¿Qué pasa con la parafiscalidad ganadera?

Por: 
Carlos Germán Osorio Neira
26 de Abril 2018
compartir
Hasta ahora no se conoce cuál ha sido la destinación de los recursos recaudados por el Ministerio de Agricultura a través de la Cuenta Nacional de Carne y Leche, en más de 2 años de administración.
Hace más de 2 años que el Ministerio de Agricultura y desarrollo Rural – MADR asumió la administración de la parafiscalidad ganadera y hasta ahora no se conoce información sobre la destinación que se está dando a estos recursos, más allá de los que se presume están asignando a la vacunación antiaftosa.
 
Hasta 2015, último año en que Fedegán administró el Fondo Nacional del Ganado-FNG, además del programa de Salud y Bienestar Animal, responsable de la campaña antiaftosa, funcionaron los de Cadenas Productivas, Investigaciones Económicas y Ciencia y Tecnología.
 
El equipo técnico de Fedegán-FNG no se dedicó solamente a gastar el dinero del recaudo, se esforzó también por gestionar recursos externos, incluidos donaciones internacionales, logrando llegar a $ 160.000 millones que equivalen a 2 años de recaudo.
 
En los 22 años de administración de Fedegán, además de conseguir la erradicación de la fiebre aftosa y de bajar la presentación de la brucelosis, se diseñaron programas y proyectos cuya calidad es reconocida nacional e internacionalmente.
 
Algunos de los logros obtenidos incluyen 42.000 trabajadores y ganaderos formados a través de escuelas de mayordomía y otras capacitaciones integrales; mediante las Brigadas Tecnológicas se transfirieron tecnologías de conservación de forrajes y suplementación a 86.000 personas; con el programa de extensión ganadera Asistegan, se atendieron 23.800 familias de pequeños productores.
 
Producto de las acciones desarrolladas, especialmente de la operación de Círculos de Excelencia, se logró consolidar un grupo importante de Fincas Sobresalientes, con indicadores de productividad y costos de producción que les permiten competir con explotaciones de países líderes en producción ganadera.
 
Priorizamos también el fortalecimiento de las cooperativas y asociaciones de pequeños productores, alcanzando a llegar a 120 organizaciones en cerca de 3 años.
 
El único proyecto que Fedegán logró salvar de la liquidación fue Ganadería Colombiana Sostenible, que sigue siendo operado por la Federación y el grupo de aliados, constituyéndose en referente internacional por los avances alcanzados en la implementación de sistemas silvopastoriles y prácticas sostenibles, tan pertinentes en la época del Cambio Climático, cuando además la ganadería está siendo cuestionada por los impactos ambientales negativos que generan los actuales modelos de producción.
 
En enero de 2016 el MADR, liderado por el señor Iragorri, tomó posesión del FNG, consiguió su liquidación y se inventó la Cuenta Nacional de Carne y Leche, que sigue haciendo el recaudo con base en la Ley 89 y ha venido gastando esa plata en lo que ha considerado, sin la “incómoda” participación de la Junta Directiva. En pocas palabras, liquidaron el aviso del Fondo Nacional del Ganado, pero la parafiscalidad sigue operando.
 
Como logros de esta administración, se perdió el estatus de país libre con vacunación, que cubría a todo el país y que Fedegán contribuyó a mantener durante 8 años, se liquidó un equipo técnico capacitado, que atendía todos los programas mencionados y los ganaderos dejaron de recibir los servicios que les ayudaban a ser más productivos y rentables, que realmente son sus preocupaciones urgentes.
 
Se rumora que en Bogotá hay una planta igual de grande a la que tenía Fedegán, pero ya no para atender todos los programas que funcionaban en ese momento, sino sólo para coordinar la campaña antiaftosa, que antes se manejaba sólo con 8 personas en el nivel central.
 
Será que cuando el Ministerio entregue la parafiscalidad ganadera, el balance es que toda la plata recaudada en estos 2 años y medio, ¿sólo alcanzó para atender la fiebre aftosa?
 
Carlos Osorio M.V. [email protected]