Cómo lograr la menor pérdida posible de terneros desde preñez al destete (Merma) Parte 2/2

06 de Mayo 2019
compartir

En nuestro blog anterior le planteamos a los ganaderos cuántos terneros espera destetar al final del ciclo, e incluimos el tema de los errores de manejo, y señalamos que dejando de lado la acción de depredadores o el abigeato, deberíamos aspirar a una merma no mayor al 10 - 12 %, siempre superior en vaquillas de primer parto lo cual se logra solo fincas muy organizadas y en general de hatos chicos pueden lograr entre 5 y 10% de pérdidas.

 

También se comentó sobre las mortalidades embrionarias tempranas y que es razonable estimar las mermas partiendo de una preñez no menor a los 50 - 60 días, poniendo énfasis en tratar de llegar a un diagnóstico para poder prevenir la menor pérdida posible de terneros. En esta entrega nos concentraremos en algunas sugerencias. (Lea: Cómo lograr la menor pérdida posible de terneros desde preñez al destete - parte 1)

 

Sugerencias prácticas

 

-Incorporar al profesional veterinario al equipo de trabajo para capacitar y promover buenas medidas de control, estableciendo metas realistas y medibles. Establecer una bonificación por ternero logrado al personal suele ser muy positivo.

 

-Instrumentar un adecuado plan de vacunación a las hembras preñadas, que debería iniciarse idealmente desde el destete en las vaquillas de reposición, junto a un plan de erradicación de brucelosis.

 

-Llevar registros de las perdidas y tratamientos

 

-Tratar de analizar en laboratorio los fetos encontrados, siempre que estén frescos. Derivarlos lo antes posible y refrigerados (¡nunca congelados!). Aunque el diagnóstico suele no ser definitorio en muchas ocasiones, realizar serología a las abortadas (Idealmente pareadas a los 15/20 días) puede orientar el profesional.

 

-En pariciones concentradas en superficies chicas -por el riesgo de contagio- o en campos problemáticos, vacunar las vacas contra la diarrea neonatal en el último tercio de gestación.

 

Los desequilibrios minerales, particularmente de calcio y magnesio pueden provocar partos lánguidos y mortandad en los vientres. Analizar la conveniencia de suplementar con concentrados.

 

-Capacitar con el veterinario al personal para una adecuada asistencia al parto, cuidado del ternero recién nacido, etc. El tratamiento temprano de las diarreas es vital. Cuando un ternero ha sido tratado debe ser identificado mediante alguna marca para constatar que se haya hecho.

 

-Vacunar temprano a los terneros contra las enfermedades clostridiales, que suelen afectarlos desde los 3 meses de edad en adelante.

 

Al llegar al momento del destete siempre es conveniente eliminar las vacas NPT (No Presentan Ternero) ya que además de eliminar potenciales portadoras de enfermedades infecciosas, hay factores genéticos que influyen y a la larga mejoran los indicadores.

 

En algunas situaciones donde no se llegan a diagnósticos seguros, puede ser una buena práctica hacer tactos seriados mensuales sobre un muestreo de las preñadas para conocer con precisión cuando ocurren las perdidas.

 

La merma tiene gran importancia económica, es difícil de disminuir y muchas veces frustrante por los resultados erráticos. Sin embargo, es un excelente ejemplo de la posibilidad de trabajar en equipo y llevar la información adecuada, tomando decisiones desde la ternera hasta la monta, eligiendo por ejemplo toros con Deps de bajo peso al nacer para las vaquillas de primer servicio.

 

Se adjunta el cuadro, donde se muestran las principales causas de pérdidas en la Argentina durante cada período elaborados por el Dr Cantón, del Inta de Argentina. Desde luego en cada país y región las causas variarán.

 

MV Martín García Fernández

Ing Agr Agustín García Fernández

SGF Consultora

 

Tips

  • Es difícil establecer valores ideales, pero no debería ser mayor al 10% en vacas y 12% en vaquillas de primer parto. Fijar objetivos realistas
  • Hacer un plan de trabajo con el veterinario y capacitar al personal. Registros
  • Prevención sanitaria: brucelosis y venéreas control total. Inmunizar contra enfermedades reproductivas desde el destete.
  • Atención al parto y periparto. Prevenir distocias y diarreas, asegurar el calostrado en las primeras 12 horas.
  • Elegir toros de bajo peso al nacimiento para vaquillas, y que estás no estén excesivamente gordas al parir. Ser cuidadosos en los cruces con razas terminales, especialmente en vaquillas.

Cuadro