Abigeato está llegando a lugares donde no se presentaban casos

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Marzo 2017
compartir
Abigeato en Colombia 2017, abigeato boyacá, aumento de abigeato, Hurto de ganado, autoridades locales, Medidas para combatir el abigeato, Falta atención de autoridades en abigeato, Vigilancia y control de transporte de animales, Ausencia del Estado en sectores del país, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Productores de Paipa y Duitama están alarmados por el incremento del abigeato. Foto: unaga.org.co
Al interior del departamento de Boyacá, en municipios como Paipa y Duitama, se están presentando continuos casos de robo de ganado, cuando antes eran muy aislados. Productores reclaman mayor apoyo de autoridades para combatir este flagelo.
 
Los ganaderos están alarmados por el incremento de este delito en una zona donde, según ellos, el abigeato parecía estar controlado y los robos de bovinos eran inusuales.
 
Sin embargo, con la llegada del año 2017, casos que parecían aislados parecen repetirse y ahora es común escuchar que robaron una o 2 reses cada noche. (Lea: “Preocupa el auge del abigeato en Colombia”: Lafaurie)
 
Alonso Molina Arango*, un productor de Paipa que trabaja con ejemplares puros, reveló que hace 2 meses le hurtaron una novilla Normanda avaluada en $10 millones.
 
El robo de ganado se incrementó, entonces nos tocó organizarnos los productores de 4 veredas para hacer rondas de 7 a 8 personas. Definitivamente la Policía no da abasto para tantas fincas porque solo hay 4 o 5 para todo Paipa”, denunció.
 
Molina atribuyó el aumento de robo de animales al alza en los precios del ganado, debido a la disminución del inventario por cuenta del fenómeno de El Niño. Ante la escasez de bovinos, la carne está más costosa y los cuatreros quieren aprovechar este hecho.
 
Gracias a la organización de los productores, no solo el propietario de ganado Normando logró recuperar su novilla hurtada la semana pasada, sino que han frustrado 3 intentos de robo y casi dan con los ladrones. (Lea: Gaula y Carabineros buscan trabajar de la mano del gremio ganadero)
 
Sin embargo, el productor señaló que requieren de mayor vigilancia de la Policía y advirtió que los uniformados no pueden patrullar en la noche porque la Alcaldía de Paipa no cuenta con presupuesto.
 
“Tanto los Carabineros como la Policía tienen la obligación de prestar rondas en las veredas, pero el problema es que en horas de la noche ellos no pueden salir porque el alcalde dice que no hay presupuesto para la gasolina de las camionetas y las motos”, comentó.
 
Esto genera un ambiente propicio para los ladrones, pues la mayoría de robos se realizan entre las 11 de la noche y las 2 de la mañana. (Lea: El abigeato no es exclusivo de las principales zonas rurales del país)
 
De acuerdo con Molina, los hurtos se ejecutan durante la noche en Tunja y otros municipios para vender los ejemplares muy temprano en la mañana. Los otros son sacrificados y las carnes se comercializan en famas.
 
Como no hay ninguna investigación formal, alrededor de este fenómeno se han tejido muchas teorías. Por ejemplo, se cree que los ladrones estarían usando guías falsificadas para mover los animales o que estarían ofreciendo la carne en expendios que mezclan el producto legal con el clandestino.
 
De otro lado, Emiliano Rojas*, productor del mismo municipio, comentó que el tema no ha trascendido porque los productores no se atreven a denunciar, pues no hay ninguna entidad o autoridad que los respalde.
 
Yo me he enterado de 3 casos y para mí, eso es mucho. (…) Los que se han logrado recuperar es por organización de los ganaderos, que tienen su propia red, que es informal y no tan sofisticada porque se comunican por Whatsapp”, comentó. (Lea: Ganaderos denuncian pero no ven resultados frente al abigeato)
 
Ante esta situación, los productores solicitan un mayor acompañamiento de la Fuerza Pública y de las entidades sanitarias como el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y el Invima, para combatir este flagelo que cada vez está llegando a los lugares más insospechados.
 
* Nombres cambiados a petición de las fuentes