Alimentación de ganado de carne con pastos cultivados

13 de Agosto 2018
compartir
Autor: Ing. Jaime Valencia Barcena, docente EAP de Ingeniería zootécnica - Universidad Alas Peruanas
 
Para reflexionar sobre la alimentación con pasturas en las zonas altoandinas, a la ganadería de carne no se le ha dado la debida importancia en comparación con la ganadería de leche.
 
Mi experiencia en más de 15 años de haber recorrido las sierras del Perú, me indica que hemos postergado mucho la ganadería de carne, únicamente los recursos los dejamos para la ganadería de leche y su preservación. Un concepto válido es: “Los resultados en leche o carne, dependerán de la genética del animal y de su manejo en general”. El déficit forrajero existente, sumado a la baja calidad genética del ganado y a las inadecuadas técnicas de manejo, explican la baja calidad cárnica nacional”.
Si tomamos conciencia de lo que es un manejo adecuado, vamos a lograr mejorar la condición alimenticia, a parte existe un manejo deficiente de forraje.
 
El ganado vacuno requiere nutrientes para un adecuado manejo como: agua, energía, proteínas, vitaminas y minerales. Eso se puede conseguir con un buen manejo de los campos. Si no valoramos nuestros cultivos no vamos a lograr el correcto engorde de nuestro ganado. (Lea: 3 métodos para alimentar adecuadamente el ganado bovino)
 
El uso y la producción de pastura se verá reflejado en la producción de leche, carne, lana y fibra. Para ello debemos tener en buenas condiciones nuestras pasturas, y también debemos manejar los factores ambientales con los que contamos en las zonas altoandinas como: la luz, el agua y los nutrientes.
 
¿Qué tipo de pasto instalar?
 
Hay que entender cómo actúan los distintos tipos de pasturas. El rendimiento de un tipo de pastura que se desempeñe bien en la altitud de Cerro de Pasco, va a ser diferente a lo que se necesita en la sierra de Puno. Nosotros, para lograr un pasto acorde a lo que buscamos, tenemos que hacer una mezcla de pasturas entre las gramíneas Rye grass, Festuca, Dactylis, y las leguminosas trébol blanco y trébol rojo.
 
En ese aspecto y como lo hemos recalcado, al margen de los tipos de pastos con los que contamos, tenemos que aprender a trabajar con los recursos oriundos de nuestra zona. Por ejemplo en Puno, se puede complementar tranquilamente los pastos con la alfalfa.
 
Tipos de pastos
 
Rye grass inglés
  • Este forraje es de mucha utilidad, es perenne (es decir, puede durar más de cinco años), diploide, tetraploide, de floración tardía, tolera las bajas temperaturas, suelos ácidos (pH<5.5) y es excelente para el pastoreo. Dentro de estas variedades de gramíneas, éste es muy útil.
Rye grass híbrido
  • Es intermedio (es decir, su tiempo de permanencia no es muy longevo), puede ser de dos años, son tetraploides, por eso sus semillas son de crecimiento rápido.
Rye grass italiano
  • Tiene una diferencia en la durabilidad de dos a tres años (es decir de rotación corta) y si no tiene un adecuado manejo este pasto desaparace, posee un gran vigor de crecimiento y gran capacidad de macollado, soporta suelos de textura media a pesada con buen drenaje y buen contenido de materia orgánica (pH 6 – 7).
Festuca
  • Es un pasto híbrido que ha mejorado mucho la productividad, es resistente a condiciones adversas. Forraje de mejor calidad y palatabilidad que lastradicionales. Se adapta a sistemas de pastoreo intensivo.
Dactylis
  • Es otro tipo de gramínea que se puede utilizar para la crianza del ganado. Es una planta perenne altamente resistente a bajas temperaturas, su único inconveniente es que sus cultivares tradicionales son de baja palatabilidad y digestibilidad, (es decir menor calidad del forraje debido al grosor de sus hojas y tallos), por ello debe ser asociado a los tréboles. Los cultivares modernos tienen una nueva morfología y mejor palatabilidad.
Trébol blanco
  • Eleva la producción de carne y de leche, fija nitrógeno en el suelo, soporta un gran rango de sistemas, se asocia bien con gramíneas, es susceptible al sombreado, además tiene diferentes tipos de hojas, con diferencias de crecimiento estacional.
Trébol rojo
  • Alto valor nutritivo, tiene diploides y tetraploides, además es menos persistente que el trébol blanco. No tolera pastoreo intenso, también fija nitrógeno y una alta producción en el verano mientras se instala el trébol blanco.
 
Digestibilidad de la pastura
 
También, debemos tener en cuenta en la elaboración de los pastos su calidad, para lograr una mejor digestibilidad en nuestro ganado. Por ejemplo, hay pasturas que no son agradables para nuestro ganado porque tienen mayor implicancia en los tallos y no son fáciles de digerir.
 
Cuando hablamos de la digestibilidad nos referimos a la palatabilidad de las pasturas. En ese sentido, la lignina es una parte de la planta poco digestible para los rumiantes, ya que su digestión es muy lenta.
 
La fibra y la lignina de la planta afecta la velocidad/culminación de la digestión de la celulosa. La lignificación depende del estado de madurez de la planta. (Blog: Claves para mejorar la ganadería de doble propósito)
 
 
Estados fenológicos
 
Si analizamos los estados de crecimiento por los que pasan las gramíneas, veremos que pasan por diferentes etapas, dentro de ellas encontraremos que hay mayor cantidad de proteínas a medida que el pasto comienza a semillar, porque todas las reservas que el pasto pueda captar de la etapa de fotosíntesis transformada en energía química van a ir a las semillas e irán hacia las flores; por lo tanto, estas no serán totalmente eficientes para nuestro ganado. 
 
 
Más información en el siguiente enlace