El crecimiento del turismo ganadero en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Abril 2018
compartir
Ganadería Turismo, agroturismo, turismo ganadero, diversificar fuentes ingresos negocio ganadero, turismo ganadero sector, turismo ganadero en Colombia, agroturismo en Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Además de fomentar el conocimiento de la producción pecuario, el agroturismo es otra fuente de ingresos para el ganadero. Foto: Juan Florez / Paquetours
Desde hace varios años, se viene impulsado el agroturismo para fomentar el conocimiento del sector y apoyar a los productores en su labor. Por su parte, algunos ganaderos lo están implementado para mostrar sus fincas y, al mismo tiempo, generar otra fuente de ingresos.
 
Si bien en Colombia se habla de agroturismo desde 1993, con la puesta en marcha de un plan en el departamento de Risaralda que también ofrecía turismo ecológico, el tema no ha tenido un amplio despliegue a lo largo de estos 23 años.
 
En aquella ocasión, con el lema “Pereira, exótica como ninguna”, la Oficina de Fomento al Turismo de Pereira y el Fondo Mixto de Promoción Turística de Risaralda lanzaron un paquete para visitar 12 fincas cafeteras. (Lea: Empresarios turísticos se capacitan en Buenas Prácticas Ambientales)
 
Estos lugares se acondicionaron para recibir visitantes interesados en conocer no solamente el proceso para la producción del café sino también el de otros productos agrícolas como los cítricos y el manejo de los hatos ganaderos.
 
Con el paso del tiempo, este sector se fue fortaleciendo en esta región del país. Juan Jaramillo, productor del Quindío, ha sido uno de los empresarios que más ha liderado el agroturismo en el Valle del Cócora, donde tiene su predio.
 
En el Valle de Cócora comenzamos con el esquema del agroturismo incluso antes que los famosos parques del Café y Panaca”, aseguró hace unos días para este medio a propósito del premio que recibió del Círculo Colombiano de Periodistas – capítulo Quindío.
 
Jaramillo estableció una lechería especializada con ganado Ayrshire puro en un predio cercano a la región, certificó su hato como libre de brucelosis y tuberculosis bovina, y también se dedica a la venta de genética.
 
Su unidad productiva es un modelo piloto del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, GCS, por su esquema de arborización y sistemas silvopastoriles, con lo cual ejecuta su actividad en armonía con la conservación del medio ambiente.
 
De igual manera, ha aprovechado el potencial turístico que ha adquirido el valle, una región que antes era azotada por la violencia, para desarrollar su proyecto turístico, donde las personas pueden cabalgar, observar el ganado, disfrutar de la sombra de las palmas, de los árboles, del turismo con hospedaje y del restaurante.
 
También en el mismo departamento, Fabio Marín Gil, ganadero de Quimbaya y beneficiario del programa de Ganadería Colombiana Sostenible, no solamente se ha dedicado a aplicar las buenas prácticas ambientales sino también el turismo agropecuario.
 
La actividad ganadera la combino con el agroturismo. Tengo hotel con capacidad de 55 personas y los turistas son felices al recorrerla porque los paisajes son muy acogedores gracias a la naturaleza y a los animales que lo hacen muy vivo. Los turistas son felices al ver las vacas y los niños se sientan a aprender a ordeñarlas”, contó.  
 
De hecho, el Quindío y el Eje Cafetero en general concentran la mayor cantidad de fincas agroturísticas, que en Colombia ya son más de 24.500 predios según cifras de 2016. (Lea: Holanda y Arauca suscribirán convenio en favor del agro y el turismo)
 
No obstante, los demás departamentos no se han quedado atrás, pues regiones como los Llanos Orientales, la Amazonía y Santander también cuentan con este tipo de predios. Según los datos del Registro Nacional de Turismo, Villavicencio contaba con un registro de 273 predios, mientras que en Bucaramanga y Putumayo hay un gran interés.
 
 
“La ruta de la leche” en Antioquia
 
De igual manera, hay otras iniciativas en esta misma vía como “La ruta de la leche”, una apuesta del departamento antioqueño para dar a conocer a los municipios más lecheros de Antioquia, como San Pedro de los Milagros, Santa Rosa de Osos, Entrerríos, Belmira, Donmatías y San José de la Montaña.
 
Dependiendo de la empresa turística que lo ofrezca, se trata de un recorrido por las fincas productoras de esta cuenca lechera, con la oportunidad de ver los verdes paisajes, visitar el patrimonio religioso y disfrutar de la oferta gastronómica.
 
Sin lugar a dudas, en este trayecto no puede faltar la entrada al parque temático Vía Láctea, un establecimiento dedicado a la muestra del campo, cuyo mayor atractivo está en ‘Manuela’, la vaca más grande del mundo, con 8 metros de alto por 16 de largo.
 
Un proyecto lechero que se rige bajo el modelo de tabulación fue el punto de partida para comenzar la construcción del parque Vía Láctea, que ha sido visitado por miles de antioqueños y turistas que no se quieren perder la atracción principal: ‘Manuela’.
 
El parque está ubicado en San Pedro de los Milagros, donde los productores transformaron su finca La Manuela, y en octubre de 2009, llegó ‘Manuela’, representada a una vaca Holstein. (Lea: La “Ruta de la Leche”, busca incentivar el turismo en Antioquia)
 
El objetivo de la vaca es mostrar cómo se realiza el proceso de digestión de la vaca, en el cual transforma el pasto en leche, mostrando el papel que juegan la saliva, las bacterias, los ácidos y las hormonas. Para esto, cuenta con un simulador de movimientos gastrointestinales.
 
Además de esta singular atracción, los visitantes pueden disfrutar de otras actividades como un recorrido por al sistema de estabulación y el zoológico de especies menores, canopy, cabalgata por senderos del parque, toro mecánico, paintball, jumping y cuatrimotos.
 
 
Turismo ganadero también aplica para producciones en ceba
 
En Córdoba, Paul Rodríguez, propietario de la ganadería El Rosario, ha impulsado el turismo ganadero como una forma de dar a conocer al público cómo se desarrolla la actividad pecuaria en esta región dedicada al levante y ceba de bovinos, así como al doble propósito.
 
“La idea es fomentar el conocimiento y mostrar cómo se produce carne con calidad durante un día de campo donde se explica el proceso, mostrando la rotación de los animales, el bienestar animal, la ganadería sostenible”, comentó.
 
El proyecto turístico en esta finca salió adelante gracias a Rodríguez y a Juan Florez, gerente de la empresa Paquetours, que deseaba ofrecer un producto nuevo a los visitantes de la ciudad de Montería. (Lea: Ecoturismo, presente en la Feria Nacional Ganadera de Córdoba)
 
“Nosotros empezamos a buscar a los ganaderos de la región que nos quisieran dar la oportunidad de mostrar algo más allá que una ciudad. Así fue como Paul nos abrió sus puertas para iniciar el trabajo con ellos, que duró más o menos 7 meses”, explicó Florez.
 
El proceso consistió en diseñar y evaluar todas las actividades que harían parte de este recorrido, que luego fue probado por los agentes hoteleros. Una vez consolidaron el programa, comenzaron a hacer el recorrido con los visitantes.
 
De esta forma, el empresario, que ha sido reconocido por su labor en el sector turístico, descubrió una nueva oferta para sus clientes, que han encontrado en la ganadería El Rosario una atracción distinta a las habituales.
 
Vimos la oportunidad que había que aprovechar que la ciudad es reconocida como la capital ganadera de Colombia, y no se estaba explotando de esa manera en temas de turismo. Entonces planificamos el tema y ya estamos bastante adelantados”, sostuvo el gerente de Paquetours.
 
La visita a la hacienda arranca con una actividad de ordeño tradicional, de donde obtienen la leche para elaborar el queso, que usan posteriormente para su desayuno. Incluye cabalgata, muestra de manejo animal a través de banderas, caminata, y hasta pilado de arroz y recolección de productos agrícolas.
 
Para el dueño de El Rosario, el turismo ganadero hace parte del proyecto para impulsar las exportaciones de carne de la región cordobesa, replicando la experiencia de otros países como Argentina y Brasil que han abierto las puertas de sus ganaderías a visitantes internacionales para mostrar la calidad de su carne.