Ganaderos deben crear y usar las herramientas de valoración genética

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Octubre 2017
compartir
valores genéticos, PTA, DEP, Deps, desarrollo real, progreso genético, existen en EE.UU., enseñar uso, CONtexto Ganadero
“Tener valores genéticos de los ganados de Colombia, para usarlos en el mejoramiento ganadero”, dijo Oscar Ospina. Foto: contextoganadero.com
La idea es que los productores aprendan a generar y utilizar los valores e índices genéticos -PTA, DEP, Deps- y a partir de ellos, si se podrá hacer un verdadero mejoramiento genético en las ganaderías señala Oscar Fernando Ospina Rivera, médico veterinario, especialista y PhD, quien  además es consultor nacional  internacional.
 
“Para que haya desarrollo en la ganadería  a nivel suramericano e internacional, es fundamental que los productores usen de manera normal, los valores genéticos,  elementos de genómica y regulación de ADN”.
 
Con esta premisa introductoria,el médico veterinario y PhD Oscar Fernando Ospina Rivera, enfatiza sobre la necesidad y el valor de las mediciones.
 
Afirma que "Hay productores tradicionales en los que el tema de la genética no va más allá de la relación tierra fértil - animal. Otros son más avanzados y les interesa manejar los pedigrees", al tiempo que advierte que realmente el aporte que le hacen los sementales a la genética, todavía no logra mejorar la misma y tampoco subir la leche.
 
“Eso se obtiene al hacer el tercer paso, es decir, con los valores genéticos de los animales, los PTA (promedio de las habilidades transmisoras de los padres de un toro) en ganadería, los Deps en leche o los DEP (Diferencia Esperada en Progenie) en carne”, explicó Ospina. (Lea: ¿En qué consiste la Diferencia Esperada en Progenie?)
 
Considera que con esos valores o índices, se tiene un número que dice genéticamente hablando, este toro o  semental, qué aporte le hace a su siguiente generación.
 
“La mayoría de los ganaderos no usan los PTA ni los Deps. Lo hacen solo los más organizados  y por lo mismo, avanzan más rápido”, agregó.
 
Sostiene que se quedan con lo que ven. “Si es blanco o negro, si es alto, si es bonito. Lo que no genera ningún desarrollo dentro de su actividad”, afirmó.
 
Utilizar esas herramientas
 
De acuerdo con Ospina, hay un gran trabajo por delante y la idea es enseñar a los productores y a los profesionales, a utilizar esas herramientas de selección para hacer un verdadero mejoramiento genético en sus ganaderías. (Lea: Aprenda a identificar el Mérito Neto en el catálogo de pajillas)
 
El consultor estuvo recientemente en EE.UU. en los Estados de Nebraska y Aiowa, donde precisamente trabajó ese tema con los americanos para una consultoría que hacen al gobierno de México.
 
“Confirmé que para que haya desarrollo en la ganadería  a nivel suramericano e internacional, es fundamental que los productores usen de manera normal, los valores genéticos,  elementos de genómica y regulación de ADN”, complementó.
 
Ese es el norte
 
Según Ospina, se debe tener ese proceso genético con datos generados en Colombia. “Generamos datos de otros países y esos, solucionan los problemas de los holandeses, americanos o los alemanes, pero no resuelven los de nuestro país”, argumentó el consultor.
 
Recomendó tener los valores genéticos de los ganados de Colombia, de tal manera que se usen para tomar decisiones de mejoramiento de los predios.
 
Variedades agroclimáticas
 
Los valores genéticos son muy importantes, pero en Colombia, es decir, en el trópico, no se han calculado. “Nosotros escogemos toros que dan hijas muy productoras de leche, que tienen unos PTA impresionantes, pero su genética es de otras latitudes, clima y sistemas de producción”, dijo Gabriel Enrique Serrano, médico veterinario, investigador y docente.  (Lea: Aspectos a tener en cuenta al seleccionar una pajilla de toro)
 
Mientras no se calculen con el desempeño de los animales  del trópico, no son muy útiles.
 
De acuerdo con él, Colombia tiene variedad de climas. “Una vaca puede ser productora de mucha leche en la sabana de Bogotá, pero es posible que no lo sea enfrentada al medio ambiente de la Costa Caribe o de los Llanos Orientales”, añadió.
 
Para Serrano, parte de ese tema lo contempló el Plan de Mejoramiento Genético que realizaba el Ministerio de Agricultura y coordinaba UNAGA. “Fue un proyecto que finalmente no generó los indicadores respectivos y se canceló seguramente por la falta de recursos”, expresó el investigador.