Las cabalgatas, patrimonio cultural de los colombianos

Por: 
Alirio Galvis
13 de Agosto 2014
compartir
Para algunos colombianos los conceptos de identidad cultural, de patrimonio, de marca y de institucionalidad resultan bien conocidos y de manejo diario al interior de empresas y organizaciones, porque están orientados al posicionamiento de sus portafolios, de sus productos y servicios.
Para algunos colombianos los conceptos de identidad cultural, de patrimonio, de marca y de institucionalidad resultan bien conocidos y de manejo diario al interior de empresas y organizaciones, porque están orientados al posicionamiento de sus portafolios, de sus productos y servicios.
 
FEDEQUINAS es una entidad que en el 2014 cumplió 30 años de trabajar en torno a esos conceptos, solo que a diferencia de otras empresas nuestro mayor producto es el caballo criollo colombiano, orientamos nuestra identidad cultural hacia los temas relacionados con el mundo equino como los festivales, las cabalgatas, las exposiciones por ello nuestra marca es el caballo criollo. Nuestra institucionalidad  está representada en la labor que adelantamos y que nos confirió el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural: llevar el libro Genealógico de la raza del Caballo Criollo Colombiano de Paso, además expedir los registros a través de 24 Asociaciones adscritas en todo el territorio nacional.
 
Se desconoce nuestra tarea cuando se toma la decisión de acabar con actividades equinas como las cabalgatas, porque son una tradición a nivel
regional, local, que agrupan a las comunidades en torno al caballo, que representan divertimento en donde se realizan, que permiten apreciar la belleza e hidalguía de nuestros ejemplares y que hacen parte de los atractivos principales del sinnúmero de festividades que tienen lugar en nuestro país.
 
Con el mayor respeto por las decisiones de las autoridades de municipios y de ciudades en Colombia, FEDEQUINAS en representación de su gremio es receptiva al escuchar los cuestionamientos que se hacen en torno a ellas, sin embargo defiende su realización por considerar que las cabalgatas además de hacer parte de la historia y tradición en nuestro país, son espacios de encuentro de todos los amantes del caballo, una sana actividad que agrupa a la familia, por lo que consideramos deben continuar siendo parte activa de nuestro desarrollo social, de la generación de empleo y por supuesto entendemos, que deben regirse en el marco de la institucionalidad de los sitios donde se lleven a cabo.
 
En Colombia se sataniza rápidamente y las cabalgatas han sido objeto de esta práctica. Como Federación nuestro mayor interés es propender por el fomento de todas las actividades que se realicen en torno al caballo criollo colombiano, sin embargo hasta la fecha no hemos sido consultados, ni siquiera invitados a participar de la toma de decisiones en torno a acabar las cabalgatas.
 
Nuestra propuesta como gremio es que, como toda actividad donde participan personas y animales, tenga un reglamento aplicable a nivel nacional teniendo en cuenta aspectos como: el sanitario, para que participen ejemplares en buenas condiciones de salud y las demás que exigen autoridades como el ICA, además que los caballos estén bien herrados, alimentados e hidratados. El logístico, porque toda cabalgata debe contemplar que el recorrido esté diseñado para el disfrute de los participantes y del público que la aprecia, para que sea una actividad organizada y se controlen todos los tramos es importante que, se cuente con el apoyo de las autoridades de Policía, que nos colaboran incansablemente al manejo del orden público y no permiten su alteración, y nos apoyan a que se controle la ingesta de licor  y se determine un lugar específico para su consumo.
 
Durante los recorridos además tener en cuenta que todos los participantes estén debidamente identificados, desde los niños hasta los adultos mayores, el aspecto de la seguridad es muy importante, que la cabalgata ofrezca medidas mínimas de protección para las personas (no al porte de armas), para los equinos, y en general para que la cabalgata en su recorrido sea un rato de verdadero esparcimiento.
 
Los cierres de las cabalgatas se pueden planear para que las empresas de licores, de alimentos, del mundo del espectáculo, de la música y del entretenimiento se vinculen y se generen espacios de “remate” en lugares establecidos por los organizadores de los eventos, con ello se genera empleo, se brindan oportunidades comerciales y una actividad equina como ésta, pueda culminar sin contratiempo alguno.
 
Las cabalgatas han sido en nuestro país una representación de la cultura, de las costumbres de los pueblos, ligadas también al espectáculo de apreciar bellos ejemplares, al entretenimiento de las comunidades cuando ven pasar a un jinete o una amazona montando a un caballo criollo colombiano. FEDEQUINAS invita a los colombianos a cuidar y conservar nuestro patrimonio cultural porque las cabalgatas son símbolos históricos de las exposiciones equinas, por ello a todos los amantes del caballo la Federación los invita a tomar las riendas de nuestros ejemplares con responsabilidad!