Al senador Alfredo Deluque le digo…

Por: 
Luis Alonso Colmenares Rodríguez
18 de Mayo 2022
compartir
Apreciado Senador Deluque me da mucho gusto saludarlo. Al mismo tiempo le ruego a DIOS que lo siga bendiciendo con fortaleza, sabiduría y perseverancia para tomar las mejores decisiones en el camino de liderar las luchas que ayuden a resolver los problemas de los guajiros, nuestros paisanos.

Apreciado Senador Deluque me da mucho gusto saludarlo. Al mismo tiempo le ruego a DIOS que lo siga bendiciendo con fortaleza, sabiduría y perseverancia para tomar las mejores decisiones en el camino de liderar las luchas que ayuden a resolver los problemas de los guajiros, nuestros paisanos.

 

En lo personal usted sabe de mi aprecio, además de que no tengo dudas de sus consideraciones para conmigo, pero también admita que eso no me impide expresar mis opiniones de manera libre y objetiva, independiente de que a usted no le gusten.

 

Discúlpeme que lo haya molestado por haber dicho que hacer gestiones para mejorar la señal de celulares, o realizar la cumbre de gobernadores, no es algo que por sí solo promuevan el desarrollo del departamento, ni que resuelvan los problemas de la gente para superar los indicadores de desarrollo. (Lea: ¡Es el desconcierto total!)

 

Se equivoca usted afirmando que mis opiniones son expresiones de odio con fines políticos. No señor, mi formación, la fe que profeso y mis convicciones me lo impiden.

 

Ni en las peores circunstancias de mi vida he conocido el odio, además de que nunca pensaré en una aspiración política en el departamento de La Guajira porque usted sabe muy bien que no tengo garantías, no administro presupuesto, ni tengo nómina a mi servicio.

 

Sin embargo, de manera respetuosa le sugiero que haga un esfuerzo para aceptar las opiniones que no coincidan con las suyas, porque quizás usted se acostumbró a que nadie le lleve la contraria o que opinen de manera diferente a la suya. En tal sentido me aventuro a creer que su formación influyó para que le disguste la opinión contraria y entonces reaccione como los niños mal criados.

 

Yo me ratifico en afirmar que hacer gestiones para que se mejore la señal de telefonía celular y organizar la cumbre de gobernadores en Riohacha no hacen ninguna contribución a la reducción de la pobreza de la gente en el departamento. (Lea: Guajira Azul: de la ilusión al desastre...)

 

¿Qué proyectos le dejará a La Guajira la cumbre de gobernadores?

 

¿De qué sirve tener señal de teléfono celular si el suministro del servicio de energía no es permanente todos los días?

 

¿De qué sirve tener señal de teléfono celular cuando no existe un desarrollo de la conectividad en el departamento de La Guajira para tener acceso a redes de transmisión de información?

 

El presupuesto departamental para la vigencia 2022 solo incluye $51 millones para implementar sistemas de información y $1.400 millones para conectividad en los establecimientos educativos.

 

La pandemia dejó al descubierto todas las necesidades que tiene el departamento en conectividad, y es en eso que debería estar trabajando la gobernación para que haya internet en todas las escuelas, dotar a los estudiantes de equipos, telemedicina, seguridad de las personas, fibra óptica o transmisión satelital, conectividad rural, wifi público, etcétera. Usted sabe de eso porque ha tenido formación de posgrado y experiencia laboral en telecomunicaciones.

 

No me reclame porque expreso mis opiniones respecto a la pésima gestión de gobierno en el departamento de La Guajira, más bien lo invito a que las contradiga con argumentos.

 

Por ejemplo, analizar las razones por las cuales nuestro departamento ocupa el último lugar en todos los indicadores relacionados con la gestión y el desarrollo: desempeño departamental, competitividad, innovación, desempeño institucional, pobreza monetaria, pobreza monetaria extrema, pobreza multidimensional, pruebas saber, mortalidad infantil por desnutrición, y hasta en conectividad.

 

La Guajira solo ocupa el primer lugar en corrupción y obras inconclusas. No hay que hacer mucho esfuerzo para comprobar la certeza de esos datos.

 

¿Apreciado senador Deluque, en términos de desarrollo en qué ha avanzado el departamento de La Guajira desde que usted es congresista? ¿Usted ha comparado qué había antes de que fuera congresista y qué hay hoy? ¿Usted ha hecho esa reflexión? ¿Cuál es su conclusión en ese sentido? Porque obras son amores…

 

¡Todo sigue igual! En La Guajira hace falta todo; “…todavía andamos en burros y en cayuquitos de remos…”

 

No hay duda que algunas personas hayan progresado, claro que sí, los que han llegado a los gobiernos a robar…

 

Y como dijo el filósofo de La Junta: Se las dejo ahí...

 

@LcolmenaresR

#LaOpinionDeColmenares