Henolaje: alternativa potencial que se debe promover en la ganadería

11 de Mayo 2015
compartir
El henolaje es un método de conservación intermedio entre la henificación y el ensilaje, donde la humedad del forraje cortado a conservar a partir de un presecado, hasta llegar a aproximadamente el 50 % de humedad; posteriormente se realiza la fermentación anaerobia. El producto final es de consistencia semihúmeda, y puede tener dos presentaciones: Silopack (1 rollo) o Siloline (más de un rollo), los cuales pueden ser conservados durante un tiempo prolongado.
 
Ventajas y desventajas del henolaje como método de conservación
 
Lo bueno:
 
No se requieren instalaciones de almacenamiento especiales. 
Fácil manipulación para racionar. 
Se producen bajas pérdidas de almacenaje (3 al 7 %).
Posibilita la conservación  de forrajes de principio de primavera y de fines de otoño, en una época en que la capacidad de secado del aire está por debajo de las necesidades de la henificación.
Al trabajar el forraje húmedo, las pérdidas de material (principalmente de hojas) en la confección, distribución y suministro, son menores. 
Bajo requerimiento de mano de obra para la confección. 
Se  reduce  significativamente  las  pérdidas  de nutrientes en el almacenamiento.
 
Lo malo:
 
Exige sincronización y organización en las tareas de campo. 
Se presentan dificultades para mantener la hermeticidad de los rollos almacenados. 
En los casos en que se pierden las condiciones de anaerobiosis (por rotura de la envoltura), las pérdidas son muy importantes. 
Hay que tener en cuenta la calidad del forraje que se va a destinar para henolaje empaquetado ya que el costo del plástico es alto. 
El exceso de humedad genera una fermentación incompleta (no se crean las condiciones de acidez) y hay una tendencia a la acumulación de agua en la parte inferior.  

 

Metodología para realizar un henolaje eficiente:
 
Los pasos a seguir para la confección de un henolaje son los siguientes: 
 
Corte: deben tenerse en cuenta las mismas consideraciones que para el caso de henificación (momento de corte, tipo de maquinarias, etc.).

 

Hilerado: es importante confeccionar hileras de ancho uniforme, para favorecer la obtención de rollos bien formados, condición deseable para un correcto empaquetado.

 

Preoreo: El tiempo de secado varía según la especie vegetal, las condiciones ambientales y el acondicionado previo o no del material. El preoreo se realiza con el objeto de aumentar la concentración de azúcares para lograr un buen proceso fermentativo, hasta lograr aproximadamente el 50 % de MS. Un exceso de humedad; retarda el proceso fermentativo y va a producir escurrimiento en la parte inferior del rollo. Si por el contrario, la materia seca asciende a valores por sobre 60 %, no estaremos asegurando condiciones para que la fermentación se complete satisfactoriamente (cuadro 6). El tiempo de secado dependerá de las condiciones climáticas y de la especie a ensilar.

 

Empaquetado: Una vez que se ha alcanzado el nivel de materia seca, se procede al arrollado del pasto. Finalmente, el rollo es tomado por la mesa empaquetadora y cubierto automáticamente con un film de polietileno especial que posee la propiedad de contraerse, creando condiciones de hermeticidad dentro del rollo.  El proceso de empaquetamiento debe realizarse lo más pronto posible, dentro de las 24 horas posteriores a la confección de los rollos. Es fundamental empaquetar en el lugar donde se almacenarán los rollos para evitar daños en la envoltura. No hay que realizarlos con lluvia porque el polietileno no adhiere correctamente. La Estabilidad de la fermentación se da a los 30 – 45 días.

 

Almacenamiento: No se requiere ninguna estructura especial. Sin embargo, se debe tener en cuenta: 

 

Ubicarlos en lugares altos, que tengan un buen drenaje.
No colocarlos debajo de árboles, ya que se producen daños por pájaros y/o ramas. 
Quitar las rugosidades y puntas que puedan dañar la envoltura del rollo. 
Hacer recorridas periódicas con el fin de controlar posibles daños y reparar las perforaciones con trozos frescos del mismo polietileno. 

 

Duración:
 
La duración de estos rollos dependerá del tiempo en que el polietileno mantenga sus propiedades (lo normal es de 10 a 12 meses).
 
Fuente: 
Héctor José Anzola Vásquez: MVZ; M. Sc; Ph. D. Coordinador de Investigación y Desarrollo de FEDEGAN-FNG.
Héctor Mauricio Durán Muriel: Zootecnista.  Profesional Coordinación Investigación y Desarrollo de FEDEGAN-FNG.