España: los ganaderos cobran la leche 14 % menos que hace cuatro años

18 de Junio 2018
compartir
La Unión de Ganaderos, analizó el precio de la leche en origen, el Indice de Precios al Consumidor y sus correspondientes cifras europeas, planteando un desequilibrio y pide al ministro que ponga en marcha mecanismos para solucionar la problemática del sector productor lácteo.
 
La Unión pone el acento en la desaparición de 900 ganaderos en el último año, lo que conduce a un modelo de macro granjas poco acorde con el modelo sostenible y social que se dice defender en la Unión Europea.
 
La organización insiste en que, de no introducir medidas que equilibren la cadena del sector, las explotaciones seguirán perdiendo la rentabilidad y los ganaderos, por tanto, abandonando su actividad, con la consiguiente destrucción de empleo y riqueza en el medio rural; mientras los consumidores pagan cada vez más caros los productos lácteos.
 
El precio en origen ha disminuido un 13,82% respecto al mismo mes de hace 4 años, cuando se situaba en 0,369 euros/litro, algo que en un país deficitario como es España no encuentra una causa justificada para ello, ya que tanto el precio al consumidor de la leche como el de los productos lácteos han mantenido una mucha mayor estabilidad.
 
Además, señala que el mercado lácteo tiene un comportamiento anormal, al margen de las reglas puras de la oferta y la demanda. Si se compara, España tiene los precios más bajos de Europa, que se encuentran en abril de 2018 en 0,3244 euros/litro, según el Observatorio del Mercado Lácteo Europeo, con precios más altos en países excedentarios que en España, donde se tiene que importar para cubrir la demanda.
 
Esta situación podría hacer pensar que se está replicando lo mismo que hace unos años cuando las autoridades españolas ya multaron a importantes firmas de la industria láctea por prácticas anticompetitivas, “si bien la sanción impuesta, 88 millones de euros era mínima en comparación con los 800 millones de euros de los que se lucraron indebidamente las industrias con sus pactos. La organización considera que ésta situación merecería una investigación por parte de Competencia”.
 
La organización resalta que el nuevo ministro debe tomar cartas en el asunto, revisar la regulación de la cadena alimentaria e introducir mecanismos eficaces que eviten la posición de dominio que ejerce las industrias frente a los ganaderos, el eslabón más débil de la cadena de valor y que actualmente vende su producción por debajo de los costos de producción.
 
“Esta situación de crisis dura ya cuatro años, desde el fin de las cuotas lácteas y las soluciones no están tan lejos, sólo hace falta voluntad política”. “Esperemos que el nuevo gobierno se dé cuenta y ponga en marcha mecanismos que ya están funcionando en otros países como en la vecina Francia”.
 
13/06/2018