Primer caso confirmado de Amaranthus resistente a 6 herbicidas

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Julio 2018
compartir
Amaranthus, Primer caso confirmado de Amaranthus resistente a 6 herbicidas,Weed Science Journal, de la Universidad de Cambridge,Sociedad de Científicos de Malezas de los Estados Unidos (WSSA), INTA, Ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, Contexto ganadero
El uso generalizado por agricultores de un número relativamente pequeño de herbicidas ha sido responsabilizado por exacerbar la resistencia de las malezas. Foto: Cortesía.
Una investigación del Weed Science Journal, de la Universidad de Cambridge, comprueba que existen grandes poblaciones y líneas genéticas de Amaranthus (también conocido como Yuyo Colorado) que presentan resistencia o fuerte tolerancia a seis herbicidas de diferentes mecanismos de acción.
 
Según la publicación tardaguila.com.uy, la nota fue publicada por la Sociedad de Científicos de Malezas de los Estados Unidos (WSSA), y señala que todo comenzó cuando productores del condado de Randolph, Missouri, informaron una población de Amaranthus que parecía ser resistente al 2,4-D.
 
Investigadores de la Universidad de Missouri realizaron experimentos de campo que confirmaron la resistencia al 2,4-D. Pero también descubrieron que la misma población de malezas era resistente a la atrazina, clorimurón, fomesafen, glifosato y mesotrione. De los ocho herbicidas aplicados, solo dicamba y glufosinato proporcionaron un control aceptable.
 
Los investigadores evaluaron que la planta representa un desafío para fabricantes de semillas y productos químicos como DowDuPont, Syngenta y Bayer, que comercializan herbicidas como 2,4-D, atrazina y glifosato, además de semillas proyectadas para soportar estos productos.(Lea: En consulta pública el ingreso al país de maquinaria, equipos y vehículos usados)
 
Es cuestión de tiempo para que estas líneas genéticas resistentes, de malezas que ya están muy esparcidas por Sudamérica, lleguen al continente por medio de semillas de campos de experimentación, cosechadoras, sembradoras u otros tipos de maquinaria que fue usada previamente en norteamérica. El uso generalizado por agricultores de un número relativamente pequeño de herbicidas ha sido responsabilizado por exacerbar la resistencia de las malezas y el combate a las mismas se hace cada vez más difícil.
 
El proceso adaptativo del yuyo colorado
 
De acuerdo con Marcelo López de Sabando y Ezequiel Arriaga (INTA Enero 2015), la naturaleza biológica de las malezas determina que evolucionen, adaptándose a prácticas destinadas a su control que se reiteran con frecuencia y en amplia superficie.
 
En nuestros esquemas de producción, esto correspondería al empleo de herbicidas de elevada eficacia y bajo costo relativo como glifosato, y algunos herbicidas de eleva da persistencia como el metsulfurón metil.
 
El resultado del proceso adaptativo podemos resumirlo en la manifestación de tolerancia y resistencia a herbicidas.
 
Su consecuencia inmediata es una reducción significativa en la utilidad práctica y económica de la herramienta química, además de las pérdidas de producción como consecuencia de la interferencia ocasionada por la maleza mal controlada.
 
Este sería el caso del yuyo colorado.
 
Esta especie posee además atributos biológicos que la convierten en una maleza agresiva y muy difícil de manejar eficazmente, al menos, con los recursos tecnológicos actualmente disponibles.
 
Investigadores del Inta determinaron en laboratorio la resistencia a glifosato de biotipo del yuyo colorado, llegando a encontrar plantas que sobrevivieron a la dosis de 32 lts/ha de una formulación Premium de 540 g.e.a/litro.
 
Ellos trabajaron con plantas del sur de la provincia de Córdoba (Canals, La Carlota) del sur de Santa Fe (Aldao).
 
El yuyo colorado (Amaranthus quitensis) fue la primera maleza declarada resistente en Argentina en 1996, en aquel momento a los herbicidas inhibidores de ALS: imidazolinonas, sulfunilureas y triazolopirimidinas (http://www.aapresid.org.ar/rem/alertas/).
 
La llegada de la soja resistente a glifosato generalizó rápidamente el control con glifosato y este biotipo dejó de ser un problema en los sistemas productivos por el efectivo control que ejerce este herbicida. Pero ahora empieza a perderse esta herramienta.
 
Como antecedentes internacionales, se encuentra citada en Bolivia, donde el yuyo colorado ha desarrollado resistencia a los ALS y también a los inhibidores de PPO, un grupo muy efectivo hasta el momento para su control en Argentina, señala la nota del INTA.