Represas y tecnología para enfrentar escasez de agua

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Marzo 2018
compartir
México, Oaxaca, represas, escasez de agua, Represas y tecnología para enfrentar escasez de agua, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
La edificación de represas ha mejorado el medio ambiente e inclusive, la situación económica de comunidades como San Jerónimo Silacayoapilla. Foto: http://conacytprensa.mx.
El director del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Unidad Oaxaca, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Salvador Isidro Belmonte Jiménez, asegura que existen caminos para solventar los problemas de carencia de agua, basados principalmente en el manejo autosustentable y construcción de represas.
 
Se refiere concretamente a Oaxaca, México, que ocupa el primer lugar en el ámbito nacional por tener el “menor porcentaje de acceso al agua entubada (acueducto)”, de acuerdo con la encuesta intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 2015, con 85.5 por ciento, mientras que la Ciudad de México registra 98.6 por ciento.
 
Aunado a la carencia de servicio, en los últimos años se ha registrado una sobreexplotación del acuífero, sin que hasta el momento se hayan puesto en práctica estrategias para su recuperación.
 
En entrevista, el miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) detalla que 80 por ciento del agua que suministra a la ciudad de Oaxaca y zona metropolitana proviene del subsuelo.
 
Herramienta computacional
 
Durante 26 años, el doctor en ciencias de la Tierra ha desarrollado una herramienta computacional que permite simular el comportamiento del manto freático que se encuentra en los Valles de Etla, Tlacolula y Zimatlán-Zaachila, ubicados alrededor de la capital.
 
“A través de este instrumento conocemos cómo se mueve el agua en el subsuelo, cuáles son las direcciones preferenciales. Lo que permite que este instrumento sirva de administración y gestión”.
 
Y es que para sustraer de manera responsable el líquido, se requiere en primera instancia conocer y monitorear, entre otros factores, el nivel piezométrico, su variación que depende del cambio climático, la precipitación, la infiltración y el aumento demográfico.
 
Lo anterior, agrega, establece con precisión los lugares en los que es posible sustraer agua sin afectar los niveles, además de plantear medidas para recargar el manto freático de manera sustentable.
 
Recuerda que en diversos periodos gubernamentales se ha pretendido traer agua de otras cuencas a la capital oaxaqueña y sus municipios conurbados. El último intento de las autoridades fue Paso Ancho, ubicado a 100 kilómetros al sur de la ciudad, pero factores sociales y políticos detuvieron la medida, lo que provocó la perforación de pozos en municipios conurbados.
 
“La cuenca del Alto Atoyac en la que se encuentran los Valles de Oaxaca se puede recuperar con medidas de captación de agua de lluvia en sitios que cumplan con las características hidrogeológicas y con procesos de reforestación. Es posible recargar el acuífero”, afirma el maestro en geofísica de exploración.
 
Añade que la herramienta desarrollada permite también hallar sitios idóneos para la instalación de represas en las partes altas y en un periodo de máximo tres años es viable recuperar el agua subterránea.
 
“Con el uso de la ciencia, la tecnología y el aprovechamiento adecuado de los recursos naturales de la región, es posible abatir la problemática que actualmente enfrenta la capital y sus municipios conurbados”, reitera.
 
Por Flor Hernández Agencia Informativa Conacyt