Los retos de Ecopetrol

Por: 
Amilkar Acosta
16 de Junio 2017
compartir
El panorama de la industria petrolera sigue siendo retador, toda vez que ni siquiera la decisión de parte del cartel de la OPEP, aliada con 11 países grandes productores más encabezados por Rusia, de prorrogar por nueve meses más el recorte de 1.2 millones de barriles/día el bombeo de crudo, ha podido lograr un repunte sostenido de los precios del crudo y estos siguen fluctuando, tanto el WTI como el BRENT, en torno a los US $50 el barril.
El crudo y la cruda realidad
 
Como es bien sabido, tanto las empresas petroleras como los países productores han tenido que apretarse el cinturón para sortear esta coyuntura de bajos precios y sostenerse en el mercado.
 
Colombia se ha visto afectada por partida doble, tanto por la destorcida de los precios como por la caída de la producción, lo que hace que el impacto sea mayor y, lo que es más grave, sus reservas están en franca declinación. Y la verdad sea dicha, a pesar de ser conscientes de los inconvenientes que le acarrea la excesiva dependencia de su economía con respecto al petróleo, no obstante la precariedad de sus reservas, el país no ha diversificado su aparato productivo, lo cual constituye su mayor vulnerabilidad.
 
Su crecimiento del PIB, su balanza comercial y la cuenta corriente de la balanza de pagos, la afluencia de la inversión extranjera directa (IED) y la renta petrolera, todas estas variables se han visto impactadas y de qué manera, lo cual compromete la estabilidad de la economía y la sostenibilidad fiscal.
 
Para dimensionar la importancia de esta fuente de ingresos para el Estado, basta con decir que en los últimos 5 años ECOPETROL le ha girado a la Nación $106.6 billones entre impuestos y dividendos, a los cuales se vienen a sumar $33 billones por concepto de regalías a las regiones, un promedio de casi $7 billones anuales.
 
Es muy diciente el hecho de que después de haber recibido la Nación una renta petrolera de $23.6 billones en 2013 pasó a deberle y a reintegrarle a la industria petrolera en 2016 parte de los pagos anticipados que habían hecho, por cuenta de la caída de los precios del crudo.
 
La Joya de la Corona
 
En este contexto la estatal ECOPETROL, que indudablemente constituye la joya de la Corona, se ha visto zarandeada por la fuerza de los vientos cruzados que soplan en este momento y que ponen a prueba su solidez y consistencia, tal y como viene s demás petroleras, las que han ten ocurriendo con todas las demás petroleras, las que han tenido que recurrir a su fusión con otras y/o a diversificar su portafolio.
 
ECOPETROL se vio obligada, como las demás empresas, a desinvertir en aquellas actividades que no están en su core business, es el caso de las acciones que ha tenido en la EEB, en ISA y en Propilco, ello con el fin de tener “caja” y poder concentrarse en su actividad principal, tanto en el upstream, como en el downstream y el midstream de la cadena de valor petrolera.
 
ECOPETROL, al igual que el país, ha visto descender sus reservas probadas y su producción, sus reservas pasaron de 1.849 MMBPE en 2015 a 1.598 MMBPE en 2016, 14% menos y la relación reservas/producción pasó de 7.4 años a 6.8 años. El mayor porcentaje de la baja en el volumen de las reservas (202 mil de 251 barriles menos) se debe al reaforo que tuvo que hacerse de las mismas por la caída de los precios de referencia (US $55.57/barril BRENT para 2015 y US $44.49/barril BRENT para 2016).
 
Entre tanto la producción después de haber subido de los 755.400 barriles/diarios en 2013 a 760.000 barriles/diarios en 2014, a partir del 2015 empezó a caer, la producción promedia cayó a 760.000 barriles/diarios y luego tuvo un bajonazo del 28% en el 2016, reduciéndose a sólo 552.000 barriles/diarios.
 
Son varias las razones de este desplome de la producción, destacándose entre ellas la declinación de varios de los campos en explotación, la parálisis de la actividad en aquellos pozos en los cuales los costos de levantamiento del barril de crudo no se compadece con los precios del mercado.
 
Sudando petróleo
 
Pero, como en la Ley de Murphy, todo aquello que anda mal es susceptible de empeorar, en momentos en los que la empresa hace serios esfuerzos para sobreponerse a la adversidad, se ha recrudecido la conflictividad en las zonas en donde opera y ello ha venido afectando la operación de ECOPETROL.
 
El Acto Legislativo 05 de 2011, que reformó el régimen de las regalías, ha servido de catalizador a las protestas, bloqueos y acciones legales en las regiones productoras, que han visto menguados sus ingresos por este concepto. Según el Presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP) Francisco José Lloreda, “desde que entró en vigencia el nuevo Sistema General de Regalías (SGR) en 2012, los bloqueos de las comunidades a los proyectos petroleros han aumentado: entre 2011 y 2012 hubo un incremento de 80%”.
 
La amenaza y la incertidumbre se ha apoderado de la industria petrolera, que ve amenazada su actividad tanto por el activismo judicial como por la proliferación de consultas populares en contra de la actividad extractiva, que se han visto alentadas por el mismo, la primera contra la exploración y explotación de crudo se efectuó en Cumaral (Meta), que entrañan una gran inseguridad jurídica que tiene en pánico a las empresas y conspiran contra la reactivación en ciernes de la misma. Por lo demás, a ello han contribuido los vacíos jurídicos que se derivaron de no tramitar la reforma a la Ley 685 de 2001, luego de que la Corte Constitucional tumbó la Ley 1382 de 2010 por no haber cumplido con la consulta previa, que al igual que la Consulta popular sigue sin ser reglamentada.

*Apartes del Documento Los Retos de Ecopetrol