Esto esperan los palmeros del nuevo gobierno

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Agosto 2018
compartir
Palma de aceite, Colombia, Catatumbo, Planta Extractora Catatumbo, sustitución de cultivos ilícitos,  generación de energía limpia, infraestructura, seguridad, Carlos José Murgas, Iván Duque, lucha contra el contrabando, biocombustibles, biodiesel, reducción de Gases Efecto Invernadero, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
La mejora en la infraestructura vial, las garantías de la seguridad física y la lucha contra el contrabando fueron los principales llamados que desde el sector hicieron al Gobierno. Foto: Fedepalma
En la inauguración de la Planta Extractora Catatumbo, los palmeros además de reiterar la apuesta al progreso, sustitución de cultivos ilícitos y generación de energía limpia, le piden al gobierno mejora en la infraestructura vial, garantías de la seguridad física y lucha contra el contrabando.
 
La inauguración en Tibú de la planta Extractora Catatumbo S.A., con la asistencia del presidente de Colombia, Iván Duque Márquez y su Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, y cerca de 1.000 productores de la región, es un nuevo hito que refleja el rápido crecimiento y consolidación de este sector, en una región fuertemente afectada por el conflicto y los cultivos ilícitos.
 
Carlos José Murgas, Presidente de la Junta Directiva de Extractora Catatumbo, señaló durante el acto de inauguración de la planta que “el cultivo y la agroindustria de la palma de aceite, han demostrado ser el mecanismo más eficaz para la sustitución de cultivos ilícitos en la región del Catatumbo.
 
Indicó que proyectos de esta naturaleza son los que generan las condiciones de paz que el país necesita, resaltó el tesón de los 962 socios que han acompañado este sueño, “fruto del esfuerzo mancomunado de familias que han decidido apostarle a una iniciativa lícita, que les ha permitido superar innumerables retos”.
 
Argumentó que, además de los empleos totales que genera la palmicultura en la región, “nuestra organización genera 227 empleos directos, entre ingenieros, operarios de la extractora y profesionales y colaboradores que prestan asistencia técnica para el mejoramiento de la productividad, para prevención y control de enfermedades fitosanitarias y acompañamiento en la gestión del cultivo de manera sostenible. En 2017, las áreas cultivadas por nuestros productores aliados, produjeron cerca de 300.000 toneladas de fruto de palma fresca, cuya ventas le inyectaron a la economía regional más de $ 100.000 millones de pesos”.
 
Lo que se espera del nuevo Gobierno
 
Los empresarios y el gremio aprovecharon la visita del Presidente Duque para presentarle algunas propuestas de cara al desarrollo de la palmicultura en la región.
 
La mejora en la infraestructura vial, las garantías de la seguridad física y la lucha contra el contrabando fueron los principales llamados que desde el sector hicieron al Gobierno.
 
Sin una infraestructura vial adecuada será muy difícil mejorar la competitividad, ya que son muy precarias las condiciones bajo las cuales hoy se transporta el fruto y el aceite de la zona hacía los mercados, entre ellos el de exportación”, señaló el Presidente Ejecutivo de Fedepalma.
 
Frente al contrabando, Carlos José Murgas Dávila señaló que “dado que hay ingreso al país de aceite y oleína de contrabando, con un alto componente de lavado de dinero y de evasión tributaria, se hace necesario reforzar las medidas actuales de control”.
 
Igualmente, señaló como el incremento del IVA de los aceites y grasas a 19 %, siendo el único de los alimentos de la canasta familiar que se le aplica este tributo en ese nivel, genera condiciones favorables para el contrabando.
 
Esta problemática es particularmente sensible en las zonas de frontera y es más acentuada en la frontera con Venezuela. Por esta razón, señalaron al Presidente la importancia de que el IVA de los aceites y grasas sea de 5 %, como lo es en otros alimentos de la canasta familiar.
 
Tanto Carlos José Murgas, como Jens Mesa, destacaron algunas acciones del orden nacional que podrían mejorar las condiciones de inversión y desarrollo del sector, lo cual sin duda tendría un impacto positivo en el Catatumbo también. Entre esas acciones propusieron al Presidente retomar una política sobre los biocombustibles con la finalidad de incrementar la mezcla de biodiésel y usar adecuadamente la capacidad instalada que hoy se aprovecha en menos del 50% al haberse estancado la mezcla en menos del 10%.
 
Recordaron que esa política no sólo impulsaría al sector palmero, sino que contribuiría al cumplimiento de las metas de reducción de Gases Efecto Invernadero del 20% al 2030 con las que el gobierno está comprometido, así como a reduciría las emisiones de material particulado en las ciudades, mejorando la calidad del aire y su impacto en la salud de muchos colombianos.
 
Fuente: Fedepalma