Iragorri entrega el Ministerio con saldo en rojo para la ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Septiembre 2017
compartir
Ministro Iragorri persigue Fedegán, Ministro Iragorri renuncia opiniones ganaderos, Ministro Iragorri renuncia julio 2017, ministro Iragorri fiebre aftosa Colombia 2017, gestión ministro Aurelio Iragorri, Minagricultura, fiebre aftosa en Colombia, focos aftosa Colombia 2017, fiebre aftosa Colombia 2017, Iragorri Fedegán 2017, iragorri lafaurie fedegán, ganadería colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El ministro saliente Aurelio Iragorri no habla de los pobres resultados que deja para la ganadería del país. Foto: agronegocios.uniandes.edu.co - larepublica.co
En entrevista con El Espectador, el saliente ministro de Agricultura hizo un balance de su gestión de 3 años frente a la cartera agropecuaria. Habló de resultados loables pero la realidad del sector agro evidencia todo lo contrario.  
 
A pesar de que presentó su renuncia hace más de un mes, Aurelio Iragorri aún no se ha apartado del cargo. El presidente Juan Manuel Santos aceptó su dimisión para dirigir el Partido de La U de cara a los comicios de 2018.
 
Según Iragorri, aún no se ha apartado del cargo mientras espera que el mandatario haga efectiva su renuncia, luego de haber prometido que no se iría hasta tanto no se hubiera controlado el brote de fiebre aftosa. (Lea: Los ataques del ministro Iragorri contra Fedegán)
 
En efecto, el ministro de Agricultura aseguró que dejaría la cartera si dejaban de reportarse más casos de la enfermedad, que surgió a finales de junio y que obligó al sacrificio de más de 3.300 animales, ocasionó la pérdida del estatus sanitario del país y de 12 mercados compradores de carne, dejando miles de millones en pérdidas.
 
A pesar de que el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, anunció que el virus había sido erradicado y que el estatus como país libre de la enfermedad se recuperaría en corto tiempo, las experiencias internacionales de Paraguay y Uruguay han mostrado que el proceso no será tan fácil.
 
Aun así, Iragorri espera que la OIE le devuelva pronto a Colombia la acreditación que alcanzó en 2009 gracias al trabajo de Fedegán y del Fondo Nacional del Ganado, entidades que tanto se ha empeñado en criticar. (Lea: ¿Iragorri incumplirá y dejará al país aftoso?)
 
De lo que el ministro no habló, fue del drama que están viviendo cientos de familias que perdieron sus animales luego de las medidas implementadas por el Ministerio y del ICA para evitar la propagación, así como las demoras de ambas entidades para pagar la compensación por sus ganados.
 
Tampoco habló de la pérdida de 12 mercados, entre ellos Rusia (el mayor comprador de carne colombiana), Perú, Ecuador, Chile, entre otros, debido a la falta de vigilancia en la frontera para evitar el contrabando de bovinos.
 
En cambio, arremetió contra el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, cuando se le preguntó por la contratación directa de más de $3.1 billones, a pesar de que la investigación fue publicada por Caracol Radio. (Lea: Indignación en el sector por ‘dedazo’ billonario de ministro Iragorri)
 
De acuerdo con el saliente ministro, en su mano tiene pruebas de artículos publicados por CONtexto ganadero donde el presidente de Fedegán hace referencia a estos hechos con el término de ‘dedazo’, cuando en la historia de este medio nunca se ha utilizado la palabra excepto en referencia a la indagación de la emisora.
 
Además, desvía la conversación hacia la licitación del Fondo Nacional del Ganado, y asegura sin pruebas que Lafaurie le había hecho saber que lo enviaría a prisión. (Lea: Iragorri, sin la diplomacia de un ministro ni la eficiencia de un gerente)
 
“Y el que tenga dudas del tema que venga y lo revise o que pida el folder que tiene el señor Lafaurie, que se debería sentar a hacer la revisión conmigo porque me mandó la razón de que o le devuelvo el fondo o me mete a la cárcel. Que me meta a la cárcel porque no voy a cumplir con semejante oprobio de que tengo que devolver la administración del fondo nacional del ganado (sic) para que no me meta a la cárcel, lleva tres años intentándolo”, dijo.
 
Es bien conocida la habilidad de Iragorri para elaborar frases ingeniosas y hacer acusaciones sin medir el alcance de sus palabras ni el contexto en el que se interpretan. Es por eso que comete imprudencias y dice cosas que no corresponden a un funcionario en su cargo.
 
Además, suele incumplir sus promesas incumplidas y hacer anuncios al aire, como la declaración categórica de que entregaría el manejo de los recursos parafiscales de los ganaderos. Pero en medio de la presión, aceptó enviar una solicitud al Consejo de Estado para determinar si Fedegán puede participar en el proceso, cuando él mismo ha asegurado que sí puede hacerlo.
 
Al final, el anhelo de los productores del sector bovino es que Iragorri abandone el puesto cuanto antes y en su lugar asuma un funcionario técnico y un verdadero conocedor del agro, que esté dispuesto al diálogo y que entienda las dificultades del sector.