Manejo del destete e inicio de la recría - recomendaciones para un destete exitoso

20 de Mayo 2019
compartir
Destete, recría, condición corporal (CC) de la vaca, anestro, manejo de la edad del destete para poder recuperar a la madre, destetar más allá de los 180 días de edad, edades para destetar, Destete Precoz (DP), entorada, monogástrico, Destete convencional y anticipado, Preacondicionamiento, metafilaxia, Creepfeeding, CONtexto ganadero, noticias ganaderas
El Ing Agr Agustín García Fernández y el MV Martín García Fernández, de la firma SGF Consultora, explican el manejo del destete para recuperar la condición corporal de la vaca y las herramientas que tiene el ganadero para hacerlo. Foto: Cortesía

1° parte de 2. Decíamos en las notas anterior que sin un buen índice de procreo, no hay ganadería económicamente viable. Para lograrlo debemos preñar a los vientres, y para preñarlos sí se cuenta con una buena sanidad y toros adecuados o un eficiente protocolo de inseminación artificial, el elemento más importante es la condición corporal (CC) de la vaca.

 

No hay genética, raza, medicamento ni tecnología reproductiva que la reemplace. Es simple: vaca con baja CC entra en anestro y no cicla.

 

Ahora bien, a esta verdad de Perogrullo cualquier ganadero con experiencia antepondrá el costo de alimentación, que condiciona un buen performance. Es cierto y no es el objetivo de esta nota analizar la oferta forrajera de cada región, capacidad de carga de los campos, ni suplementos que pueden utilizarse, ya que los costos y sistemas son diferentes en cada caso.

 

Pero los ganaderos contamos con una herramienta fundamental: manejo de la edad del destete para poder recuperar a la madre.

 

Una vaca con cría al pie de 6 meses aproximadamente reduce, casi a la mitad, sus necesidades al retirársele su ternero. Por esto es tan importante estacionar la época de la monta, y lograr que la vaca preñada llegue a la estación crítica (meses de sequía en gran parte del trópico) sin cría al pie, con tiempo de acumular grasa que es la manera más económica de guardar recursos energéticos para cuando hay carencias.

 

Con alimentación no subsidiada, en casi cualquier sistema pastoril es imposible lograr un ternero por año si se desteta más allá de los 180 días de edad.

 

A mayor dificultad del ambiente por zona o año complejo, el destete debe realizarse antes, no hay otro modo de corregir parte de la situación.

 

Las edades para destetar

 

Arbitrariamente las vamos a clasificar en:

1.Destete convencional (aprox. 6 meses de edad)

2.Destete temprano (4 a 5 meses)

3.Destete precoz e hiperprecoz (30 a 60 días)

 

En zonas muy duras, o años difíciles se debe ajustar el momento de destete a la CC de la madre, llegando incluso al Destete Precoz (DP).

 

 

Las dificultades

 

Ante estos comentarios, siempre se plantean dificultades atendibles: comercialización de terneros livianos, como alimentarlos con pastos de muy baja proteína, etc.

 

Todo eso es cierto: no hay soluciones mágicas, pero entonces deberemos resignarnos a un 50-60% de terneros logrados sobre vaca entorada… en el mejor de los casos.

 

 

Las herramientas

 

Sabemos que un ternero chico tiene la capacidad de convertir el alimento casi como un monogástrico, 3:1. Esto ocurre solo en esa etapa de su vida, y hay que aprovecharlo.

 

Esta conversión resiste cualquier costo asociado y permite que la vaca cumpla con su función: producir un ternero, y no leche para engordarlo. La leche es un alimento extremadamente caro desde el punto de vista energético dada la baja eficiencia del proceso del consumo del forraje, síntesis de la leche en la glándula mamaria, consumo del ternero y producción de carne.

 

Por esta misma razón puede ser contraproducente para la fertilidad seleccionar vacas por su producción láctea en el negocio de la cría.

 

Vamos entonces a definir algunas recomendaciones para un destete exitoso, definiendo este como un proceso que permita iniciar la recría del ternero, con la menor mortandad posible, y reduciendo el estrés para minimizar pérdida de peso.

 

1.Destete convencional y anticipado

 

Conviene planificar el manejo, alimentación y sanidad en función de objetivos claros. Aquel que venda sus terneros al destete no requerirá el seguimiento posterior, pero le convendrá asegurar una buena sanidad del mismo, ganado reputación entre los potenciales compradores.

 

Preacondicionamiento: es una buena práctica realizar una base inmunitaria previa al destete en función de lo recomendado por su veterinario. Recordemos que las vacunas por lo general protegen a partir de la segunda aplicación, entonces es razonable hacer la primera vacunación unos 10 días antes del destete.

 

La segunda aplicación puede hacerse al momento o pocos días después de concretada la separación de la madre.

 

Algunos veterinarios aplican el concepto de metafilaxia, es decir aplicar una dosis de antibióticos para prevenir cuadros de infecciones respiratorias y otro tipo de enfermedades, en particular frente a traslados en camión, arreo, o condiciones climáticas complejas.

 

Como todos sabemos, a veces el ternero extraña más al lote o potrero donde estaba que incluso a su madre, es en consecuencia una buena práctica (si los alambres lo permiten), tener vacas y terneros en un potrero durante algunos días, hacer el preacondicionamiento y luego desmadrar, es decir sacar las vacas dejando los terneros en el mismo lote con algunos animales adultos.

 

Los pronósticos climáticos extendidos son en la actualidad bastante confiables, por lo que es vital evitar hacer estas maniobras en días previos a temporales.

 

Creepfeeding: realizar una alimentación diferencial al ternero desde los 90-100 días, es una práctica de bajo costo y gran impacto. Los terneros consumirán pocos kg de concentrado, pero pesarán más al destete y sobre todo sabrán comer suplementos por lo que rápidamente consumirán la ración suministrada (como inicio de una recría intensiva, o como puente para una pastoril), perdiendo muy poco peso en la transición.

 

Existen comederos tolva con rejas que solo permiten pasar a la cría, muy prácticos para reponer alimento una sola vez por semana, o se pueden hacer muy simples con maderas y bateas (Ver fotos).

 

El alimento será definido por el nutricionista, en función de la oferta del forraje y la leche de la madre. En nuestro país lo habitual es que coman unos 100 kg por ternero, en base a grano maíz o sorgo y suplemento proteico.

 

Se menciona como un beneficio adicional, una mejor en la CC de la madre, si bien puede lograrse el impacto no es significativo como para mejorar los índices de preñez de las vacas, pero si favorece la generación de reservas en tejido adiposo frente, por ejemplo, a las temporadas de sequía.

 

 

Próxima nota: - Manejo del destete e inicio de la recría. 2° parte (2/2)

 

 

MV Martín García Fernández

Ing Agr Agustín García Fernández

SGF Consultora

https://sgfagro.com.ar/