Ganaderos piden una revisión profunda al esquema de pagos de la leche

Por: 
CONtexto Ganadero
17 de Febrero 2017
compartir
precio de la leche, precio de la leche en colombia, aumento al precio de la leche, incremento del 7 % al precio de la leche, precio de la leche pagado al productor, precio de la leche 2017, ministerio de agricultura, ganaderos de boyacá, ganaderos de antioquia, fabegán, asoganorte yarumal, esquema de precios pago de la leche, contexto ganadero, ganadería colombia
El esquema actual es débil y permite que la industria manipule el valor final pagado por cada litro de leche. Foto: CONtexto ganadero.
Tras conocer el incremento del 7 % al precio pagado por el lácteo decretado por el Ministerio de Agricultura, dirigentes ubicados en las cuencas de lechería especializada dejaron ver su malestar ante el aumento, pues consideran que el valor fue establecido sin conocer la realidad de las regiones.
 
El pasado jueves en horas de la tarde el Ministerio de Agricultura reveló a través de su página web el aumento que tendrá el precio base de la leche a partir del primero de marzo, el cual se fijó en un 7 %. El alza estuvo 2 puntos porcentuales por debajo de lo sugerido por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, por lo que las inconformidades estuvieron a la orden del día. (Lea: Precio base que se paga al productor de leche sube 7 %)
 
Es decir, los productores lácteos de Cundinamarca, Boyacá, Antioquia, Quindío, Risaralda, Caldas, Nariño, Cauca y Valle del Cauca, deben recibir en promedio $1.059 por cada litro de leche. Mientras que aquellos ubicados en Cesar, Guajira, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Chocó, Magdalena, Norte de Santander, Santander, Caquetá, Tolima, Huila, Meta, Orinoquia y Amazonia, obtendrán $978 por igual cantidad.
 
Tras el incremento, este diario habló con Víctor Fajardo Becerra, presidente de la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán, y gran conocedor del sector lechero colombiano, quien no ocultó su sorpresa ante el aumento pues lamentó que se lleguen a consensos sin que los gremios o sus voceros estén al tanto.
 
Para el dirigente y quien representa a los productores boyacenses ante la junta directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, es indispensable revisar el esquema de pagos con el que se hace el ajuste año tras año del precio pagado por la leche, ya que tiene en cuenta las realidades y opiniones de los empresarios de las regiones, ni la representación gremial. (Lea: Fedegán pide un aumento en el precio de la leche cercano al 9 %)
 
“Es necesario que se mire a profundidad el esquema de pago, en especial en factores como el transporte. La leche es el único producto que una vez se fija su valor, el ganadero debe asumir en su totalidad el costo de llevar el lácteo hacia los centros de consumo. Por ejemplo en Boyacá se paga entre $60 y $100 por cada litro, tarifa que se define en función de una tabla en la que están los kilómetros a recorrer, pero al final eso significa una deducción importante sobre el valor final de la materia prima”, detalló.
 
Añadió que es necesario insistir en el tema de los laboratorios de leche, pues ellos son los encargados de validar las características composicionales del lácteo. A su juicio Colombia no ha avanzado en el establecimiento de unos recintos que sean referencia conforme a lo se estipuló hace unos años atrás y eso es fundamental si se quiere tener unas reglas de juego claras y en donde se demuestre la realidad del producto obtenido en cada departamento.
 
En tanto, Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, en Yarumal, y quien hace unos años estuvo al frente de la Cámara Gremial de la Leche de Fedegán, aseguró que a pesar de que los indicadores económicos se calculan en porcentajes, el precio de la leche no puede ser pactado en unos aumentos bajo esa misma escala todos los años, por lo que se requiere una revisión profunda al esquema de pagos. (Lea: ¿Por qué la indiferencia de MinAgricultura frente al precio de la leche?)
 
Escuche las declaraciones de Restrepo Flórez
 
El dirigente sugirió que esos incrementos no deben ser en valores porcentuales, pues al final del ejercicio terminan siendo muy frágiles, aunque reconoció que para este año el incremento debían haber sido entre el 8 y el 10 % ante la reforma tributaria que entró a operar hace unas semanas atrás.
 
“Puede que el precio lo empiecen a pagar a $1.100 el litro, pero lo que va hacer la industria es acomodar esa tarifa para que baje a los mismos $1.000. Ellos (industriales) tocan las bonificaciones voluntarias que tienen pactadas con los proveedores, así que en la medida en que las manipulen, el aumento lo va absorber la reducción en esas recompensas”, explicó.
 
El dirigente reconoció que hay empresas, aunque no son todas, que no usan los laboratorios de referencia para determinar la calidad composicional y bacteriológica de la leche que compran sino que hacen el estudio en sus centros de análisis, lo que facilita que se manipule la calidad del lácteo. (Lea: Industria manipula bonificaciones voluntarias para bajar precio de leche)
 
Ambos dirigentes pidieron la revisión en el esquema de pago, y especialmente fortalecer el tema microbiológico de la leche, ya que así se puede estimular aún más aquellos ganaderos que hacen un esfuerzo mayúsculo por producir un lácteo con menos recuento de Unidades Formadoras de Colonia, UFC, y células somáticas. Para lograrlo se requieren unos mayores esfuerzos al interior del hato y eso debe ser reconocido.