Qué se necesita para lograr la agricultura regenerativa

28 de Junio 2021
compartir

La agricultura es una de las actividades más vulnerables al cambio climático, esto se debe a que el aumento de temperatura reduce la producción de los cultivos, a la vez que provoca la proliferación de las malas hierbas y pestes.

 

La FAO —organismo especializado de la ONU que dirige las actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre— afirma que los cambios de temperatura también son provocadores de lluvias extremas, las cuales aumentan las probabilidades de fracaso de las cosechas a corto plazo y de la reducción en la producción a largo plazo, hecho que amenaza la seguridad alimentaria mundial.

 

En la actualidad es urgente mitigar dicha situación y procurar el bienestar de los campos. Una alternativa para hacerlo es capacitando a los agricultores y transformando la agricultura común por una en la que se vigilen todos los recursos. De esto se trata la agricultura regenerativa.

 

Lograr la agricultura regenerativa: un desafío para las comunidades

 

La agricultura regenerativa es un método holístico que aumenta los recursos naturales en vez de agotarlos. Con este método se apoya a los agricultores a entender los procesos naturales para reponer los principales recursos como el agua en el suelo y producir alimentos sanos y ricos en nutrientes.

Este tipo de agricultura incorpora la permacultura y las prácticas agrícolas orgánicas como:

 

  • Cultivos de cobertura.
  • Rotación de cultivos.
  • Composta.
  • Refugios móviles para animales.
  • Rotación de pastoreos.

 

Esto aumenta la producción de alimentos, el ingreso de los agricultores y especialmente la calidad de la capa superior del suelo.

 

Para lograr la agricultura regenerativa y hacer frente al cambio climático, se debe trabajar en conjunto con los agricultores, empresas y gobiernos; de esta manera con la fertilidad del suelo se podría eliminar la pobreza y el hambre hacia el 2050.

 

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) —una organización internacional que busca garantizar la seguridad alimentaria en el mundo— se encarga de crear y fortalecer una nueva generación de servicios nacionales de investigación y capacitación de extensión agrícola en los países productores de maíz y trigo.

 

Por medio de la investigación colaborativa, alianzas y capacitación, ha formado 15 centros de investigación agrícola coordinando los Programas de Investigación de Maíz y Trigo, que reúnen y agregan valor a los esfuerzos de más de 500 socios y colaboradores.

 

Para esta organización el tema de la agricultura regenerativa es de suma importancia, y por ello se ha sumado a prácticas sostenibles en México que pertenecen a empresas de alimentos. CIMMYT las capacita para que vayan un paso adelante en este tipo de agricultura en las comunidades donde opera.

 

Ventajas de la agricultura regenerativa

 

Al lograr la agricultura regenerativa en las comunidades agrícolas, se contrarrestan los efectos del cambio climático y se aseguran alimentos para todos.

 

Entre las ventajas de este tipo de agricultura sostenible se encuentran las siguientes:

 

  • Protección del medio ambiente y prevención de la contaminación.
  • Mejoras en la calidad y cantidad de cosechas y de los productos alimenticios que va a tener un impacto importante en la salud de los consumidores.
  • Acercamiento integral al campo mexicano.
  • Reducción de gastos como en el de combustible y otros aditivos que empeoran los recursos naturales.
  • Aumento de las cosechas para que lleguen a más personas.

 

Texto original en el siguiente enlace.