Volkswagen apuesta por el carro eléctrico para dejar atrás el 'dieselgate'

Por: 
AFP y CONtexto ganadero
23 de Noviembre 2016
compartir
Volkswagen carro eléctrico
El presidente de la marca de automóviles Volkswagen, Herbert Diess, junto al nuevo Volkswagen ID, su nuevo coche totalmente eléctrico, durante una rueda de prensa en Wolfsburgo (Alemania), el 22 de noviembre de 2016. Foto: AFP.
Volkswagen anunció su intención de convertirse en líder mundial en el sector de los carros eléctricos antes de 2025, en un intento de dejar definitivamente atrás el escándalo de los motores diésel trucados.
 
El mercado estadounidense, donde estalló el escándalo, tendrá un papel clave en esta transformación, asegura el presidente de la marca Volkswagen, Herbert Diess, explicando que tienen como objetivo empezar a fabricar vehículos eléctricos en América del Norte a partir de 2021.
 
"En 2025 queremos vender un millón de carros eléctricos al año y también ser líderes mundiales en electromovilidad", dijo Diess en la presentación de su proyecto. (Lea: Llegada de vehículos sin chofer puede retrasarse por dilemas éticos)
 
"El avance en carros eléctricos será el sello de Volkswagen", aseguró a la prensa en Wolfsburgo, la sede del grupo Volkswagen, que también comercializa otras marcas.
 
En 2015 el grupo vendió 4,4 millones de turismos de su propia marca en todo el mundo.
 
El giro hacia los carros eléctricos será posible con nuevas inversiones y economías de escala, según Diess, y supone también un intento de reinventarse tras el 'dieselgate'.
 
Volkswagen ya anunció el viernes un plan histórico para reducir 30 mil puestos de trabajo y ahorrar 3.700 millones de euros al año hasta 2020, incrementando al mismo tiempo la inversión tecnológica en coches eléctricos y autopilotados, y en digitalización.
 
"Nuestra industria se someterá a más cambios que nunca en los próximos 10 años", dijo Diess, augurando un avance muy importante de los coches eléctricos de aquí a cuatro o 5 años, causado por las preocupaciones medioambientales.
 
El giro de la principal marca del grupo Volkswagen coincide con su voluntad de dejar definitivamente atrás la peor crisis de su historia, tras admitir haber trucado once millones de vehículos diésel para que parecieran menos contaminantes."Para la mayoría de los consumidores, el coche eléctrico pronto será la mejor alternativa", dijo. (Lea: EE.UU. anuncia red de estaciones para recarga de autos eléctricos)
 
Entre los vehículos afectados había de la marca Volkswagen, pero también de otras marcas del grupo, como Audi, Seat o Skoda.
 
El escándalo afectó gravemente a las ventas y a la reputación de uno de las compañías alemanas más sólidas hasta entonces, llevando al grupo a registrar pérdidas por primera vez en 20 años.
 
"Electrificar América" 
 
Pero incluso antes del escándalo, Volkswagen ya tenía problemas de rentabilidad a causa de altos costes y baja productividad.
 
"La imagen de nuestra marca ha sifrido por la crisis del diésel, mucha gente ya no confía en nosotros", reconoció Diess, explicando que su objetivo es "recuperar esa confianza". (Lea: Un mundo del automóvil en plena mutación se da cita en París)
 
El mercado estadounidense ha sido especialmente duro con Volkswagen, un nombre que nunca ha sido muy popular en el país. 
 
Sin embargo, algunos observadores se toman con escepticismo este giro. Algo que ahora el fabricante alemán quiere cambiar, con una nueva campaña llamada 'Electrify America', bajo la que se empezarán a producir coches eléctricos a partir de 2021.
 
El analista Frank Schwope, del banco Nord/LB, recuerda que Volkswagen ya había acordado pagar en Estados Unidos USD14 mil 700 millones en compensaciones tras un acuerdo con las autoridades en relación al 'dieselgate'.
 
Estados Unidos "es un pozo sin fondo" para la marca, teniendo en cuenta que llegarán nuevas reclamaciones, asegura Schwope.
 
Por otro lado, Stefan Bratzel, experto de la industria del automóvil, es más optimista. "No será fácil, pero no es imposible, porque en América existe una gran cultura de segundas oportunidades", dijo a la AFP. (Lea: Ford y Baidu capitalizan fabricante de sensores para carros autónomos)
 
Según las previsiones de Volkswagen, su nueva estrategia debería triplicar el margen de beneficio desde el 2 % de 2015 hasta un 6 % en 2025. 
 
Un objetivo realista, según Bratzel, "teniendo en cuenta que los demás fabricantes ya están consiguiendo márgenes parecidos".