Sistema autónomo optimiza riego de cultivos en laderas

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Julio 2018
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, Juan David Pulido, de Ingeniería Electrónica, Juan David Ramírez y Alejandro Moreno, de Ingeniería Eléctrica, agricultura irrigada, salinización del suelo, erosión hídrica
El sistema de riego eficiente tiene un costo aproximado de $200 mil. Foto: Agencia de Noticias UN.
Este prototipo de riego eficiente le permitiría al agricultor mantener húmedos y fertilizados los cultivos de café, tomate y hortalizas en terraza, entre otros, a un bajo costo.
 
El sistema fue desarrollado por los estudiantes Juan David Pulido, de Ingeniería Electrónica, y Juan David Ramírez y Alejandro Moreno, de Ingeniería Eléctrica, de la Universidad Nacional sede Manizales, como trabajo final de la asignatura Agrónica (unión del agro y la electrónica para encontrar soluciones a problemáticas), de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura.
 
Los estudiantes explican que los riegos actuales no son tan eficientes porque la mayoría desperdicia agua y requieren de personal que opere el sistema y que revise continuamente el cultivo para evitar saturaciones que puedan afectarlo. (Lea: Los sistemas de riego, en medio de grandes retos y oportunidades)
 
Este prototipo no requiere personal constante, pues al encenderlo se activa el sistema de control, que se encarga de abrir las válvulas para el respectivo riego.
 
El sistema consta de una línea de riego madre, o principal, ubicada en forma vertical al cultivo y adherida a los tanques de líquido y fertilizante, que son los que comúnmente se encuentran en esta clase de sistemas.
 
Dicha línea abastece a otras secundarias que van perpendiculares a esta en cada surco del cultivo, donde existe un sensor de humedad sincronizado con un centro de control o un arduino (sistema de hardware y software). (Lea: Así funciona el riego a través de paneles solares)
 
El sistema permite a su vez abrir o cerrar una válvula ubicada en el inicio de la línea del surco, para proporcionar el riego desde los tanques. “El prototipo también tiene un sensor de lluvia para evitar riegos en cultivos descubiertos”, precisa el estudiante Juan David Pulido.
 
Los investigadores indican que el país cuenta con cerca de 900 mil hectáreas de agricultura irrigada, localizadas en su mayor parte en el centro cálido, los valles del Magdalena, Cauca y Tolima, y el nordeste próximo a la frontera con Venezuela, a lo largo de la costa del mar Caribe.
 
Sin embargo “estas se localizan en zonas planas, por lo cual los sistemas de riego están diseñados específicamente para tales lugares y no consideran las zonas de ladera, las cuales requieren otros sistemas”, argumenta el estudiante Moreno. (Lea: Sistemas de riego, beneficio clave para el agro colombiano)
 
De otro lado, el estudiante Ramírez puntualiza que “cerca del 90 % de la superficie agrícola se riega mediante sistemas por gravedad, es decir que desde las partes altas se va regando todo el cultivo. Por lo regular, la parte baja queda más humedecida por la presión del agua”.
 
Al respecto, explica que con este nuevo prototipo creado en la U.N. Sede Manizales se puede controlar la presión del agua evitando la saturación del suelo que produce la pudrición de la raíz en el cultivo y la pérdida de nutrientes cuando se abona por medio del riego.
 
Este sistema es relativamente económico, alrededor de $200 mil. “Todo depende de la cantidad de surcos que posea el cultivo de una ladera”, precisa. (Lea: Orinoquía carece de sistemas de riego por falta de inversión)
 
Por último, los investigadores manifiestan que el país tiene un potencial considerable para expandir el territorio bajo riego, debido a sus altas precipitaciones y su suelo volcánico fértil, que crean condiciones favorables para una amplia variedad de cultivos.
 
No obstante, aclaran que en general la eficiencia de los sistemas de riego es muy baja, lo cual contribuye a la salinización del suelo y la erosión hídrica. Además la presencia de escorrentía agrícola, en la que se incluyen los productos químicos de los fertilizantes y pesticidas, está aumentando en los ecosistemas colombianos.
 

Fuente: Agencia de Noticias UN.