Agronegocios sostenibles para pequeños productores del Meta

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Septiembre 2018
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Agronegocios sostenibles, ecopetrol, Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia, Universidad de Los Andes, Centro de Estudios de la Orinoquia, CEO, Corporación Corocora, Agronegocios Sostenibles en el departamento del Meta, generación de empleo, oportunidades de desarrollo, Barth Van Hoof, villavicencio, Acacías, Guamal, Castilla La Nueva, Cubarral, El Castillo, El Dorado, granada, Fuente
Las iniciativas se han adelantado con productos como cacao. Foto: ceo.uniandes.edu.co.
Los beneficiarios de este proyecto son unas 1.200 familias productoras de cacao, plátano, café y maracuyá, que van a poder agregar valor para percibir mejores ingreso.
 
Desde noviembre del año pasado, treinta y un asociaciones de pequeños cultivadores de cacao, plátano, café y maracuyá del departamento del Meta son beneficiarios de una iniciativa concebida para que puedan agregar valor a sus productos y cuenten con mercados e ingresos más seguros. Se trata de un esfuerzo conjunto de Ecopetrol, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia, la Universidad de los Andes y su Centro de Estudios de la Orinoquia, CEO, y la Corporación Corocora. (Lea: Los Negocios Verdes: una alternativa de desarrollo para Colombia)
 
Con el modelo de Agronegocios Sostenibles en el departamento del Meta, como se llama el proyecto, se pretende contribuir, a través de la diversificación productiva, a la generación de empleo y de oportunidades de desarrollo económico en esa parte del país, explica Barth Van Hoof, director del mismo y profesor asociado de la Facultad de Administración de Empresas de la citada universidad.
 
Son tres los objetivos específicos del proyecto: 1) Potenciar modelos de negocio y trabajo colaborativo de agrupaciones de productores, mediante el fortalecimiento de sus capacidades técnicas y empresariales. 2) Identificar y lograr la implementación de alianzas entre productores y empresas para la generación de valor agregado y acceso a mercados. 3) Generar resultados de impacto, PARA favorecer el desarrollo económico, social y ambiental de la región.
 
La iniciativa, que comenzó en noviembre pasado y deberá concluir en enero del 2020, se desarrolla en los municipios de Villavicencio, Acacías, Guamal, Castilla la Nueva, Cubarral, El Castillo, El Dorado, Granada, Fuente de Oro y Lejanías, donde unas 1.200 familias integran las mencionadas organizaciones de productores. (Lea: Negocios Verdes logró ventas por $118 mil millones en el último año)
 
Según Nelsy Amanda Herrera Ariza, directora ejecutiva de la Corporación Corocora, ejecutora del proyecto, este trabaja sobre tres parámetros de sostenibilidad: social, económica y ambiental, que fueron definidos por la Universidad de los Andes.
 
En lo económico, con la agregación de valor se busca que los beneficiados encuentren mercados diferentes (incluso externos), para que puedan superar la intermediación a la que siempre han estado expuestos y así conseguir ingresos más remunerativos. Como beneficio colateral se pretende que con la industrialización del cacao, el café, el plátano y el maracuyá, la riqueza se queden en el Meta y se generen más puestos de trabajo en la zona de influencia del proyecto.
 
En el caso del cacao, los esfuerzos se orientarán a la producción de chocolatinas, chocolate amargo y chocolate de mesa, que son los productos más demandados en los mercados internacionales y nacionales (ya hay trece asociaciones que están agregando valor aunque de manera artesanal). (Lea: Negocios verdes en busca del equilibrio con la naturaleza)
 
En cuanto al maracuyá se refiere, ya están produciendo pulpa, y se les mostrarán a los cultivadores las propiedades cosméticas de la fruta, para que a partir del próximo año puedan comenzar a elaborar una variada gama de productos de belleza. En plátano, igualmente ya hay algunas cosas interesantes, como las que ya está haciendo una asociación: unos tostones con sabores a cacao, coco, girasol y ajonjolí, y en café, la idea producir café molido y tostado.
 
Al referirse al acompañamiento que reciben los beneficiarios del Modelo de Agronegocios Sostenibles, Herrera Ariza explicó que se trata de talleres de capacitación en asuntos técnicos, administrativos y de modelo de negocio, así como capacitación por parte de Corporación Corocora sobre colaboración en cadena, para ayudarlos a que se fortalezcan como asociación y como empresas de segundo orden, si es necesario crearlas. Después de dicha capacitación y definido el modelo de agronegocio, se les apoya en consecución de la maquinaria y el equipo necesarios, en la obtención del Registro Invima, en la definición y registro de la marca, en el diseño de empaques y en la implementación del modelo de negocio.