Zonas de desarme de Farc no pueden ser permanentes, dicen exmilitares

Por: 
AFP y CONtexto ganadero
03 de Marzo 2017
compartir
alberto durán
Un miembro de las Farc permanece en una zona ocupada por la guerrilla en San José de Oriente, Colombia, el 28 de febrero de 2017. Foto: AFP.
Militares retirados de Colombia señalaron este viernes en una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos que tienen "serias preocupaciones" de que las 26 zonas de desarme donde se encuentran actualmente concentradas las Farc se conviertan en sitios permanentes de asentamiento.
 
En la misiva, firmada entre otros por el general retirado Jorge Mora, negociador por el gobierno en los diálogos de paz con las Farc en La Habana, los exmilitares expresan "serias preocupaciones en materia de seguridad nacional, especialmente con el manejo e implementación de las llamadas zonas veredales", donde se ha agrupado la guerrilla según el pacto de paz.
 
"Queremos expresarle nuestra inquietud por el interés manifiesto de esta organización de crear a toda costa zonas permanentes y no de carácter transitorio", en los 26 puntos del país donde están ubicados para cumplir su proceso de desarme y vuelta a la vida civil, dicen a Santos. (Lea: Colombia se encuentra atrapada entre el miedo y la extorsión)
 
Casi 7.000 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia terminaron de ingresar el 18 de febrero en esas zonas, donde deberán culminar su desarme hacia fines de mayo bajo vigilancia de Naciones Unidas.
 
El temor de los exmilitares es que una vez terminado ese proceso los guerrilleros desmovilizados conformen "peligrosos asentamientos" que "hacia el futuro inmediato, se constituirían en graves amenazas y factor de perturbación, tal como aconteció en el pasado con las llamadas 'Repúblicas Independientes'".
 
Esas "repúblicas" a las que hace referencia el texto fueron creadas hace más de medio siglo por campesinos liberales que -bajo influencia comunista- reclamaban una reforma agraria en territorios que el Estado intentó reconquistar por la fuerza en 1964, impulsando la fundación de las Farc por parte de los sobrevivientas al ataque.
 
Además de este asunto territorial, entre los planteamientos de los militares retirados también destaca su preocupación por algunos aspectos relacionados con el sistema de justicia diferenciado que se aplicará a los uniformados que hayan cometido crímenes en el marco del conflicto armado.
 
Específicamente, criticaron aspectos de la Jurisdicción Especial para la Paz, prevista en el pacto de paz y que se espera sea aprobada en los próximos
 
Colombia ha vivido una conflagración interna de más de medio siglo que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con un saldo de 6,9 millones de desplazados, 268 mil muertos y 60 mil desaparecidos.