Aprovechemos y advirtamos

Por: 
Oscar Cubillos Pedraza
03 de Marzo 2021
compartir
Es claro que las exportaciones de carne le han dado la mano al sector en este último año de crisis, pero no puede descuidarse el mercado interno

Es claro que las exportaciones de carne le han dado la mano al sector en este último año de crisis, pero no puede descuidarse el mercado interno

 

Aprovechemos. Empieza esta semana con una buena noticia para el sector ganadero colombiano: la apertura del mercado de Macao, región autónoma ubicada al sur de China y que hace parte de la República Popular.

 

De un lado, es muy importante llegar a una población de 650 mil habitantes, que da oportunidades para abrir la puerta hacia otras regiones administrativas y autónomas, así como provincias, del gran gigante asiático que supera los 1.400 millones de habitantes.

 

Además, se brindan posibilidades para hacer los aprendizajes en materia de logística y transporte para luego llegar a regiones más adentradas de la China continental.

 

Así las cosas, el año 2021 brindará aún más oportunidades de negocio en la exportación de cortes de carne que sumó en 2020 USD112 millones; además de las vísceras y despojos que el año anterior facturó USD11 millones de dólares en envíos al exterior.

 

Preparados entonces para estas nuevas oportunidades, que además requerirán evitar la especulación en el precio de las materias primas, lo que incluye el de los animales vivos, y ser vigilantes todos en el cuidado de nuestro estatus sanitario.

 

Advirtamos. Sin embargo, no se pueden desconocer las dificultades que ha tenido el consumo interno de carne en tiempos de Covid19. Haciendo memoria, los meses de abril y mayo pasado representaron caídas de 18% en cada uno de los meses en el sacrificio de bovinos.

 

Ya venía una recuperación bien importante, tanto así que para el mes de diciembre el crecimiento del sacrificio de bovinos se incrementó 5,3% frente al mismo mes de 2019. Desafortunadamente en el nuevo año los aislamientos y cuarentenas se hicieron presentes en varias ciudades y municipios del país e impactaron sobre el nivel de desempleo, llevándolo de 13,4% en diciembre a 17,3% en enero pasado.

 

Con mayor desempleo menos ingreso disponible para consumir, y con mayor encierro menos posibilidad de gastar fuera de casa. Esta situación hizo que el sacrificio para el primer mes del año cayera en 2%.

 

Lo más delicado es que ya se anuncia un posible tercer pico para épocas de Semana Santa ¿qué harán de nuevo los mandatarios locales? ¿de nuevo cerrar? No aguanta más el bolsillo, pero implica ser más rigurosos en la prevención.

 

Es claro que las exportaciones de carne le han dado la mano al sector en este último año de crisis, pero no puede descuidarse el mercado interno, ya bastante impactado por la baja en el consumo per cápita en 2020, no solo para res, sino también para pollo y porcino.

 

De hecho, varios municipios, y en una cifra significativa, han realizado esfuerzos para sacar adelante plantas de sacrificio de autoconsumo en su región, y la mejor forma de retribuir dicho esfuerzo es que las familias tengan posibilidad de comprar.

 

Con las fases de vacunación contra la Covid ya iniciadas, el objetivo entonces del país deberá ser el de darle dinamismo a la economía. Sin necesidad de pedir subsidios, como ha caracterizado al sector, una buena forma de empezar es fomentar el consumo y promocionar la demanda de carne.

 

@ojcubillosp