Industria manipula bonificaciones voluntarias para bajar precio de leche

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Noviembre 2016
compartir
Pago leche Bonificaciones voluntarias, bonificaciones voluntarias antojo industria láctea, Baja precio leche Cundinamarca, baja precio leche Antioquia, Producción de leche en Colombia, precio del litro de la leche, importaciones de leche, Alpina, Alquería, Baja precio leche noticias noviembre 2016, baja precio leche Cundinamarca Antioquia noviembre 2016, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Las empresas acopiadoras del lácteo suben y bajan el precio a su antojo con las bonificaciones voluntarias. Foto: www.traslacoladelarata.com
Ganaderos denunciaron que la industria usa a su antojo estos beneficios para ajustar el precio de la leche, cumpliendo con el pago obligatorio estipulado en la resolución 017 de 2012 pero afectando sensiblemente el bolsillo del productor. 
 
Luego de la denuncia hecha por ganaderos de Cundinamarca, según la cual las empresas acopiadoras habían reducido el pago de la leche, varios productores también reportaron que en Antioquia también se presentó una disminución del precio.
 
Según fuentes consultadas por CONtexto ganadero, las empresas bajaron el pago del litro entre $30 y $90 en varios municipios del departamento. (Lea: Empresas acopiadoras bajan pago de leche a ganaderos de Cundinamarca)
 
Algunas empresas han tocado el precio, en lo que tiene que ver con las bonificaciones voluntarias”, señaló Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, en Antioquia.
 
El dirigente gremial aclaró que las empresas no han reducido el precio eliminando las bonificaciones obligatorias, entre las que se encuentran el pago por leche fría, certificación de hato libre de brucelosis y tuberculosis, Buenas Prácticas Ganaderas, BPG; y Unidades Formadoras de Colonia, UFC.
 
Por el contrario, en la resolución 017 se especifica que las voluntarias son desembolsos adicionales que el comprador le otorga al proveedor de manera autónoma. (Lea: Productores de Cundinamarca denunciaron caída en pago de leche)
 
Esas son las bonificaciones que las empresas están tocando, que como dice la resolución son voluntarias. Entonces la industria decide si la da o no, luego de pactarla con el ganadero o con la asociación”, declaró Restrepo.
 
Por esta razón, el presidente de Asoganorte Antioquia sostuvo que actualmente la industria ha cumplido con la resolución 017 de 2012 y que debido a las dinámicas del mercado, ha tenido que ajustar el precio de acuerdo a la oferta y la demanda del lácteo.
 
Sin embargo, ganaderos consultados por CONtexto ganadero aseguraron que este tipo de estrategias son las que refuerzan el abuso de la industria y revelan la forma como modifican el pago de la leche evitando incumplir con la resolución. (Lea: Alquería baja pago de leche a ganaderos de Cundinamarca)
 
Según ellos, las empresas ajustan el precio a su conveniencia, pues en el papel cumplen con la norma reconociendo desembolsos por sólidos totales y demás parámetros ajustados a la normatividad, pero manipulan las bonificaciones voluntarias para pagar el precio mínimo.
 
William Ospina Reyes*, productor de Antioquia, aseguró que varias empresas han reducido el pago por litro de leche entre $30 y $70, ajustando o eliminando dichas bonificaciones voluntarias.
 
Añadió que la gran mayoría de compradores no manejan o no explican con claridad en qué consisten estos desembolsos adicionales y los modifican a su capricho.  
 
Otra práctica abusiva en que incurre la empresa es notificar por teléfono o por correo electrónico la baja del precio, sin que medie ningún tipo de explicación concreta de las razones por las que disminuye el valor. Así lo contó Julio Pinilla Gómez*, un ganadero de Zipaquirá, a quien la empresa de productos lácteos El Recreo le rebajó $50 por litro:
 
Nos avisaron por teléfono y nos explicaron que supuestamente había enlechada, pero eso es una mentira. También están diciendo que como los niños salen a vacaciones, entonces tienen que bajarle. Seguramente ellos no comen en la casa”, expresó en días pasados con sarcasmo a este portal.
 
Otro importante grupo de productores se percató de la situación cuando en la colilla de pago vio reflejado un menor valor del que normalmente estaban recibiendo.
 
Ospina también hizo referencia a la incertidumbre de los ganaderos, que entregan el pedido sin saber cuánto recibirán y en muchos casos, sin saber si será aceptado por la empresa. (Lea: Colanta, obligada a aumentar pago de leche por protesta de ganaderos)
 
“Finalmente, como no hay ningún contrato ni nada, solo existe la buena voluntad. El productor envía la leche esperando a ver si al industrial le sirve y la quiere pagar. Hasta que no sé den los contratos de proveeduría que se han promovido desde Fedegán y se logren llevar a la práctica, la situación será igual”, manifestó.
 
Si usted quiere contarnos sobre algún caso de abuso por parte de la industria, escríbanos a [email protected] y déjenos sus datos para comunicarnos con usted.