5 problemas de salud que el consumo de lácteos previene

02 de Julio 2013
compartir
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir de 2 a 3 vasos de leche al día, especialmente en niños y adolescentes. Pero, ¿qué ventajas presenta realmente el consumo de lácteos?
 
El pasado 1° de junio se celebró el Día Mundial de la Leche, instaurado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) desde el año 2001, con el fin de concientizar a la población sobre las bondades de su consumo. Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a las personas adultas consumir al menos 160 litros de leche por año, el promedio en América Latina no supera los 130 litros.
 
La leche es uno de los alimentos más completos y equilibrados, destacándose por su alto contenido en proteínas y calcio, esencial para el buen desarrollo del sistema óseo. Para que conozcas más sobre los beneficios de este elemento característico del desayuno, te presentamos los 5 problemas que previene el consumo de lácteos.
 
1. Anemia. La anemia se produce cuando la sangre no tiene suficientes glóbulos rojos sanos que le suministren oxígeno a los tejidos corporales. Gracias a su aporte de hierro, el consumo de leche evita esta enfermedad y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
 
2. Osteoporosis. Este padecimiento común en adultos mayores puede prevenirse con el consumo de 1.000 milígramos de calcio al día. El calcio es esencial para fortificar el tejido óseo y la leche es su fuente natural más rica.
 
3. Diabetes. Un estudio realizado por la Escuela Politécnica Federal de Lausana reveló que una molécula presente en la leche llamada nicotamida ribosa es capaz de prevenir la diabetes y el aumento de peso.
 
4. Cáncer de colon. Expertos de la Universidad de Lun hallaron que una proteína que contiene la leche puede reducir de forma significativa el crecimiento de las células que generan la enfermedad.
 
5. Hipertensión. Varias investigaciones demostraron que el déficit de calcio está relacionado con el incremento de presión arterial. Consumir 2 o 3 vasos de leche al día podría disminuir la posibilidad de sufrir de hipertensión.