Así puede evitar el enmalezamiento del pastizal durante su establecimiento

Por: 
Werner Gutiérrez Ferrer
12 de Marzo 2018
compartir
Siempre es mejor prevenir que controlar las malezas en nuestros potreros. Para evitar su presencia tenga en cuenta aquellos factores o procesos que, de ser manejados de manera errónea o ineficiente, generan su presencia, en desmedro del pasto a establecer en nuestros potreros.
En artículo anterior (ver El ignorar las malezas en sus potreros le resultará muy costoso) comentamos que bajo un buen manejo, no se debe permitir que estas plantas perjudiciales lleguen a ocupar más de un 10 % de la superficie de cada potrero, por lo que al momento de establecer el pastizal, es aconsejable como paso previo diseñar un plan eficiente no improvisado, sino planificando, que permita el alcanzar esta meta.
 
Desde el mismo momento que se proyecta el establecimiento del recurso pastizal deben vigilarse con esmero aquellas labores o procesos que nos evitan la infestación de malezas.
 
Para ello es necesario hacer una programación eficiente de las labores de preparación del suelo; seleccionar las especies de pastos a establecer; la calidad del material de siembra a emplear, y escoger una metodología de siembra apropiada; hacer una correcta selección de la época de establecimiento, y considerar la disponibilidad de nutrientes del suelo en el área donde se va a fundar el pastizal.
 
La adecuada preparación es indispensable para lograr disminuir el banco de semillas de malezas en el suelo. De no aplicarse de una manera acertada esta labor, la semilla del pastizal se verá seriamente comprometida.
 
Comúnmente se utiliza para ello la “falsa siembra” o “preparación en dos fases”. Se dan los pases iniciales de rastra, se espera que el suelo se humedezca con riego o lluvia, para propiciar así la brotación del banco de semilla de malezas y luego, justo antes de sembrar se le da un pase final para completar la preparación.
 
Otra alternativa como paso previo a la siembra, es efectuar una “quema química”. Luego de la preparación del suelo, se espera la brotación de la maleza, al momento que presente de 4 a 6 hojas, se realiza una aplicación foliar total de un herbicida de amplio espectro. Principalmente para ello se emplea el glifosato producto sistémico de absorción por follaje, o como segunda opción el paraquat, herbicida de contacto, ambos sin acción fitotóxica en el suelo.
 
En el caso de aquellas áreas donde predominen malezas gramíneas, es aconsejable seleccionar la alternativa de “quema química”, la cual ha demostrado mayor eficiencia para su control, especialmente cuando se utiliza la aplicación del herbicida glifosato.
 
Este procedimiento de acuerdo al grado de infestación y agresividad de malezas del lote, puede repetirse para asegurar un mejor control, considerando la germinación discontinua propia de estas semillas, es aconsejable esperar 10 a 15 días.
 
Al día siguiente de realizar la “quema química”, ya se puede proceder a la siembra del lote, tomando en cuenta que no se deberá realizar un nuevo laboreo del suelo, ya que se estaría estimulando la germinación del banco de semillas de malezas presentes en el mismo.
 
En la segunda parte de este artículo, presentaremos algunos consejos útiles al seleccionar la especie de pasto, y definir la metodología y época de siembra, aspectos que definirán en gran medida el éxito del establecimiento del pastizal
 
1Ing. Agr. M. Sc. especialista en Manejo integrado de malezas. Profesor titular y Ex Decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia – Venezuela. Coautor de los libros “Uso y manejo seguro de plaguicidas”, 2012 y “Control de malezas en pastos”, 2013. Presidente de la Sociedad venezolana para el combate de malezas (SOVECOM). Asesor de la Federación de ganaderos de la cuenca del Lago de Maracaibo (FEGALAGO). Consultor del Instituto de gerencia y estrategia del Zulia (IGEZ). Miembro pleno de la Comisión de agricultura de la academia de ingeniería y hábitat de Venezuela. Twitter @WernerGutierrez
 
2En la redacción del presente artículo participaron como Coautores el Ing. Agr. Rubén León González (Ex asesor técnico de Dow Chemical en el desarrollo de herbicidas para el manejo de malezas en potreros. Ex asesor técnico Agroisleña, C.A.. Asesor independiente de fincas ganaderas en varios estados de Venezuela desde 2010) y la Ing. Agr. M. Sc. Yajaira Villalobos Araujo, especialista en Gerencia de agrosistemas y Manejo integrado de malezas. Personal administrativo y de investigación de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia – Venezuela. Coautora del libro “Control de malezas en pastos”, 2013. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad venezolana para el combate de malezas (SOVECOM). Twitter @yayavillalobos