Los 10 mandamientos para una buena alimentación del ganado

01 de Abril 2013
compartir

Los 10 mandamientos para una buena alimentación del ganado

 

1) Facilitar el acceso de los terneros a pasto o heno de buena calidad desde los primeros meses, para facilitar el desarrollo del rumen.

 

2) Planear anualmente la forma en que se alimentarán los animales que se proyecta tener en la finca, programando con tiempo la elaboración o compra de suplementos.

 

3) Evaluar mensualmente la condición corporal de cada lote de animales y ofrecer suplementos o pasto de mejor calidad a los de menor condición.

 

4) Llevar un registro permanente por cada potrero con los datos sobre las fechas de entrada y salida de animales y el tipo de los mismos.

 

5) No permitir la entrada de animales a quebradas, jagüeyes o represas y ofrecer agua de buena calidad en bebederos limpios, ubicados en los sitios donde está pastoreando el ganado.

 

6) Incorporar áreas con Sistemas Silvopastoriles que ofrezcan sombra suficiente a los animales y mejoren la calidad y cantidad del forraje ofrecido.

 

7) Respetar los períodos de ocupación y de descanso de cada potrero, dependiendo del tipo de pasto o Sistema Silvopastoril y la época del año (invierno o verano).

 

8) Garantizar que el Consumo Voluntario de los animales no se afecte, para que cada uno pueda comer por lo menos el 10 % de su peso vivo.

 

9) Conservar los excedentes de pasto para suministrarlos en la época crítica y si es necesario, sembrar lotes exclusivamente para conservar su producción.

 

10) Vender antes que termine el periodo de buenos pastos, los animales que no podrán alimentarse en forma adecuada durante la época crítica.