Defienden a la ganadería sostenible como arma contra el cambio climático

24 de Febrero 2020
compartir

Las jornadas técnicas de la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, COVAP, en España, desmitifican los mensajes interesados sobre la actividad ganadera.

 

La sostenibilidad y la relación del sector agroganadero con el cambio climático fueron las temáticas donde se sostuvieron en el día de ayer las Jornadas Técnicas de Covap. Una cita que un año más intentó abordar temas que inciden directamente a los profesionales del sector, aunque en esta edición el objetivo fue el plasmar mensajes reales y desmitificar las ideas negativas sobre la incidencia perjudicial de la actividad ganadera a nivel medioambiental.

 

Todo ello, enmarcado en el modelo cooperativista de Covap y en una crisis de precios que no dejó atrás el presidente de la entidad, Ricardo Delgado Vizcaíno, que indicó que “demandamos alimentos saludables, seguros, producidos de forma responsable con respeto al bienestar animal, a los trabajadores, a los ganaderos, al medio ambiente, con un uso racional de los antibióticos y optimizando el uso de los recursos y de la energía. Pero para ello tenemos que concienciar al consumidor de que debe pagar algo más por todas esas garantías”.

 

Una de las ponencias más interesantes fue la impartida por el profesor de Ciencia Animal y Especialista en Calidad del Aire de la Universidad de California, Frank Mitloehner, que profundizó en los mensajes que llevan a tener una idea errónea de la incidencia de la ganadería en el cambio climático. Reconociendo esta realidad y apostando por poner mecanismos en marcha para impedir que esa realidad climática se siga agravando, Mitloehner puso el foco en que ciertos mensajes y “mantras” que se vienen repitiendo en torno a la emisión de gases se lanzan de una manera parcial y “si una interpretación completa”.

 

En este sentido, abordó la incidencia del metano en el efecto invernadero en comparación con otros gases como el carbono o el óxido nitroso, planteando que al contrario de lo que sucede con estos dos últimos gases, el metano “es un contaminante atmosférico breve que después de un proceso se descompone, algo que no ocurre con otros gases”. Esto conduce, a juicio del profesor, a una realidad indiscutible que lanzó a los ganaderos afirmando que “si la cabaña existente en la comarca de los Pedroches se ha mantenido nadie puede decir que se estén emitiendo más gases”.

 

Huella de carbono

 

Esta no fue la única cuestión que centró las jornadas, ya que anteriormente a la intervención de Mitloehner, el vicepresidente de Alltech, Matthew Smith, disertó sobre la huella de carbono en las ganaderías defendiendo, con estudios y análisis en la mano, que el incremento de la producción láctea no implica un aumento proporcional y en las mismas cifras de la emisión de carbono ya que “la cantidad de CO2 que es necesaria para la producción de un litro de leche se está reduciendo”.

 

Una reducción que se está consiguiendo por una mayor eficiencia y “por la implicación en todas las fases de producción” que están llevando, por ejemplo, a una mejora en la utilización de nutrientes y piensos. Smith cerró su intervención abogando por “contextualizar la granja como un sistema, como un conjunto del ciclo vital que nos ofrezca un buen rendimiento y ahí COVAP es un buen ejemplo”.

 

Texto original en el siguiente enlace.