Acudir al esquema asociativo ganadero de Francia, recomienda Asosimmental

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Agosto 2018
compartir
Esquema de asociatividad, centros de acopio regionales, cooperativismo, asociación de muchos ganaderos, producción en volumen, menores costos, esquema francés, fortalecieron la economía. CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“La asociación de muchos productores ha sido la tendencia en Francia y son fuertes en la economía”, dijo Filippo Rapaioli. Foto: Fedegán
El cooperativismo permitió a los ganaderos de Francia y Alemania subsistir, organizarse y ser eficientes y grandes productores, y son los que marcan la tendencia en calidad y precio. 
 
Asosimmental hizo un llamado a la asociatividad para que los ganaderos se defiendan de las inconsistencias en el precio pagado al productor por parte de la industria lechera en el país.
 
Según Filippo Rapaioli, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Simmental - Simbrah y sus cruces, Asosimmental, “los productores son perjudicados en repetidas ocasiones por la industria en materia de precio porque se lo reducen o en ocasiones les dejan de comprar”.
 
“Es el caso de una empresa que dejó de comprar este producto de la noche a la mañana la semana pasada en varias regiones del país. Hubo muchos ganaderos perjudicados con esa medida que involucraron grandes volúmenes de leche los cuales se estiman en 40 mil litros”.
 
“Muchas familias se perjudican con decisiones de esa magnitud y los pequeños productores son los más afectados”.
 
Al estilo europeo
 
“Según el dirigente, “una solución a esa clase de coyunturas se podría lograr acudiendo al esquema de la asociatividad. Se puede organizar un centro de acopio en cada municipio o en cada región para que las empresas recojan un volumen de leche significativo en un solo sitio”. (Lea: Cada vez más productores entienden que asociarse sí vale la pena)
 
“Muchas veces dejan de recoger el lácteo porque tienen que ir a veredas alejadas o de difícil acceso o lo hacen por volúmenes bajos que no les resulta rentable. Es un sistema que  ahorraría costos y mejoraría el precio a los productores y les permitiría subsistir”.
 
De acuerdo con Rapaioli, “a partir de ese centro de acopio, que es la experiencia que tiene Estados Unidos y Europa, se empezaría a capacitar al productor para que este entregue leche de mejor calidad, sanidad, proteína y grasa”.
 
“Es el esquema de cooperativismo que se aplica en Francia, Italia, Alemania. Los productores pecuario bovinos colombianos deberían acudir al esquema de cooperativas que es característico de este sector productivo en Francia”.
 
“En Italia cada provincia tiene una cooperativa y este país como tiene tanta montaña no es un productor grande de leche. Pero Francia y Alemania son fuertes y usan el mencionado esquema”.
 
“En Francia era igual que acá en Colombia. Había micro productores que entregaban bajos volúmenes de leche y se asociaron poco a poco y se volvieron grandes y ahora entregan miles de litros”. (Lea: Conozca por qué el cooperativismo agrícola si funciona en Francia)
 
“La asociación de muchos productores ha sido la tendencia en dicho país desde que culminó la segunda guerra mundial y es un sistema que les permitió sostenerse y ahora están consolidados en el mercado. Se convirtieron en grandes agentes productivos y de comercialización de la economía. Atienden la demanda del mercado nacional e igualmente son grandes exportadores”.
 
Esquema integrado
 
Cada cooperativa tiene su propio transporte y recoge a los productores y luego entrega todo lo de la región en un solo punto. Otras ya se organizaron y ellas mismas producen leche en grandes volúmenes y también subproductos, como queso, mantequilla y demás, y los comercializan en volumen o el consumidor va a sus instalaciones y compran lo que necesitan para el mes. (Lea: Con compras compartidas, ganaderos adquieren insumos a menor costo)
 
Igual sucede en la producción de carne. Las cooperativas envían las reses al frigorífico y estos les devuelven la carne y ellos distribuyen los cortes -de primera, segunda y tercera-,  los empacan en cajas y los venden a precios competitivos.
 
“Acá en Colombia se puede hacer eso, aplicar la asociatividad. Es cuestión de organizar a los productores y emprender esa tarea”, replicó Rapaioli.