iGrill: el termómetro de carne para smarphone y tablet

08 de Septiembre 2014
compartir
Desde la aparición de los smartphones – vaya desde que Jobs presentó el iPhone – y sobre todo, desde que se han popularizado, nuestras vidas han cambiado a marchas forzadas. WhatsApp, Twitter o Instagram son Apps han revolucionado la manera de comunicarnos. Pero “no sólo de Apps vive el hombre”, otro gran cambio ha sido la creciente aparición de accesorios que se conectan al móvil y nos hacen la vida más fácil. Y uno de estos accesorios, se ha diseñado para ayudarnos en la cocina: El termómetro iGrill.

El iGrill es un termómetro de carne digital que se conecta vía Bluetooth con tu smartphone o tablet para controlar, a distancia, la temperatura de todos tus asados.
 
¿Cómo utilizar el iGrill? En primer lugar tendremos que asegurarnos que tenemos uno de los dispositivos móviles compatibles, es decir, un iPhone, iPod, iPad o un Android. Si tenemos un smartphone o tablet – según el último Spain Digital de ComScore hay más de un 60 % de posibilidades de que así sea – tendremos que descargar la App que corresponda de iTunes o de Google Play. El iGrill viene con dos sondas de temperatura. Para empezar a utilizarlo, conectamos la sonda al iGrill y la introducimos en la carne que vayamos a asar. La sonda se puede poner en el horno o encima del grill ya que es resistente a la temperatura.
 
Una de las grandes ventajas del iGrill, es que se conecta al nuestro dispositivo móvil vía bluetooth, así que podemos estar a una distancia de más de 50 metros. Imagina estar en el salón con tus amigos charlando, mientras el asado se termina en el horno, sin miedo a no oír la alarma del horno. Tendremos en nuestro smartphone o tablet el control de la temperatura de la carne sin estar esclavizados en la cocina.

Con la app del iGrill podremos controlar la temperatura de nuestras cocciones poniendo una alarma cuando la carne llegue a una temperatura determinada – ya sea en Cº o Fº-. Y no sólo una, si no que la aplicación tiene la capacidad de conexión a varias sondas a la vez, así que podemos, vigilar a distancia, varias recetas a la vez. Además, podemos utilizarlo de reloj para poder saber cuánto tiempo le falta a nuestra comida. Y bueno, si somos los reyes del social media, también podremos colgar las fotos en Facebook ya que la app de iOS se integra con Facebook. Y lo que más me gusta de la app es que se pueda ver el gráfico de evolución de temperatura de la receta.
 
He de confesar que a pesar de que me considero bastante friki y amante de las nuevas tecnologías, en cuanto a termómetros de carne, el clásico de los dibujitos de animales me tiene el corazón robado. Pero viendo la practicidad del iGrill, no descarto invertir en uno próximamente.
 
Precio 95,00€