Pasturas excepcionales para sembrar en tierras templadas

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Septiembre 2014
compartir
pasto vacas
El botón de oro es una de las plantas que más apetecen los bovinos y se puede sembrar en climas templados. Foto: CONtexto Ganadero.
Los bovinos requieren de un alimento balanceado rico en pasturas y suplementos para recibir los nutrientes necesarios que los mantenga con el peso ideal y alta producción de leche. 
 
De acuerdo a la zona en la que se encuentren los bovinos se facilita el crecimiento de ciertos forrajes que hacen viable la rentabilidad del negocio. En las zonas del trópico medio y alto, las cuales están en zonas del altiplano cundiboyacense colombiano, se desarrollan con más facilidad sauco, kikuyo y botón de oro.
 
El suelo de estas tierras, a más de 2.000 metros sobre el nivel de mar, también es apto para la siembra de maíz y maní forrajero, con los cuales se hace ensilaje para tener en épocas críticas.
 
Esteban de Jesús García Camargo, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal de Fedegán, en Zipaquirá, señaló que el botón de oro y sauco se sembraron como parte del proyecto de bancos mixtos para beneficiar fincas de productores que están en zonas de Cundinamarca entre los 2.000 y 2.200 metros de altura sobre el nivel del mar.
 
La siembra comenzó en 2013 y en el primer semestre de 2014 se dieron los primeros brotes de los arbustos que demoraron 4 meses en crecer por sus características. Pero la espera valió la pena porque se han adaptado al suelo de la zona y proporcionan proteína a los rumiantes. (Lea: 7 recomendaciones para nutrir mejor a vacas lecheras del altiplano)
 
“Se sembraron árboles medianos que a los 4 y 5 meses dieron las primeras hojas”, señaló García Camargo.
 
César Gómez es uno de los 12 ganaderos de Supatá, Cundinamarca, donde se sembró el alimento para los bovinos, como parte del programa de bancos mixtos que lidera Fedegán-FNG en todo el país.
 
“En mayo empezaron a comer el primer corte y el agosto se dio el segundo corte. Las vacas de leche han salido a pastoreo y les ha gustado mucho el botón de oro, más que el sauco”, expresó el ganadero.
 
La siembra de botón de oro se hizo en el potrero y junto a las cercas y el sauco alrededor de fuentes hídricas.
 
Gómez dijo que el verano no ha golpeado duro a la región, pero las hojas de la primera siembra eran “grandes y verdes, después crecieron pequeñas y casi amarillas”. Sin embargo, espera que el suelo se recupere para que las plantas vuelvan a tener el tamaño y color ideal.
 
Tras haber consumido botón de oro, el ganado holstein, jersey y cruce con ganado cebú de Gómez aumentó su peso y las vacas lecheras incrementaron la producción en un litro.
 
“Las vacas están produciendo 11 litros”, añadió el productor de Supatá. (Lea: División de praderas, medida útil para dar pasto de calidad a bovinos)
 
Alex Fernando Gutiérrez, zootecnista y asesor en nutrición de ganado de leche, manifestó que en el altiplano cundiboyacense se aprecia la gramínea kikuyo, cuyo valor proteico es alto, recomendado para bovinos en porciones elevadas.  
 
Finalmente, el profesional de Fedegán en Zipaquirá dijo que se adelanta un proyecto de siembra de maíz y maní forrajero necesario para hacer silo, el cual se necesitará a partir de diciembre. Además, se ha asesorado a los ganaderos de la región en la elección del ensilaje de avena hecho en finca para abastecer a los bovinos que están en esta zona media y alta de Colombia.