Así nació Agrapp, la plataforma de financiamiento para pequeños y medianos productores

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Noviembre 2022
compartir
entrevista al director ejecutivo de agrapp
David Ricardo Duarte, cofundador y director ejecutivo de Agrapp, explicó para CONtexto ganadero cómo funciona su plataforma que conecta inversionistas con proyectos agrícolas sostenibles. Foto: Agrapp

David Ricardo Duarte, cofundador y director ejecutivo de Agrapp, explicó para CONtexto ganadero cómo funciona su plataforma que conecta inversionistas con proyectos agrícolas sostenibles.

 

Agrapp es una plataforma de financiación colaborativa que ya ha apalancado 176 proyectos agrícolas, generando 528 empleos y recogiendo más de $9000 millones de más de 860 inversionistas que financian proyectos con cultivos de uchuva, granadilla, gulupa, entre otros.

 

En CONtexto ganadero entrevistamos al CEO de la startup, David Ricardo Duarte, que junto con su socio Carlos Zubieta, ingeniero mecatrónico, comenzó esta plataforma que busca ser el neobanco del sector agrícola. (Lea: Con crowdfarming se invierte en el campo desde la ciudad)

 

CONtexto ganadero: ¿Cómo nace Agrapp?

 

David Ricardo Duarte: La génesis de Agrapp es otra cosa diferente a lo que hoy hacemos. Nosotros arrancamos por tratar de llevar algo de tecnología, unos sensores a pequeños y medianos productores. Históricamente, tanto mi familia como la familia de mi socio, que es el director de tecnología, han tenido fincas y sacaban cosechas, por lo que quisimos llevarles tecnología aprovechando las habilidades técnicas de mi socio.

 

Mi socio, que es el director de tecnología, venía de trabajar en San Francisco, en la meca de innovación. Por mi parte, yo soy oficial retirado de la Fuerza Aérea y llegué al grado de teniente. Luego quise dar un paso al costado para trabajar en ingeniería y en banca de inversión, que fue lo que me introdujo de las grandes oportunidades y del capital que hay disponible. Mi socio volvió y empezamos a ver qué podíamos arrancar, de ahí hicimos el tema de los sensores, que no funcionó.

 

Aunque este camino no tuvo mucho éxito, sí nos dio la oportunidad de darnos cuenta de la brecha que había y, pues más que el problema, la oportunidad de crear nuevos mecanismos para llevarles diferentes formas de financiación a los agricultores. Desafortunadamente, más del 85 % de los pequeños y medianos son rechazados por el sistema tradicional. (Reportaje: "Sosty es un canal para que todos seamos ganaderos sostenibles": CEO de Sosty)

 

Nosotros iniciamos con Agrapp hace 4 años, enfocados en ser una herramienta y una solución de acceso a financiamiento para pequeños y medianos agricultores. Como apenas estamos arrancando, por ahora solo apoyamos el establecimiento de unos cultivos específicos como gulupa, maracuyá, granadilla y uchuva. De igual manera, también apoyamos el sostenimiento de cultivos como cacao, café y aguacate.

 

 

CG: Además de financiamiento, ¿qué otro tipo de apoyo brinda Agrapp para lograr ese cambio en el sector rural?

 

DRD: Al día de hoy hemos logrado que más de 170 pequeños y medianos agricultores sean financiados por nosotros y hemos llevado más de $9000 millones en inversión a proyectos agrícolas. Para nosotros era muy importante desarrollar una tecnología para llegar a esos agricultores, por eso nos hemos enfocado en algo que se denomina Farmer friendly o Amigable con el productor, que sea tecnología que ellos realmente sí vayan a utilizar.

 

Por ello, todos los agricultores pueden arrancar su proceso con nosotros solamente con WhatsApp. De este modo, cualquier productor con el plan de datos más pequeño y donde sea que se vaya a conectar, solamente con un smartphone (alrededor del 72 % de habitantes de América latina ya tienen acceso a uno) y su cédula puedan arrancar su solicitud de financiamiento con nosotros. Actualmente contamos con más de 1000 solicitudes en todo el país y el 95 % provienen de zonas rurales, es decir que sí le estamos llegando a esos agricultores.

 

En WhatsApp encuentran un chatbot que, de manera automatizada, hace el reconocimiento para validar su identidad digital. Un agricultor nos consulta por WhatsApp de la misma manera como habla con sus hijos y con sus nietos, esa misma herramienta la convertimos para que puedan acceder a servicios financieros.

 

 

CG: ¿Cómo priorizan ustedes las solicitudes de crédito de los productores?

 

DRD: Tenemos la ventaja de que somos fintech, es decir, nuestra base es tecnológica, podemos atenderlas a todas. Obviamente trabajamos con un modelo de riesgo pero que es alternativo que tiene en cuenta el contexto general de las dinámicas económicas y sociales del sector rural y, a partir de ese entendimiento, construir los productos financieros que sí le lleguen a estos pequeños y medianos agricultores.

 

De hecho, en nuestro actual portafolio el 60 % son productores que sí hubieran podido acceder al sistema financiero tradicional pero hoy lo hacen con nosotros por la cantidad de capital de la que pueden disponer, por la agilidad y por el uso de las tecnologías que les brindamos. Otro 20 % son productores que no hubieran podido acceder a un crédito que les permitiera tener un cultivo de exportación como hoy sí lo pueden hacer con nosotros, y otro 20 % son agricultores que no existían para el sistema financiero tradicional.

 

Cuando el agricultor nos consulta, nosotros entregamos una solución integral, dando acompañamiento técnico y acceso a un agrónomo, que para nosotros nos sirve como monitoreo y control de inversión, y al productor le sirve para transferencia de conocimiento y tecnología, lo que ayuda a mitigar los riesgos asociados al desarrollo del cultivo. Adicionalmente tiene acceso a seguros de vida y seguros agrícolas, siendo pioneros en tener este tipo de seguros efectivos para pequeños y medianos agricultores, Me atrevo a decir que ofrecemos una segunda generación de seguros, pues no cubrimos la muerte de la planta sino que cubrimos un rendimiento garantizado sobre la cosecha.

 

Como tercer eslabón, ofrecemos comercialización asegurada. Cualquier agricultor que siembra con nosotros o es financiado por Agrapp, una vez siembra ya sabe a quién le va a vender porque ponemos a su disposición todo un catálogo de comercializadoras y exportadoras para que firme un contrato, que sirve de garantía al proceso para la recuperación del capital, tanto para el agricultor como para nuestros inversionistas.

 

 

CG: Ahora, pasando al lado de los inversionistas, ¿cómo funciona esta plataforma?

 

DRD: Nosotros nos hemos enfocado más en los productores porque son nuestro cliente principal, pero para generar el fondeo y tener los recursos para financiarlos, hoy tenemos una herramienta que es una plataforma web donde cualquier persona puede invertir desde $1 millón. Con ello genera un impacto social, apoyando a estos agricultores y empoderándolos para que se conviertan en motores reales de desarrollo rural. Y qué mejor que además de esto, tengan una rentabilidad que está entre el 12 % y el 22 % efectivo anual, siendo 18,2 % la histórica que hemos entregado en estos 4 años de operación.

 

 

CG: A lo largo de estos 4 años, ¿qué obstáculos o dificultades han tenido que superar?

 

DRD: Arrancar fue bien complicado, que los agricultores confiaran tanto en la tecnología como en el sistema de financiamiento fue difícil. Si bien nosotros somos alternativos y no somos un banco tradicional, siempre ha habido ese recelo. Como el 85 % de los agricultores han sido rechazados por el sistema financiero tradicional, es normal encontrar personas que no creen en nosotros. (Lea: La plataforma de ganadería colaborativa Sosty recibió USD 150 mil en Shark Tank Colombia)

 

En estos 4 años de operación nos hemos enfrentado a diferentes retos, desde el desconocimiento, la necesidad de encontrar herramientas para que sea mucho más fácil para los agricultores acceder a financiamiento. Antes tenía que ir a la sucursal bancaria, esperar a que un asesor lo atienda o que lo visite. En cambio, con nosotros es tan fácil como conectarse a Internet. Hemos tenido casos que el productor llega al punto de Internet más cercano que es en la escuela rural, y desde ahí hacen su aplicación, bien sea para ellos o para personas mayores.

 

De hecho, nos hemos dado cuenta de que, en los datos que tenemos, representamos una solución para casi cualquier edad. Y para esos adultos mayores, nos hemos dado cuenta de que son las generaciones siguientes las que los ayudan a sacar su proceso adelante. Esto nos parece supremamente interesante, pues no solo apoyamos a ese agricultor de la tercera edad, sino que además incentivamos a los jóvenes de que se queden en el campo y de que hay muy buenas opciones de sacar diferentes proyectos si siguen en el sector rural.

 

 

CG: ¿Cómo se proyecta Agrapp en los próximos años? ¿Ampliarán el financiamiento a otros cultivos?

 

DRD: Estamos trabajando constantemente para sacar todo tipo de cultivos y apoyar los más tradicionales. Queremos sacar un microcrédito que entienda las necesidades de cultivos como arándano, limón, piña, banano, ahí vamos creciendo a medida que nos da la capacidad. (Lea: SIMA, base de conocimientos agronómicos más grande de Latinoamérica en Expo Agrofuturo)

 

Como metas, la idea es seguir creciendo. Hoy tenemos presencia en 12 de los 32 departamentos de Colombia, con ganas de llegar a más regiones. También estamos pensando en exportar el servicio, pues hemos identificado esa desconexión entre el sistema financiero tradicional y estos agricultores desde México hasta Argentina, que representan más del 80 % de la población rural. Hemos visto que nuestra herramienta funciona bastante bien en Colombia y queremos escalarla.

 

También queremos sacar nuevos productos financieros, ojalá un tema de factoring para formalizar a los agricultores que normalmente venden a comercializadoras sin factura. Por eso queremos brindar un producto financiero a través de una plataforma tecnológica para generar factura y tener una liquidez anticipada sin que tenga que venderle al intermediario.

 

 

CG: ¿Qué apoyos han recibido para sacar adelante esta plataforma, que sea del sector público o privado?

 

DRD: Nosotros hemos tenido un apalancamiento privado en un 80 %. Somos un emprendimiento tipo startup que hemos logrado hacer dos rondas de inversión y vamos para la tercera. Hemos logrado involucrar diferentes actores como aceleradoras y fondos de inversión, que nos han acompañado en este proceso. El otro 20 % ha sido un acompañamiento público, que también ha sido muy importante porque nos ha dado la oportunidad de llegar a más agricultores a través de las gobernaciones y las alcaldías.

 

Tenemos grandes expectativas para los próximos meses, pues Agrapp ha demostrado ser una herramienta que tiene tracción con buenos resultados para mostrar y una tecnología escalable para mostrar a las entidades públicas y privadas. Creemos que el foco que viene para el sector rural y la producción de alimentos es muy importante y esperamos poner a disposición lo que hemos desarrollado, el conocimiento, la experiencia y la tecnología, para que se pueda aprovechar de la mejor manera, pues al final lo que queremos es beneficiar a los agricultores.