Los buenos precios para el productor seguirán

Por: 
Oscar Cubillos Pedraza
14 de Octubre 2021
compartir
Entrando octubre se publicaron las cifras de exportaciones de 2021 acumuladas a agosto que reflejan aún mejor rendimiento en lo corrido del segundo semestre frente al primero, sabiendo que los seis meses iniciales fueron muy buenos.

Entrando octubre se publicaron las cifras de exportaciones de 2021 acumuladas a agosto que reflejan aún mejor rendimiento en lo corrido del segundo semestre frente al primero, sabiendo que los seis meses iniciales fueron muy buenos.

 

Así lo muestran las cifras: USD148 millones acumulan las de carne que incluyen USD11 millones de despojos, mientras que las de animales en pie llegan a USD91,4 millones; las de leche y derivados lácteos USD20,4 millones, acumulando en los primeros ocho meses del año USD260 millones.

 

En ese sentido se espera que al año termine alrededor de los USD400 millones en exportaciones, cifra no registrada desde hace casi una década, en condiciones diferentes de transporte y logística del negocio, cuando el 98% de los envíos al exterior se dirigían hacia Venezuela. 

 

Y resalto de manera recurrente la buena dinámica exportadora y los buenos precios a los que el ganadero está logrando vender sus animales gordos y flacos, aunque a muchos nos les guste, y se señale al sector ganadero de la subida de precios de la carne, escondiendo las ineficiencias de otros eslabones de la cadena.

 

Pero como soy optimista y romántico, aunque me “acusen” de ello, es bueno entender que la dinámica de buenos precios para el productor y los altos y crecientes envíos al exterior seguirán en el corto, mediano y largo plazo. Es muy bueno, luego de tantas dificultades que el sector ganadero ha debido enfrentar.

 

Y es que hay que tener el panorama próximo, en donde otros países inicien con la compra de carne a Colombia, fundamentalmente los de ubicación geográfica en Medio Oriente como Kuwait y Bahréin cuya demanda se viene incrementando. De allí la importancia de hacer presencia en ferias de orden mundial como Expo-Dubai 2020 que ha iniciado hace unos días, y en donde se concretarán negocios, que es lo que necesita el país y nuestro sector.

 

Pero además viene Indonesia, en Asia Pacifico, con más de 250 millones de habitantes, en donde la labor de diplomacia comercial ha sido fundamental para darle apertura a dicho mercado. ¿Se imaginan entonces el dinamismo de nuestro sector con estos nuevos mercados abiertos? Y el plato fuerte vendrá con China y EEUU en el mediano plazo.

 

Claro, muchos deseosos de tener materia prima barata para abastecer solo al mercado interno de carne, de menor poder adquisitivo a los internacionales, y que además debe competir con pollo y cerdo importado; no les agrada que al sector ganadero le vaya bien, porque su negocio como tal se contrae.

 

Lo que es bueno evaluar es que tradicionalmente se la ha cargado la responsabilidad de la competitividad al sector ganadero, que aun hoy con precios más tonificados lo sigue siendo internacionalmente. ¿Pero acaso la competitividad corresponde solo a un eslabón de la cadena de valor? ¿Cuál es el compromiso de los demás eslabones para ser más eficientes?

 

Pero tampoco olvidemos al sector lechero que como el Ave Fénix parece estar renaciendo en materia exportadora sin desconocer las sensibilidades que tenemos en materia importadora. Cada uno describe cómo le fue en la fiesta según con la que le tocó bailar, ahora, a nosotros, al sector ganadero le tocó bailar con la bonita.

 

@ojcubillosp