¡Sí se puede!

Por: 
José Félix Lafaurie Rivera
21 de Febrero 2020
compartir
Colombia es un “iniciado” en el mercado internacional, con exportaciones en pie a Irak y Líbano por 55 millones de dólares en 2019, y de carne a una docena de países, con Rusia a la cabeza, por más de 76 millones.

En la preocupación obsesiva por buscarle mercados a nuestra carne, hoy más posible que nunca gracias a la recuperación del estatus sanitario, regreso de asistir en Dubái al Gulfood 2020, la mayor feria alimenticia de Oriente Medio, con 5.000 expositores de 120 países, entre los cuales me topé, con satisfacción, con un estand con carne colombiana, despachada desde Frigosinú en Montería; una avanzada comercial que demuestra algo importante: ¡Sí se puede!

 

Colombia es un “iniciado” en el mercado internacional, con exportaciones en pie a Irak y Líbano por 55 millones de dólares en 2019, y de carne a una docena de países, con Rusia a la cabeza, por más de 76 millones. De hecho, la balanza comercial de carne, al igual que la agropecuaria, ha sido superavitaria durante la última década, mientras que la balanza total dejó de serlo desde 2013, con un déficit de 10.769 millones de dólares.

 

El futuro económico del país está en el campo como generador de riqueza exportadora, pero hacen falta instrumentos adecuados, a los que se oponen los interesados en promover narrativas demagógicas sobre la tierra y ahuyentar la inversión empresarial. En 2019, las importaciones agropecuarias, a las que se les hace tanto escándalo, alcanzaron 3.620 millones de dólares, mientras las exportaciones, con poca propaganda, sumaron 5.500 millones.

 

Las exportaciones de carne sumaron 132 millones de dólares, frente a importaciones por 33 millones, pero a partir del pico de 511 millones de dólares en 2013, y precisamente porque ya lo hicimos, le hemos propuesto repetir esa meta al Gobierno Nacional para 2022.

 

Las puertas de 18 mercados están abiertas. El ruso crece con la recuperación del estatus sanitario. El chino, con 1.400 millones de consumidores, está afectado por los estragos de la peste porcina y, ahora mismo, por las exigencias de inocuidad en el consumo de proteína animal, derivadas de los temores que despertó el COVID-19, lo cual disparará la demanda de carne bovina. Los de Oriente Medio y el norte de África, concentrados en el Gulfood, suman 2.000 millones de consumidores.

 

Se requiere, eso sí, de una agenda pública exportadora, liderada por los ministerios de Agricultura, Comercio y Relaciones Exteriores, con el concurso de la institucionalidad gremial bajo el liderazgo de FEDEGÁN.

 

1.- Ordenamiento de la producción, con regiones exportadoras próximas a los puertos, trazabilidad y estrictos controles sanitarios; y regiones orientadas al mercado interno, sin que ello se interprete como una condición inferior.

 

2.- Diferenciación de producto: los mercados internacionales exigen “cortes especializados” y un país exportador debe atender esa demanda. Argentina, por ejemplo, fomenta el consumo de cortes como el famoso “asado de tira”, lo cual, sin sacrificar calidad, ofrece al mercado interno cortes de menor precio y reserva los solicitados por los mercados internacionales, permitiendo, además, una máxima rentabilidad del animal.

 

3.- Formalización: Si Colombia quiere dinamizar sus exportaciones, debe aprovechar el esfuerzo del gobierno que modificó el Decreto 1500, para avanzar en la formalización de sus canales internos de distribución, hoy con niveles de informalidad del 70 %.

 

4.- Trazabilidad y movilización de animales: Son dos frentes cruciales en una agenda exportadora, que deben salir del estancamiento en que los sumió el gobierno Santos por decisiones malintencionadas, dictadas por su ánimo persecutorio contra FEDEGÁN.

 

Colombia tiene un camino amplio como exportador de carne. ¡SÍ SE PUEDE!, pero es hora de las decisiones y las acciones.

 

Nota bene. Los lecheros de Cundinamarca, Boyacá y demás departamentos afectados por las heladas, en su mayoría pequeños ganaderos, no solo tienen nuestra solidaridad, sino nuestra gestión ante el Gobierno por medidas efectivas para superar la crisis.

 

@jflafaurie