La regulación de la ivermectina por la Comisión del Codex Alimentarius

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Septiembre 2017
compartir
FAO, Codex Alimentarius, Minsalud Resolución 1382 de 2013, Ivermectina, CONtexto ganadero, ganadería Colombia
La Resolución 1382 de 2013 emanada de este ministerio señala el Límite Máximo para Residuos de Medicamentos Veterinarios (LMRMV). Foto: Youtube
La Comisión del Codex Alimentarius ha adoptado límites máximos de residuos para una serie de medicamentos utilizados en ocasiones en animales productores de alimentos. La decisión se basó en una evaluación realizada por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA).
 
Se fijaron límites máximos de residuos para los medicamentos Ivermectina, utilizada para matar parásitos, en tejidos de ganado bovino, y lasalocid sódico (utilizado para fines similares) en tejidos de aves (pollo, pavo, codorniz y faisán).
 
La determinación see tomó en la Reunión de la Comisión del Codex Alimentarius del 17 de julio de 2017.
 
Estos medicamentos se someten periódicamente a revisiones para establecer si su administración no solo es correcta sino que no suponen ningún riesgo para la salud humana, puesto que la gran mayoría se destinan a animales productores de alimentos, además de a mascotas y animales de compañía en general.
 
De acuerdo con la infooders.com, la polémica asociada a un uso excesivo de antibióticos en animales de granja, sin embargo, es el principal elemento de presión para que se revisen límites en las dosis y formas de empleo. En el fondo de la cuestión subyace el hecho de que los residuos de los antibióticos, una vez éstos han sido metabolizados por los animales, presentan un elevado riesgo de incorporación al medio ambiente así como de entrar a formar parte de la dieta humana. Además de estas cuestiones, sobresale de forma destacada la generación de resistencia a los antibióticos que, al perder eficacia terapéutica y preventiva, dejan el campo expedito a la propagación de enfermedades.
 
También se establecieron límites máximos de residuos para el insecticida teflubenzurón cuando se utiliza en el salmón (ver Documento relevante del Codex (párr. 60, 62, 66 y Apéndice IV).
 
En nuestro medio la entidad encargada de fijar estos límites es el Ministerio de Salud y Protección Social.
 
La Resolución 1382 de 2013 emanada de este ministerio señala el Límite Máximo para Residuos de Medicamentos Veterinarios (LMRMV), la concentración máxima de residuos, resultante del uso de un medicamento veterinario (expresada en mg/kg o ug/kg sobre la base del peso fresco), que se permita legalmente o se reconozca como admisible dentro de un alimento o en la superficie del mismo.(Ver los valores en dicha resolución) 
 
Residuos de plaguicidas en los alimentos
 
Adoptó igualmente, límites máximos de residuos para más de 25 plaguicidas diferentes en diversos alimentos, como verduras (aguacates, pepinos), frutas (uvas, peras) y productos de origen animal (leche, huevos y aves de corral).
 
Los plaguicidas son sustancias químicas utilizadas para matar insectos, malas hierbas y otras plagas para evitar que dañen los cultivos. Incluso cuando se usan de acuerdo con las mejores prácticas, niveles bajos de residuos de plaguicidas pueden terminar en los alimentos. Los límites máximos apuntan a garantizar que estos residuos no perjudiquen la salud de las personas y se basan en las evaluaciones de riesgos de la Reunión conjunta FAO/OMS sobre residuos de plaguicidas (JMPR)
 
Las normas del Codex existentes para diazinón, glifosato y malatión se mantienen sin cambios, teniendo en cuenta la reciente reevaluación de estos plaguicidas por parte de la JMPR.
 
Para las frutas y hortalizas frescas
 
La Comisión del Codex Alimentarius también adoptó revisiones para actualizar su Código de prácticas de higiene para las frutas y hortalizas frescas para ofrecer orientación detallada a las partes interesadas a lo largo de las cadenas de valor de las frutas y hortalizas frescas, desde los productores hasta el consumidor final. 
 
La producción, manipulación y preparación de todos los alimentos conlleva diversos riesgos. Éstos pueden reducirse siguiendo buenas prácticas agrícolas y de higiene para ayudar a controlar los peligros microbianos, químicos y físicos. Esto, a su vez, minimiza la probabilidad de que las enfermedades transmitidas por los alimentos afecten a los consumidores o tengan un impacto negativo en la salud pública. Estos riesgos existen igualmente en las frutas y hortalizas frescas.
 
El objetivo es minimizar los peligros microbianos, evitar riesgos para la salud y maximizar la inocuidad de estos nutritivos alimentos, que son también de gran importancia económica para muchos países en el comercio mundial.
 
Etiquetado nutricional
 
Igualmente la Comisión del Codex Alimentarius adoptó los valores de referencia de nutrientes (VRN) para las vitaminas D y E.
 
El etiquetado nutricional es una forma importante de informar a los consumidores sobre el contenido de nutrientes de los alimentos, lo que a su vez puede ayudarles a tomar decisiones informadas para apoyar dietas saludables.
 
Se desarrolló un proceso de cinco años de duración para actualizar los VRN para su uso en las etiquetas alimentarias de todo el mundo, con el objetivo de garantizar la coherencia a nivel mundial en la forma en que se declaran los nutrientes en las etiquetas.