Tercera Vacatón de Fundagán

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Octubre 2014
compartir
La tercera vacatón que realizó Fundagán el pasado 8 de octubre a través de su tercera cena gourmet “Una Vaca por la Paz”, logró el obsequio de 1.452 vacas. 
 
“Este número de semovientes será entregado a igual número de familias campesinas sumidas en la pobreza, gracias a la generosidad de 478 comensales y de muchos más donantes, que lo hicieron posible”, dijo José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán.
 
Para el líder gremial de los ganaderos, con la donación obtenida ya serán 5.000 familias a las que la vida les sonreirá con un sustento diario y un mejor vivir, gracias al programa que lidera la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, la expresión social de la ganadería colombiana.
 
Dicho programa es la diferencia entre la riqueza y la esperanza, por eso, extender la mano y ser solidarios, como lo hicieron, en esta ocasión, ganaderos, actores, actrices, funcionarios públicos y deportistas, entre muchos más colombianos, es la gran oportunidad que en adelante tiene Fundagán, para llevarles un apoyo desde la producción ganadera a miles de campesinos vulnerables, familias afectadas por la violencia rural, soldados y policías que han sufrido el rigor de la guerra.
 
El programa “Una Vaca por la Paz” es una iniciativa de Fundagán que comenzó en el año 2010 y es la muestra de su reto con la responsabilidad social de la ganadería en el país.
 
En la cena gourmet estuvieron presentes el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez, el excandidato a la presidencia de la República, Oscar Iván Zuluaga; industriales reconocidos como el presidente ejecutivo de Vecol, Elías Borrero, y tambie?n, congresistas y políticos.
 
Es de destacar el apoyo de la actriz Flora Martínez y de Julio Cesar Luna, quienes fueron los maestros de ceremonia. Y también, las donaciones del futbolista Carlos “El Pibe” Valderrama, y la compañía petrolera Pacific Rubiales, que contribuyó en esta causa con el obsequio de 33 vacas.
 
Para la Representante a la Cámara, María Fernanda Cabal, quien lideró a Fundagán, por varios años, este programa es una muestra de cómo se puede hacer la paz en nuestro país y como se puede marcar la diferencia en pro de los más necesitados de nuestro campo colombiano. “Se puede lograr el cambio y cuando uno de verdad quiere ayudar, lo puede hacer”, expresó.
 
Esta iniciativa es una cadena de solidaridad, ya que el donante entrega una vaca preñada y la primera cría es igualmente donada a otra familia del sector rural que se encuentre en condiciones similares de pobreza o vulnerabilidad.