Bienvenido al Huila ganadero

Por: 
Luis Humberto Tovar Trujillo
18 de Febrero 2016
compartir
Ha sido invitado para mañana viernes, a las 9 A.M., en el recinto de la Cámara de Comercio, por los ganaderos del Huila, como verdadera expresión de gratitud y reconocimiento, el presidente de Fedegán, el doctor Lafaurie quien ha sido un adalid en la defensa de la ganadería colombiana y especialmente la este departamento.
Ha sido invitado para mañana viernes, a las 9 A.M., en el recinto de la Cámara de Comercio, por los ganaderos del Huila, como verdadera expresión de gratitud y reconocimiento, el presidente de Fedegán, el doctor Lafaurie quien ha sido un adalid en la defensa de la ganadería colombiana y especialmente la este departamento. 
 
Debo advertir que no lo conozco personalmente, solo por su aparecimiento en los medios de comunicación, y especialmente por la defensa en las redes sociales de la suerte de los ganaderos colombianos, sus pronunciamientos sobre el proceso de la Habana, y otras muchas formas de intervenir a través del gremio que preside, del acontecer nacional, pero fundamentalmente en defensa y promoción de la ganadería.
 
Por sus intervenciones sobre los nefastos episodios de la Habana, cosa que ha molestado furiosamente a Santos, furia que extiende y es conocida contra todo colombiano sin distingo que se oponga al lavadero de Cuba, y como consecuencia de ello, ha desatado la peor persecución personal contra él y el gremio ganadero, a tal punto que, está adelantando los mismos pasos que realizó Chávez contra el mismo gremio en Venezuela y que concluyo en la expropiación de predios y aniquilar el sector en el país vecino, hoy llevado al desastre alimentario conocido.
 
En esa medida y pagada con dineros del Estado, ha aparecido como por arte de magia, una organización, que dice ser parte del gremio, conocida como Demogan, por nadie conocida solo hasta ahora con el patrocinio del Gobierno, para que con el cuento de la democratización de los organismos de dirección de Fedegán, causar la salida de Lafaurie, para castigar a este y al gremio que tanta gloria económica le ha dado al país.
 
Quien dirige esta maniobra, es Roberto Ramírez Ocampo, célebre su hermano, quien manifestó en reciente invitación poco afortunada por cierto, ser contratista del Estado y no ser ganadero; pueden Uds., imaginarse el afán torticero del Gobierno, de eliminar a como dé lugar la actual jerarquía gremial.
 
El Huila ganadero le debe mucho a Lafaurie, desde hacer parte en la directiva gremial a nivel nacional en forma casi permanente, todo el proceso de vacunación exitoso contra la fiebre aftosa, el mejoramiento de la calidad de la ganadería y haberlo sacado de las penumbras gremiales y colocarlo en el sitio importante de la realidad económica nacional, entre otras muchas.
 
Ser exitoso trae envidias en una sociedad absolutamente carcomida por la incapacidad y la ineptitud, y utilizar el Estado para la persecución contra las personas exitosas, es de contera una infamia.