Guía para preparar un sencillo biofertilizante en su predio

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Octubre 2016
compartir
Biofertilizantes, preparación de biofertilizantes, cómo preparar biofertilizante, receta biofertilizante, acondicionadores orgánicos suelos, fertilizantes del suelo, correcciones o enmiendas en el suelo, balance de nutrientes del suelo, pastos para el ganado, elaboración de biofertilizantes, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
El estiércol fresco de las vacas es un ingrediente esencial para preparar el biofertilizante. Foto: www.ne.jp.
Los biofertilizantes son abonos líquidos que cumplen una función específica en los suelos: asimilar los nutrientes de forma más eficiente. El ingeniero agrónomo Jairo Restrepo Rivera explicó cómo se pueden elaborar estas sustancias en el predio.
 
Restrepo Rivera es un ingeniero agrónomo nacido en Colombia y naturalizado en Brasil. Se graduó de la Universidad Federal de Pelotas, Rio Grande del Sur, Brasil. En 2007, publicó el trabajo “Biofertilizantes preparados y fermentados a base de mierda de vaca”, un manual para campesinos con el cual pretendía enseñar el uso de biofertilizantes para suelos.
 
De acuerdo con Restrepo Rivera, los biofertilizantes son súper abonos líquidos con energía equilibrada y armonía mineral, preparados a base de estiércol, disuelto en agua y enriquecido con leche, melaza y ceniza. (Lea: Biofertilizantes, una alternativa de productividad para el país)
 
Esta mezcla se fermenta por varios días en tanques de plástico, en un sistema anaeróbico. En algunas ocasiones se enriquece con harina de rocas o sales minerales como sulfatos de magnesio, zinc, cobre, entre otros.
 
Los biofertilizantes nutren y reactivan la vida en el suelo, fortaleciendo la fertilidad de las plantas y estimulando la protección de cultivos contra ataques de insectos y enfermedades. Funcionan principalmente al interior de las plantas, a través de todos los nutrientes que suministra, como vitaminas, minerales, antibióticos y aminoácidos.
 
Para prepararlos necesita los siguientes elementos: un tanque plástico que se pueda sellar herméticamente, un balde o cubeta, una válvula metálica o de PVC de media pulgada, un pedazo de manguera del mismo diámetro, una botella de plástico de uno o 2 litros y un palo de madera. (Lea: Biofertilizantes, la esencia de la naturaleza)
 
En cuanto a los ingredientes, como se mencionó arriba debe tener estiércol fresco (que no haya recibido luz solar), leche o suero, melaza o jugo de caña, ceniza de leña y agua. La adición de algunos minerales es opcional y se realiza de acuerdo a las necesidades de cada cultivo. En ese caso, puede aplicar los sulfatos o sales mineralizadas o sustituirlos por la ceniza o la harina de rocas molidas.
 
Para cada ingrediente, el ingeniero agrónomo indicó las siguientes cantidades para 180 litros de biofertilizante, que deben ajustarse si no puede hacerlo en grandes cantidades:
  • Agua: 180 litros (sin tratar) y 110 litros (no contaminada)
  • Leche: 2 litros, o Suero: 4 litros
  • Melaza: 2 litros, o jugo de caña: 4 litros
  • Estiércol: 50 kilos
  • Ceniza de leña: 3 a 5 kilos
Para elaborar el biofertilizante más sencillo, se deben disolver en el recipiente plástico de 200 litros, 100 litros de agua no contaminada con el estiércol y la ceniza y revolver con el palo de madera hasta obtener una mezcla homogénea. (Blog: Producción de fertilizantes naturales a partir de deyecciones animales)
 
En la cubeta, mezcle 10 litros de agua no contaminada, la leche cruda o suero con la melaza, que luego se agregarán al recipiente plástico. Recuerde estar revolviendo constantemente y añada limpia hasta llenar 180 litros, dejando un espacio libre para la formación de gases.
 
Luego debe cerrarlo herméticamente para iniciar la fermentación anaeróbica con una tapa a la cual debe ir conectada la válvula, el pedazo de manguera y la botella de plástico con agua, que debe asegurarse al tanque con un gancho. Esto se hace para evacuar los gases metano y sulfhídrico principalmente.
 
Luego coloque el recipiente a reposar a la sombra, protegido del sol y las lluvias, en una temperatura entre 38ºC y 40ºC. Espere entre 20 y 30 días en lugares cálidos, y entre 60 y 90 días para lugares fríos. Al abrirlo, debe verificar que tenga color ámbar brillante y huela a fermentado, no color azul violeta y olor a putrefacción. (Lea: Alianza entre México y Colombia para producir biofertilizantes)
 
Luego viene la segunda etapa, en la cual la mezcla se prepara para aplicarse a los cultivos. Tome entre 5 y 10 litros del biofertilizante en un balde y agréguelo a 100 litros de agua, no sin antes colocar una coladera paño o cedazo para colar el biopreparado. Esta nueva preparación puede esparcirla en una bomba de espalda sobre los cultivos.
 
Ahora que ya sabe cómo hacerlo, puede agregarlo a los suelos y cultivos para mejorar el rendimiento de pasturas y cultivos. Intente esta formulación y cuéntenos sobre los resultados al correo electrónico info@contextoganadero.com o en Twitter @Contganadero.