Algunas formas de controlar el apetito con el suero de leche

26 de Septiembre 2016
compartir
La proteína del suero es el rey cuando se trata de la construcción muscular, pero pocos sabemos de cómo puede ser un suplemento clave para bajar de peso; en ninguno de los planos, la conocemos como una primera opción para perder peso, porque usamos termogénicos, inhibidores o algún estimulador energético. Pero este fantástico suplemento de digestión rápida en realidad incorpora una tecnología supresora del apetito que es eficiente, contrariamente al hecho de que los líquidos como el suero de leche en particular se digiere rápidamente.
 
La investigación científica ya ha demostrado que la proteína del suero tiene un impacto positivo en las hormonas del apetito en el intestino, así como lo hace en el centro de control del apetito en el cerebro, además de producir un impacto útil sobre los niveles de glucosa en la sangre (que tiene un impacto positivo sobre el apetito); incluso se ha demostrado que es un supresor del apetito superior en comparación con la proteína de caseína en el corto plazo. (Blog: Proteína de suero de leche para aumentar músculo)
 
La idea de usar el suero de leche en un batido para combatir el apetito puede ser limitante, porque el suplemento también puede ser usado para recetas como panqueques de proteínas, consumirlo a través de una harina como la de avena, o haciendo en casa barritas de proteínas, masa para pizzas, entre otras recetas. En el caso de un batido, al usar el hielo por ejemplo, la batidora ayudará a incorporar aire, lo que añadirá volumen al sacudirla; el hielo se espesa aún más en el batido, incrementando la saciedad, por tanto se pueden aprovechar algunas formas de controlar el apetito con el suero de leche.
 
El suero aumenta la supresión de las hormonas del apetito
 
La proteína del suero se compone de varios compuestos bioactivos, o pequeñas moléculas que ejercen efectos potentes en el cuerpo; la glycomacro proteína (GMP) es una que puede jugar un papel importante en la supresión de su apetito. La GMP según los estudios e aumenta la secreción de la hormona intestinal colecistoquinina (CCK), que desempeña un papel relevante en el envío de señales de saciedad al cerebro, lo que ayuda a evitar comer en exceso.
 
Un estudio publicado en la revista Appetite cita que la presencia de GMP en la proteína de suero tiene una mayor importancia de la destacada por los anuncios comerciales; un estudio significativo sobre el tema muestra las personas que tomaban un suplemento previo a una comida (30-60 minutos antes), podrían modificar las cantidades de la misma de acuerdo al compuesto dentro del suero de leche. Los que tomaban una proteína de suero de leche (con GMP empobrecido) ingirieron má comida que los que tomaron un suero de leche tradicional, lo cual se repetía después de muchos ensayos con el mismo escenario y sin intervención de otros compuestos, quedando claro para los investigadores que la GMP tiene un interesante beneficio como supresor del apetito.
 
El suero envía señales de saciedad al cerebro
 
La proteína del suero contiene más de leucina (un aminoácido de cadena ramificada), que es crítico en comparación con cualquier otra fuente de proteínas; más allá de su papel en la construcción muscular, se cree que la leucina puede tener un impacto directo en el apetito, también. En un estudio publicado en Journal of Science, los investigadores inyectaron un grupo de roedores con un suplemento de leucina y otro con un suplemento de control; luego los expusieron a la alimentación ilimitada después de un período de ayuno breve, mostrándose que ambos grupos ganaron peso durante las próximas 24 horas, pero los roedores inyectados con leucina ganaron un tercio del peso, en comparación con el grupo de control.
Parece que hay una relación compleja entre leucina, la vía mTOR (regulador del crecimiento dentro de las células que juega un papel en la iniciación de la síntesis de proteína muscular), y el hipotálamo (donde se encuentra el centro de control del apetito en el cerebro); en esta oportunidad, los investigadores sospechan que la mTOR tiene un papel de monitarización del combustible (como un sensor) que ayuda a regular el apetito.
Cuando se consume un suero de leche rico en leucina, el aminoácido sirve como una señal de “la disponibilidad de combustible” para el complejo mTOR; como resultado, la mTOR envía una señal al hipotálamo para regular la disminución del apetito, ayudando al cuerpo a sentirse satisfecho. Este hecho forma parte de algunas formas de controlar el apetito con el suero de leche que no son conocidas por muchos de nosotros.
 
Estabiliza la glucosa en sangre
 
El apetito es una consecuencia de los bajos niveles de glucosa en sangre; después de una comida, particularmente una rica en carbohidratos (especialmente carbohidratos simples), los niveles de glucosa en la sangre llegan a su pico, sin embargo, poco después, se elevan los niveles de insulina para mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de un rango normal. Un rápido aumento de la glucosa en sangre y la respuesta de la insulina posterior puede conducir a una caída en la glucosa en sangre poco después; esto hace que el apetito tome el relevo.
La proteína del suero puede ayudar a frenar esta respuesta, en última instancia, la promoción de la glucosa en sangre constante y el apetito por algunas horas después de comer; el suplemento tiene un profundo efecto en la liberación de dos incretinas, el péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) y el insulinotrópico dependiente de glucosa (GIP). El trabajo de estas incretinas es mejorar la respuesta de la insulina a una comida para asegurar el control de la glucosa sanguínea en forma adecuada. (Blog: ¿Qué es la proteína de suero de leche?)
 
 
En lugar de un aumento masivo de la glucosa e insulina en sangre, seguido de un aumento del apetito poco después, el suero de leche ayuda a mantener el equilibrio en términos de energía y apetito; además, el GLP-1 y el GIP se fusionan para suprimir el apetito y el hacer que el vaciado gástrico sea lento.
 
 
Texto tomado del siguiente enlace