¿Qué pasa si solo una naranja está dañada cuando se exprimen varias para un jugo?

Por: 
Mariana Navarro Sanint
10 de Octubre 2018
compartir
El negocio de la leche es de masas, pero cuidado porque los problemas pueden venir de solo un individuo.
La producción lechera, por exigencias del mercado y para asegurar su supervivencia, ha ido mutando de ser vista como unas vaquitas que se ordeñan, a entender que es una empresa. Por el tamaño de las producciones nuestras, se presentan con frecuencia dos puntos de vista: para algunos el negocio sigue siendo de individuos, y para otros se debe tratar de un negocio de masas.
 
En mi opinión, los dos puntos de vista son acertados: a diferencia de otras producciones como la porcina, la avícola, la piscícola, y hasta la ceba, las producciones lecheras son un negocio de masas dominadas por individuos.
 
Cuando se entiende que son masas lo que tenemos para producir, se tienen unos manejos que aumentan la productividad enfocándose en el análisis y la gestión de información por lotes y no individuos.
 
Se entiende que no se le puede dedicar todo el tiempo a individuo por individuo y muchas veces se está en contra de ponerles nombre a las vacas (¿será para evitar apegos?).
 
En estos casos se corre el peligro de omitir dos puntos fundamentales: la necesidad del bienestar, para un buen sistema inmune y una alta producción de leche; y el riesgo de un individuo enfermo o en tratamiento.
 
A diferencia del manejo anterior, cuando la lechería se maneja como una producción de individuos que se cree que todas las hembras deben llegar a adultas y permanecer en el hato, cayendo en el error de mirar los datos productivos por individuos y no por lotes.
 
Hay un sin fin de razones para mencionar la importancia de observar cada uno de los individuos que componen su empresa lechera, pero la decisión de tratar o descartar el individuo la debe tomar usted con su veterinario, zootecnista o asesor, pensando en su producción en masa. Siempre teniendo presente que:
 
La leche que usted vende es producida por CADA UNA de las vacas en producción de su HATO lechero, pero no va en empaque individual por individuo. Esta es la razón por la cual el INDIVIDUO es de suma importancia.
 
Si SOLO UNA VACA estaba en tratamiento con ANTIBIÓTICO, el decomiso es para TODA la leche.
Si SOLO UNA VACA tiene MASTITIS, las células somáticas de TODA LA LECHE se van a elevar y el riesgo de INFECCIÓN es PARA TODAS LAS VACAS.
Si SOLO UNA VACA tiene BRUCELLA, es un foco de infección para TODAS LAS DEMÁS.
Si SOLO UNA VACA es de temperamento agresivo, le puede causar ACCIDENTES en su empresa.
 
Finalmente, pensando en ellas y en su bienestar, teniendo presente que lo que tiene es un negocio que debe ser rentable para seguir cuidando de sus vacas, y con el amor que siento por los bovinos, le recuerdo que tiene una empresa y no mascotas. Habrá momentos en los que no todas sus vacas lo podrán seguir acompañando si usted quiere seguir siendo productivo, se tendrá que despedir de algunas para darle la bienvenida a otras.
 
Mariana Navarro Sanint. Médico Veterinario Zootecnista. Universidad Tecnológica de Pereira