Muerte súbita en bovinos, un tema al que se le debe prestar atención

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Septiembre 2014
compartir
muerte súbita en bovinos
Las reses pueden morir en un periodo de entre 6 y 24 horas luego de presentar algunos síntomas como fiebre, letargo, falta de apetito e hinchazón. Foto: rokambol.com.
Clostridiosis, hemoparásitos e intoxicaciones, son algunos de los factores que generan la muerte repentina de los ejemplares bovinos. Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar pérdidas de esta naturaleza en su hato.
 
Al igual que los seres humanos, los semovientes pueden morir súbitamente, sin explicación aparente. De un adecuado manejo, una sana alimentación, un completo seguimiento y un cuidado ejemplar depende que estos casos sean esporádicos y el productor no se vea expuesto a la pérdida de ejemplares. (Lea: ¿Cultivos con altas dosis de nitratos pueden intoxicar y matar al ganado?)
 
En el mundo bovino, las reses empiezan a padecer fiebre, letargo, falta de apetito, hinchazón, cojera, rigidez, espasmos musculares focalizados y orina de color rojo oscuro, síntomas que se pueden desarrollarse entre 6 y 24 horas, tiempo en el que se puede presentar el deceso del animal.
 
De un tiempo para acá, este tipo de situación se ha venido presentando con frecuencia en los hatos de Guaviare, razón por la que el Comité de Ganaderos del departamento y el laboratorio Farmabio, dictaron una conferencia con el propósito de explicarles a los productores de la región algunas de las causas por las que se presenta el desplome y posterior muerte de los animales, casi siempre sin ninguna explicación aparente. (Lea: Ganadero, erradica plantas tóxicas que enferman o matan reses)
 
Según explicó Diana Lucía Restrepo, profesional en la zona en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y quien hizo parte de la charla, hay 3 factores por los que puede dar la muerte súbita en bovinos: clostridiosis, hemoparásitos e intoxicaciones, por lo que es importante estar al tanto del predio y el comportamiento de las reses.
 
“Hay muchas dudas sobre ese tema, porque los productores poco conocen sobre las causas de la mortandad de sus animales de forma repentina. Muchos de ellos llegan a consultarlas porque las están sufriendo, por eso era clave explicarles las razones y cómo pueden prevenirlas”, aseguró Restrepo. (Lea: ¿Cómo prevenir que su ganado muera por un rayo?)
 
Clostridiosis
 
Esta enfermedad conocida como carbones, es producida por un grupo de bacterias del género clostridium. Dichos patógenos deben su patogenicidad a la producción de exotoxinas que actúan en diferentes órganos, una vez se han trasladado hasta los mismos. Para prevenirlos es necesario adelantar un plan sanitario en las fincas donde se especifiquen las vacunas contra dichos carbones.
 
Es recomendable que esos biológicos se apliquen en un momento diferente al de los ciclos contra la fiebre aftosa adelantados por Fedegán-FNG, ya que si se ponen tantas vacunas al tiempo el resultado no será el mismo. Hay varios productos en el mercado que se pueden aplicar una o dos veces al año, los cuales varían de acuerdo al presupuesto del productor.
 
Hemoparásitos
 
Las garrapatas son la principal fuente para que se presenten este tipo de enfermedades que son las babesias, por lo que es recomendable hacer un control de este insecto a través de baños, los cuales deben estar incluidos dentro del plan sanitario de la finca. (Lea: Herpes virus bovino 5 está presente en Los Llanos, médicos estudian el mal)
 
Intoxicaciones
 
"Se pueden presentar por nitritos o nitratos, en el Guaviare son conocidos como barbasco que es un bejuco que tiene algo de cianogénicos”, explicó Restrepo. Es prioritario controlar ese tipo de malezas en los potreros, especialmente en las riveras de los caños y ríos que es donde se presentan con mayor frecuencia.
 
Sobre el evento, Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico de Fedegán-FNG, señaló que es importante que médicos veterinarios sean los encargados de diagnosticar el hato para definir el plan de sanidad, la necesidad de aplicar medicamentos o vacunas y así evitar más muertes al interior de la empresa. Polanía sostuvo que los ganaderos están acostumbrados a dejar los ejemplares muertos en las praderas, lo que podría expandir la patología. (Lea: Mastitis: el síndrome que más afecta la ganadería colombiana)
 
“En Colombia pasa que las reses mueren súbitamente y no se sabe porqué. Confluyen muchas causas, una de tantas es el carbón bacteridiano que mata al animal sin dar oportunidad de reaccionar médicamente. Cuando esto ocurre se sugiere enterrarlos en el mismo sitio donde murieron y verter cal sobre la tierra para que la enfermedad no se propague”, concluyó la funcionaria.
 
Por el momento, no hay una cifra concreta de los animales que en el país mueren súbitamente, sin embargo es importante que usted siga las recomendaciones de los expertos para evitar sufrir por este problema que además acarrea consecuencias de índole económico.