Gabriel Puerta Parra, primer ganadero en traer Gyr y Guzerá a Colombia

Por: 
Melanny Orozco Zabala
20 de Agosto 2019
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas colombia, noticias ganaderas, gabriel puerta parra, gyr, guzerá, mejoramiento genetico, raza indiana, inseguridad campo, capacitacion campo, traslado campo ciudad, ganaderos colombia, ganaderos
Gabriel Puerta Parra en 1991 trajó la raza Gyr y Guzerá a Colombia para el mejoramiento genético. Foto: Cortesía

Gabriel Puerta Parra es un productor colombiano que ha trabajado durante 45 años en la ganadería de leche. Desde hace 30 años trajo mejoramiento genético de Gyr y Guzerá al país, convirtiéndose en el primer empresario en comercializar embriones de estas razas.

 

Durante sus años de trabajo, logró ser el único colombiano que tiene el reconocimiento por parte de La India con el premio Glorious Nandi Award, 2016, por el trabajo realizado con la raza Gyr, pues este país glorifica a esta raza de bovinos.

 

CONtexto ganadero tuvo una conversación con Puerta en la que amplió información de su trayectoria en el sector.

 

CONtexto ganadero (CG): ¿Quién es Gabriel Puerta Parra?

 

Gabriel Puerta Para (GPP): Soy una persona que ha incursionado en la ganadería desde muy niño porque ahí me crie. Vine a la universidad y estudié Abogacía y luego trabajé en Administración pública e hice varias cosas. Sin embargo un día me decidí a abandonar todo y dedicarme a la ganadería. (Lea: Las exportaciones de flores crecieron en 2.2 %, según Asocolflores). Encontré un interés en el sector y comencé a trabajar en esto, e incluso en la minería.

 

Actualmente tengo 76 años y ando trabajando, monto a caballo todo el día, es decir, dirijo mi empresa y tengo la fortuna de contar con 3 hijas, las cuales se han dedicado al trabajo de la ganadería y hasta el momento tengo 45 años trabajando en el sector.

 

CG: ¿Cuáles han sido sus procesos productivos?

 

GPP: Siempre he trabajado produciendo leche y carne, pero más que esas dos cosas, me he dedicado a producir genética, que es más importante. Esa la comercializo entre los ganaderos del país y me va muy bien.

 

Pero antes encontré que aquí teníamos un ganado muy bueno, como lo es el Brahman, pero había cierto sector un poco atrasado porque las personas que la trabajaban se habían metido mucho con el Taurus europeo (lechería), entonces vi la posibilidad de tener un ganado en Colombia que sirviera para el trópico, que fuera resistente y que lo había en el mundo cebuino, y comencé a buscar esos animales y me lo traje de Brasil.

 

Posteriormente llegó un momento en el que percibí que seguir por lo mismo en lo que estaban todos los ganaderos del país no iba a llevarme a ninguna parte, porque hay muchas cosas de innovación que hacen ganar plata y que no se estaban implementando. Si uno no está innovando, no progresa y eso lo enseñan en todas las universidades del mundo.

 

Este es un tipo de animal indiano, pero Brasil fue el primero que lo trajo en 1887. En 1991 comencé a traerlo, logrando traer animales cebuinos lecheros que era un segmento del negocio ganadero que no estaba ocupado en el país.

 

Siento que ha sido una labor mía el demostrar que sí hay cebuinos lecheros y que no solamente son los Taurus como el Jersery, Holstein, Pardo Suizo, etc; sino que también las hay razas indicas cebuinas como el Gyr, Guzerá, Red Sindhi, entre otros.

 

Dentro de estas, el Gyr es la más lechera y fue el tipo de ganado que yo comencé a traer, aprovechando el avance en cebuinos lecheros en Brasil, porque es pionero en el mejoramiento genético de esta categoría de animales. En La India, la madre patria de esos ganados, esta muy demorada en mejoramiento genético, que creería es causado por cuestiones religiosas. Entonces, aprovechando ese progreso brasilero, comencé a traer estos animales.

 

Me basé en conocimientos que adquirí leyendo prensa internacional, por lo cual comencé a meterme en ese negocio. Hoy por hoy puedo decir que fui el pionero en importar cebuinos lecheros Gyr y Guzerá con mejoramiento genético lechero.

 

Esa ha sido mi labor en el país, pues la primera frase que yo leí de un político ganadero, llamado Octavio Domínguez, decía “el cebú lechero es una necesidad y también una realidad posible, entonces decidí desarrollar ese principio y es lo que he tratado de hacer en Colombia con mis empresas.

 

CG: ¿Cómo le ha ido comercialmente con la venta de esta genética de Gyr y Guzerá?

 

GPP: Desde que comencé con esto pude ver como subieron mis ingresos, sin embargo no tengo una cifra exacta de todo lo que he alcanzado a vender en estos 30 años.

 

CG: ¿Qué peso logra y en qué tiempo?

 

GPP: Cuando traje mis ganados cebuinos de Brasil en 1991, hicimos varias importaciones y le conseguí animales de este tipo a mucha gente. Entonces, en ese momento la expectativa era como cualquier negocio, que a los 3 o 4 años estuviéramos recibiendo la inversión y eso no fue cierto.

 

Comenzamos a ver los resultados con ese ganado a los 15 años, todo fue un largo periodo en el que tocó luchar y ver pequeños aportes hasta que arrancó el negocio.

 

Ya hoy tengo otra satisfacción, pues he preparado a más de 300 técnicos en Colombia en transferencia de embriones, en aspiración folicular y fertilización in vitro. (Lea: Mantener los dos ciclos de vacunación contra la aftosa, recomienda presidente de Vecol)

 

CG: ¿Qué tuvo que hacer para cambiar el pensamiento del mejoramiento genético?

 

GPP: El mercado y el impulso brasilero en ese mejoramiento genético me hicieron cambiar, pues hoy en día cualquiera puede hacer la inseminación con embrión, por lo cual se ha logrado masificar el negocio, pero hace 20 años había que sacar el embrión y venderlo en $US 2.000 y hoy en día lo vendemos en $US 20. Esto demuestra que se ha beneficiado el sector, las personas, el campesino, en fin, nos hemos beneficiado todos.

 

CG: ¿Cree que al ganadero colombiano promedio le hace falta creer más en el mejoramiento genético?

 

GPP: A los ganaderos colombianos nos falta creer en lo nuestro, pues todo es extranjero y hay infinidad de productores trayendo genética de otras partes del mundo porque no creen en lo que estamos haciendo y ahí estamos fallando.

 

Además, somos muy insuficientes en la capacitación para manejar el negocio, por eso llegan a las fincas los veterinarios, zootecnistas, administradores de empresas agropecuarias y los agrónomos que después vemos sentados sin trabajo porque el ganadero no sabe del gobierno de las funciones, es decir, el dueño de la finca tiene que saber manejar al personal del predio.

 

Por eso el Gobierno Nacional tiene que hacer un esfuerzo en capacitar más al dueño del negocio para que ellos no acaben con los que recién salieron de la universidad.

 

CG: ¿Cuáles cree usted que son las políticas que se deben implementar en el sector?

 

GPP: Lo primero que debe hacer el Gobierno Nacional es capacitar a las personas y luego hacer repoblamiento bovino, además es importante evitar que se sacrifiquen las hembras, pues de lo contrario no hay futuro bovino. (Lea: Alfredo Villazón quiere ampliar la apertura de mercados de carne y la genética cebuina)

 

CG: Finalmente, ¿cómo ve el futuro del campo colombiano?

 

GPP: El futuro uno siempre lo ve bien, lo difícil es realizarlo porque todas las controversias nacionales en política nos arruinan, pues lo platos rotos los pagamos los de abajo. Esas confrontaciones ideológicas que no deberían existir en un país como Colombia son las que nos están afectando, entonces todo eso es muy duro y nos afecta a todos.