Garrapatas hacen perder 200 litros por bovino al año

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Agosto 2018
compartir
Garrapatas en bovinos, perdidas económicas, perdida de producción, infestación, mayor carga en productores lácteos, control de garrapatas, resistencia a baños acaricidas, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Cada garrapata ingurgitada lleva a una disminución de 8,9 ml en producción diaria de leche”, dijo Raquel Sofía Salazar Benjumea. Foto: bmeditores.mx
Estudios indican que la garrapata genera además perdida de 500 gramos por animal al año e igualmente merman la producción de leche de los animales. Preocupación de expertos porque los baños acaricidas no las controlan.
 
La influencia de las garrapatas en el ganado bovino genera pérdida de productividad a tal grado que en las últimas décadas los investigadores que han tratado este tema han estimado los costos en gramos por bovino al año y hasta los litros de leche que se dejan de percibir.
 
Según Jorge Humberto García, experto en nutrición animal, “se consideran mermas en aumento de peso de 500 gramos por bovino al año y la reducción anual en leche puede ser de 200 litros año”. (Lea: La Garrapata)
 
Lobo (1982) estimó las pérdidas anuales ocasionadas por las enfermedades parasitarias en Colombia, las cuales, en pesos del año 2001 equivaldrían a $150.417 millones, de las cuales, el 51% corresponde a garrapatas y moscas, y el 8% a hemoparásitos (Benavides, 2001; FAO, 1984; Späth et al., 1994a; Späth et al., 1994b). (Lea: Distribución de garrapatas Rhipicephalus –Boophilus- microplus en bovinos y fincas del Altiplano cundiboyacense -Colombia)
 
Incluso el impacto de la infestación en la producción de leche y carne, ha sido evaluado por la FAO debido al efecto del consumo de sangre, además de las pérdidas en las pieles asociadas con el efecto directo sobre el animal.
 
Otra investigación de Raquel Sofía Salazar Benjumea -para acceder al título de Magister en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional- señala que el 40% de las pérdidas directas se debe a la disminución de la producción láctea en el sentido que cada garrapata ingurgitada lleva a una disminución de 8,9 ml en producción diaria de leche y a un gramo de peso vivo diario en el hospedador (Jonsson; 1998). (Lea: Variación de garrapatas Rhipicephalus microplus sobre bovinos pastoreando en sistemas silvopastoriles y monocultivos tradicionales)
 
Según Salazar Benjumea -en su estudio dirigido por Rolando Barahona Rosales -BSc MSc PhD-, “el grado de infestación de los animales depende de la raza, el estado fisiológico y la nutrición del bovino además de las características micro climáticas que las favorecen”.
 
“Al comparar la evolución de conteos, se observó una mayor carga parasitaria en individuos de alta producción láctea”.
 
“También se encontró una mayor carga parasitaria en individuos que pastorean en monocultivos en comparación con los que pastorean en sistemas silvopastoriles”.
 
No hay control
 
La investigadora agregó que, “la garrapata Rhipicephalus (Boophilus) microplus, en producciones tradicionales se ha convertido en un problema porque el crecimiento de las poblaciones no se puede controlar debido a la resistencia ocasionada por el uso indiscriminado de baños acaricidas”.
 
Ante eso considera que, “es necesario conocer el comportamiento de estas poblaciones en un ambiente con diferentes características por ejemplo, las ofrecidas por sistemas silvopastoriles donde cambia temperatura, humedad y demás características medio climáticas necesarias para su sobrevivencia”. 
 
“La situación de resistencia a los acaricidas en Colombia es grave, por lo cual, se recomienda hacer un buen uso de los baños garrapaticidas, para así disminuir la población de parásitos resistentes y multi resistentes que han sido reportados en diferentes zonas del país (Benavides 2000)”, concluyó.