Una tarea única en el mundo: proteger los derechos de un río

Por: 
*Luis Gilberto Murillo
31 de Octubre 2017
compartir
río atrato, ríos de colombia, ríos del chocó, derechos del río atrato, luis gilberto murillo, ministro de ambiente, ministerio de ambiente, ganadería colombia, contexto ganadero, noticias ganaderas colombia
La iniciativa beneficiará considerablemente a los habitantes de la ribera del río. Foto: Cortesía.
El compromiso del Ministerio de Ambiente consiste en la articulación de entidades que trabajen por proteger el principal afluente del Pacífico colombiano.
 
Por el río Atrato ha pasado durante décadas la vida de toda una región, las innumerables lanchas que han recorrido sus aguas buscando la capital del Chocó, buscando agua arriba las poblaciones que se construyeron en sus riberas, lanchas que han conocido la historia de un pueblo que día tras día convivió con el río Atrato, viviendo de él, con él y para él.
 
De sus aguas sale la pesca que a diario extraen los robustos brazos de los habitantes de las poblaciones que surca el río, a él llegan los afluentes de la selva chocoana, afluentes que cada día se hacen más pequeños, menos ruidosos y más contaminados, entre otros factores, por la explotación minera ilegal, la tala indiscriminada de sus bosques y la contaminación que trae la población de sus riberas. (Lea: Sector ganadero del Chocó también ha sentido ausencia del Estado)
 
La población pidió que se brindara algún tipo de protección al río del que dependen sus vidas, que no se pierda la columna vertebral del Chocó en medio de la contaminación generada por el mercurio que usan en la explotación aurífera, que regulen el uso del agua, que se le entienda como la vena viva de la cultura regional.
 
Años de ruegos y peticiones llegaron a su fin
 
La Corte Constitucional, por medio de la sentencia T-622 de 2016, RECONOCE al río Atrato, su cuenca y afluentes como una entidad sujeto de derechos a la protección, conservación, mantenimiento y restauración a cargo del Estado y las comunidades étnicas.
 
La Corte también ordenó al Gobierno nacional ejercer la tutoría y representación legal de los derechos del río en conjunto con las comunidades étnicas que habitan en la cuenca del río Atrato en Chocó; de esta forma, el río Atrato y su cuenca -en adelanteestarán representados por un miembro de las comunidades accionantes y un delegado del Gobierno colombiano, serán los guardianes del río
 
Para tal efecto, el Ministerio de Ambiente ha dado inicio a la articulación de entidades que trabajan por la restauración de los derechos del principal afluente del Pacífico colombiano.
 
El Gobierno Nacional nos designó como veedores del cumplimiento de estos derechos en representación del nivel gubernamental, al lado de las comunidades étnicas que habitan en la cuenca y que comparten con nosotros esta labor. Una responsabilidad que implica integrar las acciones de las entidades y comunidades responsables de la recuperación del río Atrato, con las políticas que se vienen desarrollando desde el Ministerio de Ambiente, con el fin de proteger este afluente vital para el Pacífico y el país. (Lea: Gobierno endurecerá medidas en su lucha contra la deforestación)
 
Creamos una estructura organizacional, un plan de trabajo con cronograma y fases de cumplimiento, eligiendo los guardianes del río Atrato entre miembros de las comunidades afrocolombianas e indígenas del Chocó, quienes también asumen la responsabilidad de representar los derechos de este afluente, frente al Minambiente, quien después del Decreto 1148 de 2017 se convierte en el representante legal del Atrato.
 

*Ministro de Ambiente.