¿Sin ideas para preparar algo? 3 recetas que puedes elaborar con carne molida

24 de Octubre 2022
compartir
recetas de carne molida

La carne molida es una preparación específica de esta proteína que luego de pasar por un molino se obtiene finas partes de ella que pueden ser implementadas dentro del ámbito gastronómico para crear ricos platillos. Es un tipo de carne que incluso se puede combinar con cerdo y res para potenciar el sabor de cada animal en un mismo alimento.

 

Este tipo de carne es tan versátil que puede degustarse en varias preparaciones ya que su proceso de elaboración no es tan complicado como pareciera. Y si el día de hoy te encuentras sin ideas para preparar algo rico para la hora de la comida, a continuación te vamos a proporcionar tres recetas completas con las que podrás disfrutar del rico sabor de la carne molida en preparaciones extremadamente sencillas.

 

Recuerda que lo mejor de de las siguientes de recetas que te compartimos, es que puedes adaptarlas y complementarlas con algunos alimentos que tengas al alcance de tu mano, para que al final del día tengas un platillo con los ingredientes que tienes en tu refrigerador y no sea complicado deleitar una nueva preparación. Ahora es momento de que tomes nota y pongas mucha atención a las siguientes tres opciones que te damos para hacer uso de una de las proteínas más fáciles de preparar; la carne molida.

 

 

Croquetas de carne molida con queso

 

Las croquetas son el platillo favorito de chicos y grandes ya que pueden prepararse de manera fácil y con pocos ingredientes para crear una combinación de sabores que además permite agregar nuevos alimentos que le dan un toque específico a nuestra receta.

 

En esta ocasión prepararemos un kilo de carne molida con un poco de comino, orégano y una pizca de sal para darle sabor a la proteína, revolvemos los ingredientes y antes de formar las croquetas colocamos un pedazo de queso Oaxaca en el centro de ella y damos forma, creamos cuantas piezas nos permita nuestra mezcla.

 

En un tazón con dos huevos revueltos previamente, barnizamos las croquetas y las pasamos por pan molido para evitar que a la hora de cocinarlas se deshagan. Colocamos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva y freímos por unos cuatro minutos de cada lado o hasta que se muestren doradas. Llevamos a un papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

 

Servimos las croquetas de carne molida con queso, platillo que podemos acompañar con arroz blanco o una cama de ensalada para equilibrar nuestra comida y llevarnos todos los nutrientes de cada alimento.

 

 

Mini albóndigas con guarnición de elotes y verduras

 

Para esta receta solo debemos de comprar un kilo de carne molida y sazonar con nuestras especias favoritas, revolvemos bien hasta formar pequeñas mini albóndigas que posteriormente llevaremos a freír en un sartén por un par de minutos hasta que tengan una apariencia dorada.

 

Podemos reservarlas en papel absorbente para quitar el exceso de grasa mientras preparamos nuestra guarnición de elotes y verduras, la cual podemos cocer en una pequeña olla con agua por aproximadamente 30 minutos, también pueden ser alimentos de tu preferencia como zanahorias, calabazas, papas o verduras verdes como brócoli o chayotes.

 

Una vez que tenemos nuestra guarnición en un plato extendido colocamos un poco de esta preparación en conjunto con nuestras mini albóndigas, De esta sencilla manera podemos disfrutar de una receta fácil y rápida de preparar con carne molida.

 

 

Pasta con carne molida

 

Esta última receta seguramente será de tus favoritas ya que al provenir de la cocina italiana combina el sabor de las especias con alimentos específicos que además de ser fáciles de conseguir no nos llevará mucho tiempo en la cocina.

 

Para iniciar con la creación de este platillo debemos poner a cocer nuestra pasta preferida en una olla pequeña con agua, una pizca de sal y un chorrito de aceite, dejamos hervir por aproximadamente 20 minutos o hasta que esté suave, luego retiramos del fuego y escurrimos el agua para reservar la pasta.

 

La carne molida de igual forma la podemos salpimentar a nuestro gusto para posteriormente agregarla a una pequeña cazuela con un chorrito de aceite de oliva y cocemos hasta que el color de nuestra proteína cambié a un color marrón y mantenga una apariencia suave. Una vez que está lista, agregamos la pasta e incorporamos los dos ingredientes, verificamos que el salpimentado sea el adecuado y agregamos un poco de queso parmesano. Dejamos cocinar por aproximadamente 10 minutos y servimos para disfrutar de nuestra rica pasta con carne molida.

 

Ahora es momento de decidir cuál de estas tres recetas podemos elaborar con carne molida para crear un rico platillo que además de fácil no requerirá de muchos ingredientes, después de todo el arte culinario es tan versátil que lo podemos acoplar a nuestras necesidades y gustos.

 

Fuente: Gastrolabweb