemas, involucrando a distintos sectores y a las personas del común. Gracias a esto, a la fecha se ha podido sembrar 84 mil árboles en las reservas biológicas de Encenillo (Guasca, Cundinamarca), El Silencio (El Retiro, Antioquia) y Cachalú (Encino, Santander), así como en el área Metropolitana de Medellín y municipios aledaños.
 
Esta y otras buenas prácticas ambientales han hecho de esta carrera la única en el mundo con certificado Carbono Cero y la primera en América Latina en contar con la certificación Gold del prestigioso Council for Responsible Sports.