Estas son las principales causas de la degradación de la estructura del suelo

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Octubre 2017
compartir
Conozca las principales causas de la degradación de la estructura del suelo, FAO, El valor del suelo, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
La degradación de la estructura del suelo requiere análisis físicos antes de ser revelada e identificadas su extensión, naturaleza y causa. Foto: FAO
Este es un problema mundial que ocurre en todos los suelos y niveles de producción agrícola. Afortunadamente es reversible y su ocurrencia es previsible o al menos controlable
 
Según el informe ”El valor del suelo”, publicado en 2015 por la iniciativa ”La economía de la degradación de la tierra”, una plataforma de discusión entre políticos, científicos y sector privado para el desarrollo de datos globales sobre los beneficios económicos del suelo, en términos de valor de los servicios ecosistémicos, la degradación del suelo entraña unas pérdidas de entre un 10 y un 17 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, un problema que además amenaza con forzar la migración, en la próxima década, de unos 50 millones de personas.
 
De esa magnitud es el problema de la degradación estructural del suelo.
 
Los suelos que se han compactado presentan problemas como la reducción de la profundidad efectiva para el desarrollo radicular, reducción del área con nutrientes disponibles, reducción de la capacidad de almacenamiento de agua en el suelo, limitación del movimiento de agua en el suelo, reducción de la aireación del suelo en épocas húmedas, baja respuesta del cultivo a la aplicación de fertilizantes, entre otras. (Lea:
 
De acuerdo con el documento Soluciones para la compactación del suelo, la degradación de la estructura del suelo, muchas veces llamada compactación del suelo, es considerada la forma más seria de degradación de la tierra causada por las prácticas de labranza convencional.
 
Paradójicamente, de todos los tipos de degradación de tierras, la degradación de la estructura del suelo es reversible y su ocurrencia es previsible o al menos controlable. La degradación de la estructura del suelo es un problema mundial que ocurre en todos los suelos y niveles de producción agrícola.
 
El mismo estudio señala que la degradación de la estructura del suelo no está limitada a las grandes fincas mecanizadas. Los equipos de tiro humano y animal pueden también causar la degradación de la estructura del suelo. El pisoteo de caballos y bueyes produce presiones sobre la tierra de hasta 150 kPa y 250 kPa, respectivamente (el kilopascal (kPa) es una unidad de presión que equivale a 1 000 pascales). Estas presiones son al menos iguales o mayores que las causadas por un tractor de ruedas.
 
¿Qué es la degradación de la estructura del suelo?
 
Es una reducción del espacio poroso entre los agregados. El suelo compactado no proporciona espacio adecuado para el almacenamiento o movimiento del aire y el agua del suelo.
 
Más importante aún es que los grandes poros continuos del suelo se pierden o se reducen en sus dimensiones conduciendo a un movimiento lento del agua y a una aireación reducida. El crecimiento de las raíces y de la fauna del suelo también se reduce.
 
A diferencia de la erosión y la salinización que dan una fuerte evidencia superficial del fenómeno, la degradación de la estructura del suelo requiere análisis físicos antes de ser revelada e identificadas su extensión, naturaleza y causa. La combinación del alto costo y la «invisibilidad» hacen de la degradación de la estructura del suelo un gran riesgo para el desafío de la seguridad alimentaria global.
 
Las principales causas de la degradación de la estructura del suelo son las fuerzas de las ruedas de la maquinaria y los implementos agrícolas, especialmente cuando el suelo está húmedo o saturado, momento en que suelo es más propenso a la deformación.
 
En los sistemas de cultivo mecanizado el uso continuo de implementos de labranza, especialmente los arados y rastras de discos, los arados de vertedera y los rotovadores durante largos períodos, frecuentemente repercuten en la formación de pisos de arado densos que contienen pocos poros grandes capaces de ser penetrados por las raíces de los cultivos. El piso de arado se desarrolla debajo de la profundidad a la cual el suelo es labrado y con frecuencia presenta superficies superiores lisas con poros sellados causados por la acción de frotación de la reja y el talón de los arados de vertederas. El grado de compactación depende de la presión ejercida por los implementos sobre el suelo.