Cómo propagar el botón de oro

29 de Abril 2013
compartir
El botón de oro ha venido ganando un lugar importante dentro de los forrajes utilizados por los ganaderos por su reconocido valor y versatilidad en diferentes tipos de sistemas ganaderos ubicados a nivel del mar hasta las tierras alto andinas.
 
Esta especie, que se propaga con facilidad a partir de estacas, en Colombia rara vez se lograba a partir de semillas. Los métodos de propagación asexual, por su parte, resultan costosos, además de que es complicado obtener material suficiente para sembrar áreas grandes pese a los importantes avances que en los últimos dos años se han logrado, tales como los huertos semilleros y los protocolos de siembra con estacas acostadas. (Galería: Enfrentando el reto de establecer sistemas silvopastoriles)

La propagación asexual tiene además la limitación de generar plantas cuyas raíces son débiles en la primera etapa del crecimiento, razón por la cual ocurre la pérdida de plantas que se consideraban prendidas en los cultivos forrajeros. Las plántulas procedentes de semilla sexual tienen un mejor desarrollo de las raíces lo cual les permite enfrentar las condiciones cambiantes durante las primeras semanas del cultivo.

 
La innovación
 
Sin embargo más puede la curiosidad investigativa que la misma perseverancia. Osmidio Romero, un inquieto productor santandereano descubrió, en su afán de experimentar métodos para propagar plantas útiles para la ganadería, una forma interesante de obtener plántulas por la vía sexual. Don Osmidio es propietario de Villa Sandy, un predio de dos hectáreas localizado en el municipio de Cubarral (Meta), dedicado a la producción de forrajes arbustivos, peces, ganado y avicultura.
 
El protocolo de propagación surgió en forma casual cuando Osmidio desarrollaba labores de propagación de material vegetal en el vivero forestal. Pocos días después de cubrir un lote de semillas de yopo pelú Mimosa trianae con ramas florecidas de botón de oro, él observó una gran cantidad de plántulas del arbusto forrajero sobre el sustrato de germinación. (Lea: Plantas forrajeras optimizan la nutrición del ganado en Colombia)
 
Las semillas que se habían desprendido de las flores y habían caído sobre el material húmedo y rico en materia orgánica, germinaron en grandes cantidades.
 
Con la curiosidad propia de un científico, repitió la prueba en un lugar diferente, replicando paso a paso el procedimiento anterior. En este segundo ensayo tuvo un resultado similar. En poco tiempo obtuvo gran cantidad de plántulas vigorosas y con abundantes raíces a partir de semillas, algo que no es posible lograr con las estacas. (Lea: El SENA y el proyecto ganadería sostenible entregan árboles y arbustos)
 
Protocolo a seguir

A continuación se describe el protocolo preliminar para la propagación del botón de oro a partir de semilla sexual.
 
Germinador

• Para la construcción de las eras de germinación se pueden utilizar materiales comunes como guadua o madera con el fin de impedir la pérdida del sustrato. Este material de germinación debe estar compuesto por tierra negra (la mitad del volumen) y partes iguales de materia orgánica y arena (la otra mitad). Para escalas pequeñas de producción, el germinador se puede hacer sobre el suelo, con una altura entre 15 y 20 cm, un ancho de 1 metro y una longitud que varía según la cantidad de material vegetal requerida. (Crónica: Sistemas silvopastoriles: la clave es cambiar de mentalidad)

Para este ejercicio demostrativo, y con el fin de estimar la densidad de plántulas, se preparó una era de 3 metros cuadrados (2 x 1,5 m).
 
• Se recomienda establecer la era de germinación bajo una polisombra (sarán) o un sombrío provisional de hojas de plátano como protección contra la radiación solar y las gotas de lluvia. 
 
Selección de semilla

• Es necesario seleccionar una o más plantas adultas (de más de 4 meses de edad) luego de la floración, y en lo posible, con abundantes flores que hayan perdido sus pétalos.
 
• Con una tijera podadora, se hace un corte de las ramas con flores, tratando de evitar la caída de las semillas. (Blog: ¿Cómo manejar correctamente el suministro de agua en un hato?)

En el ensayo se pesaron las ramas con flores con el fin de estimar la cantidad de material vegetal que se requiere para producir un número determinado de plántulas. En 3 kilogramos de ramas con flores semi-maduras, maduras y sobre-maduras, con y sin pétalos, se contó un total de 420 flores, con un peso de 250 gr.
 
Disposición de las ramas en el germinador

• Las ramas cortadas se dispusieron sobre el sustrato preparado, con cuidado de distribuir las flores en toda el área de germinación. Se deben alternar ramas hacia arriba y hacia abajo. (Blog: Las palmas zanconas en fincas ganaderas)
 
Encima de las ramas de botón de oro se debe poner un objeto con el peso suficiente para evitar que el viento disperse las ramas con flores.
 
• Todo esto se debe cubrir con más ramas o residuos de poda de pastos. Esto ayuda a evitar el golpe de las gotas de lluvia y la deshidratación de las ramas de botón de oro.

Aspectos a tener en cuenta
 
• Se debe revisar el germinador como mínimo cada 5 días desde el momento en que se depositan las ramas con flores. Las primeras plántulas pueden aparecer entre 10 y 15 días después. En ese momento es necesario retirar el material de cobertura.
 
• A partir de entonces el germinador se debe revisar cada dos a tres días, y poco a poco se deben ir retirando las ramas o tallos secos que se usaron como fuentes de semilla. Esto permite aumentar la entrada de luz y activar la germinación sin dejar las flores y semillas totalmente expuestas. Se sacan primero las ramas en los cuales ya se han desprendido totalmente las semillas de las flores. (Blog: Cómo se deben conservar los forrajes en épocas críticas?)

• Dado que en este tipo de propagación no todas las semillas germinan al mismo tiempo, hay una gran variación en el tamaño de las plántulas. Por lo tanto, se recomienda entresacarlas con mucha delicadeza, bien sea para trasplantarlas en bolsas de vivero o para sembrarlas directamente en un lote bien preparado. En esta etapa las raíces y tallos del botón de oro son muy frágiles. Esta actividad se debe hacer preferiblemente con una pala fina de tipo “palustre” o con una cuchara de cocina, evitando lastimar las demás plántulas en desarrollo.

• En poco tiempo CIPAV tendrá más pruebas y ajustes a este método en varias regiones, con aplicaciones directas en el campo con los ganaderos de todos los tamaños.
 
Compartir ciencia para crear ciencia
 
Osmidio hace honor a los campesinos innovadores y una vez más demuestra que la investigación participativa permite ahorrar tiempo. Como lo dicen varios estudiosos del tema, los principios científicos con valor agregado deben ser compartidos de nuevo con los productores, quienes tienen la capacidad de desarrollar tecnologías a través de su propia experimentación. (Blog: Ganaderos del país se capacitan en selección de forrajes y salud animal)
 
Por lo tanto, se transfiere ciencia y no solo tecnología cuando las comunidades locales son protagonistas en todas las etapas del proceso de investigación, desde el planteamiento de las preguntas e hipótesis hasta el análisis de los datos, pasando por el diseño de un método específico para la recolección de
los mismos
 
(Gupta 1997; Calle et al. 2010). Fuente Carta Fedegán 134. Agradecimientos a CIPAV.)