Por qué se protestan los TLC?

Por: 
Glen Valencia
14 de Febrero 2013
compartir
Los Tratados de Libre Comercio son acuerdos comerciales que se hacen entre gobiernos, para lograr un bien entre las partes, pero deben hacerse sin perjudicar a su población y salvaguardar en estos casos a los gremios que salgan perjudicados en dichas negociaciones.
Aquí en Colombia vemos que cada vez que se firma o se habla sobre un TLC con cualquier país del mundo, se hace un festejo de grandes dimensiones, sin medir las consecuencias negativas que traen para algunos sectores, como es el caso de la ganadería que se ha llevado la peor parte y no se ve la mas mínima intención de aplicar medidas para salvaguardarlo.
 
Como dijo el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, “físicamente estamos haciendo la multiplicación bíblica de los panes”, pero muy respetuosamente pregunto ¿será que para que esos panes lleguen al gremio ganadero tendremos que esperar que entre, mas leche en polvo y harina de trigo de contrabando para elaborar  dichos panes? porque el milagro solo lo hizo Jesús.
 
Nosotros los pequeños, medianos y todos los ganaderos en general, no protestamos por protestar, sino porque  cada día que pasa vemos con mucha preocupación cómo se está acabando la ganadería colombiana. (Lea: Ganaderos piden al Gobierno claridad sobre entrada en vigencia de TLC con UE)
 
Las familias que vivimos (hoy día mal vivimos) de ella, por la desigualdad de competitividad que existe con los países que se firman dichos tratados. Tenemos años de estar viendo que se avecinan los TLC y ni los gobiernos (anterior y presente), ni el Estado se prepararon para que tengamos equidad entre las Partes. Y mucho menos a los ganaderos se nos ha brindado el apoyo y las herramientas necesarias para ser competitivos.
 
Todos los años vemos como se escasean los alimentos por el intenso verano, y luego llegan las arremetidas de las lluvias y acaban con lo poco que queda, sin que se tomen medidas que ayuden a solucionar dicha problemática. Para colmo de males los caminos se vuelven de herraduras hasta el punto de ser imposible sacar lo producido y como siempre los arreglos de las vías terciarias quedan en solo promesas. Vías que son mucha de importancia y necesarias para la competitividad. (Lea: El sector lácteo expone en Montería todo tipo de preocupaciones por TLC´s)
 
En lo concerniente al departamento del Magdalena la mayoría de estas vías se logran arreglar gracias al aporte que hacemos  quienes utilizamos dichos  tramos carreteables sin ayuda  del Estado, no sé como funcione este tema en otros departamentos.
 
Pienso que una forma de  ayudar a solucionar el problema de las vías terciarias;  construir  embalses para regar sembrados de pastos de corte y todo lo concerniente a la alimentación de los animales para prepararse para las épocas criticas, podría ser la creación de bancos de maquinarias por parte del Gobierno y manejados por los comités de los gremios permitiendo así un menor costo para los beneficiarios. Teniendo las maquinarias el costo sería menor. (Lea: "El TLC no va a ayudar al sector lechero": Jorge Saade, Gerente Coolesar)
 
Repito las ganas de protestar no son solo por protestar, sino por la angustia, y el desespero que tenemos todas las personas que vivimos de la ganadería y que es el sustento de nuestras familias. Cada día que nos levantamos vemos todo de mal en peor,  un horizonte más oscuro y  esperando, ojalá no sea así, la estocada final, el TLC con la Unión Europea, si no se toman los respectivos correctivos.