La DW y la expulsión de la activista alemana

Por: 
Eduardo Mackenzie
01 de Agosto 2021
compartir
La agencia alemana de prensa DW fue incapaz de presentar de manera imparcial y equilibrada su versión sobre la expulsión de Colombia, este 29 de julio, de la activista alemana Rebecca Linda Marlene Sproesser. La DW faltó a su deber de explicar con claridad y verificar rigurosamente los hechos.

La agencia alemana de prensa DW fue incapaz de presentar de manera imparcial y equilibrada su versión sobre la expulsión de Colombia, este 29 de julio, de la activista alemana Rebecca Linda Marlene Sproesser. La DW faltó a su deber de explicar con claridad y verificar rigurosamente los hechos.

 

Sin un texto y sólo con un corto video de un minuto y 17 segundos (1), la DW se las arregló para desfigurar lo que había ocurrido y decir de manera subliminal a sus abonados que la expulsión de la activista había sido injusta. Para eso utilizó dos mentiras: 1.- que la expulsión se debió a que ésta se había “sumado a las protestas”.

 

Tal fórmula deja perplejo al lector informado. Rebecca Sproesser no se “sumó” a las protestas, ella colaboró de manera activa y directa, y lo dijo, con los bastiones más violentos de la “primera línea” en Cali (Siloé, Meléndez, Calipso, Loma de la Cruz) y se empeñó en difamar desde allí y sin freno al jefe de Estado colombiano Iván Duque y a la Policía Nacional, en las redes sociales. Sus amigos alegaron que esa expulsión era un acto arbitrario del gobierno contra una “periodista”. Ella no es periodista, ni intervino en esa calidad. Rebecca Sproesser había entrado a Colombia como turista pretextando que quería “aprender a bailar salsa”.

 

La segunda mentira: la DW aseguró que en Colombia “el descontento continúa”. Lo que ocurre es lo contrario. Una ola de indignación recorre al país contra los impulsores de las “protestas” que crearon bloqueos, incendios y dejaron miseria, muertos, heridos y mutilados en más de 15 ciudades del país. El “descontento” no es de las mayorías contra el gobierno sino de éstas contra la minoría sediciosa que apoya la activista Sproesser. El país agradece a la fuerza pública sus sacrificios en vidas humanas en la lucha para vencer la ola subversiva.

 

La frase correcta de la nota de la DW fue esta: “Las autoridades colombianas argumentan que la joven alemana que participó en las protestas contra el Gobierno de Iván Duque estuvo implicada en actividades que no tenían que ver con su condición de turista.” Esa expulsión respetó las normas de derecho vigentes en Colombia.

 

(1).- https://www.dw.com/es/una-alemana-expulsada-de-colombia/av-58704750

 

30 de julio de 2021